• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El Jirón Negro. Orígenes

 

 
Generales
 

Edición
 
 
 
 
 


 
Dibujo
 
 
 
 
 


 
Historia
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
1 veces puntuado

 


Bottom Line

Todo héroe tiene unos comienzos. Y es cosa de autores hábiles el mostrarnos el cómo, dónde y porqué una criatura determinada deviene en salvador de inocentes y protector de agraviados. Dolmen ha lanzado una exquisita edición de las primeras aventuras de éste héroe un tanto particular que creemos estará destinado a ocupar un lugar preferente […]

0
Posted 01/10/2012 by

 
Reseña
 
 

Todo héroe tiene unos comienzos. Y es cosa de autores hábiles el mostrarnos el cómo, dónde y porqué una criatura determinada deviene en salvador de inocentes y protector de agraviados. Dolmen ha lanzado una exquisita edición de las primeras aventuras de éste héroe un tanto particular que creemos estará destinado a ocupar un lugar preferente en el salón de la fama del cómic patrio.

Además de nuestra gastronomía, Almodóvar, nuestras fiestas y el tiqui-taca, España es conocida en el resto del mundo por la calidad sobresaliente de sus tebeos. Desde los tiempos gloriosos de Giménez, Font, Fernández, Beá y demás, no hemos dejado en ningún momento de ofrecer al noveno arte autores excelentes. Y bien está que reconozcamos que la producción española de cómics nada ha de envidiar a la que se hace fuera de nuestras fronteras. A la más reciente promoción de autores que no se cansan de generar éxito tras éxito pertenecen Josep Busquet y Pere Mejan,  padres del ser que protagoniza estas viñetas.

La historia nos muestra una plaga de sanguinarios monstruos que horripila una ciudad, dejándola a merced de su furia homicida por mor de simples cuestiones monetarias y de clase. Desprotegida salvo por un grupo de aventureros pintorescos que lucharán contra ellos en fieros encuentros nocturnos bien por el honor y la gloria, bien por recompensas mucho más prosaicas y en efectivo.

¿Héroe?

El Jirón Negro, vampiro de noble estirpe rechazado por los suyos, se ve convertido en defensor de los habitantes de la ciudad casi sin quererlo. Egoísta, lujurioso y asesino, no tiene el protagonista los mimbres necesarios para mutar en lo que luego será. Sin embargo, las circunstancias le llevan a ello y a consentir con su nuevo estatus. Sus motivaciones no acaban de ser todo lo nobles que debieran, pero servirán.

La historia se ha estructurado como si manejáramos más una novela negra que un cómic de aventuras. Se disfruta con lo que nos da y con lo que nos insinúa. Como todo buen relato, tiene más historias subyacentes que la principal, aunque queden simplemente esbozadas. Engancha con rapidez y se resuelve de forma sorprendente, dejando más interrogantes abiertos a la espera de continuidad. Las notas de humor, los momentos de acción y los entretiempos explicativos van sucediendo hasta un clímax final hábilmente conseguido.

Lo negativo a consignar es su brevedad. Nos ha parecido que pide más. Quizá una extensión mayor haría de éste libro una obra más redonda y, por ello, perfecta.

Gris y negro

Pere Mejan usa con maestría su libertad compositiva. No parece que el guión de Josep Busquet le obligue y encorsete en la maquetación de cada plancha. Las viñetas se distribuyen irregularmente de página a página apoyando la narración y dándole viveza. Quedan algo escasas de fondos pero están compuestas con habilidad cinematográfica. Cada plano está en su sitio exacto y con el encuadre que requiere, sin extravagancias.

El dibujo de Mejan tiene su propia personalidad. Cercano a la caricatura en los rostros de los personajes, prefiere no excederse en el detallado para dar vida a sus dibujos jugando con la luz. La noble y difícil técnica del claroscuro no tiene secretos para él y la utiliza con alegría. En cuanto surge la ocasión lanza el pincel sobre la página y rellena de negro las figuras para centrar sobre ellas la mirada del lector. Con ésta pequeña trampa, Mejan crea los ambientes que desea y prioriza los aspectos de la narración que le interesan en cada situación.

Se advierte además una evolución positiva en sus dibujos. Ha depurado su técnica y ha comenzado a tratar cada viñeta como una ilustración independiente. Con ello, el conjunto general de cada página y el total de la obra se ofrecen al lector más cuidadas, tratadas con mayor mimo.

Pinceles revolucionarios

Josep Busquet (Barcelona, 1975) y Pere Mejan (Barcelona, 1972) fueron ambos alumnos de la Escuela de Cómic Joso, y se dieron a conocer con “La Revolución de los Pinceles” también editada por Dolmen y que obtuvo los premios Autor Revelación y Mejor Dibujo del Salón del Cómic de Barcelona 2009.

Busquet es además redactor de Ediciones El Jueves, que edita la famosa revista homónima, mientras que Mejan se ha dedicado principalmente a la ilustración.

Nuestro protagonista, como héroe moderno que es, también tiene perfil en Facebook, que podéis visitar en http://www.facebook.com/pages/El-Jir%C3%B3n-Negro/404609382904886.


José Luis Martín de Las Heras

 
Nací en Alicante hace dos veces veinte años, Estudié Políticas y jugué al fúbol, con desastroso resultado en ambos casos. Ahora, dedicado a la fiscalidad de empresas, continúo alimentándome con eso que llamamos “novela gráfica”, aderezando todo con su poquito de grindcore.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)