• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Hellboy

 

 
Generales
 

Edición
 
 
 
 
 


 
Dibujo
 
 
 
 
 


 
Historia
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
5 totales

 


Bottom Line

Llegado desde el mismísimo infierno, “Hellboy” es un genial pastiche de mitos, personajes, leyendas y tradiciones que se enmarañan en sí mismas dando como resultado un cóctel fácil de beber y difícil (por lo intenso) de digerir. Publicadas originalmente por Norma Editorial como serie de capítulos independientes, aparece la recopilación definitiva de historias de nuestro […]

1
Posted 07/09/2012 by

 
Reseña
 
 

Llegado desde el mismísimo infierno, “Hellboy” es un genial pastiche de mitos, personajes, leyendas y tradiciones que se enmarañan en sí mismas dando como resultado un cóctel fácil de beber y difícil (por lo intenso) de digerir. Publicadas originalmente por Norma Editorial como serie de capítulos independientes, aparece la recopilación definitiva de historias de nuestro demonio rojo en dos volúmenes de lujo para coleccionistas.

Si pudiéramos poner a H.P.Lovecraft, Edgar Allan Poe o Robert Bloch (que escribe uno de los prólogos) a dibujar cómics el resultado sería bastante parecido a “Hellboy”. No echaremos en falta ninguno de los escenarios o actores principales de los universos de Poe o Lovecraft. Demonios, fantasmas, cementerios, caserones ruinosos o dioses primordiales que esperan su momento para regresar. Luego aparecen Rasputín, los nazis, las leyendas del norte de Europa, el ejército estadounidense y una agencia del gobierno que se encarga del estudio de lo paranormal para completar la receta de éste generoso y contundente cocido gótico.

El pegamento que une tan variada cantidad de elementos es el propio Hellboy y el porqué de su llegada a nuestro mundo. El descubrirlo no será tarea simple ni para él mismo ni para el lector. Historia tras historia, se van añadiendo losetas al mosaico, de tal forma que cada nuevo detalle nos aclare una cuestión y nos empuje hacia otra, aumentando proporcionalmente la complejidad de la historia y las ganas que nos entran de que nos cuenten más.

Jack ha venido de visita

El dibujo de Mike Mignola es oscuro como la historia que nos cuenta. Experto en el difícil arte del manchado, su ilustración nace para el blanco y negro, por lo que el coloreado plano de las páginas resulta innecesario. Pintando de negro, Mignola deja que la luz muestre exclusivamente lo que a él le interesa para que la imagen acompañe la narración o sirva como protagonista en solitario.

No hay que buscar mucho para localizar la fuente más evidente del trazo de Mignola. Su diseño de personajes, la composición de las viñetas y otros detalles como las expresiones faciales nos remiten a uno de los grandes de la plumilla y uno de los pilares de la época dorada de Marvel: Jack Kirby.

Y no es esto crítica sino reconocimiento. No es Mignola un imitador ni un continuador. Las viñetas de “Hellboy” permiten identificar a su autor a primera vista, tienen su propia impronta, pero beben de la inspiración de Kirby, autor de algunas de las planchas más memorables de la historia del cómic. Ese “toque” al pincel de Mike Mignola le otorga la unicidad que merece y que reclama desde cada trazo.

En el fondo soy muy sensible…

Hellboy está lejos del superhéroe unidimensional que se limita a repartir mamporros a mansalva. Estopa hay, claro, y en cantidad, pero acompañada. Siguiendo el rastro de otra de sus claras influencias, Mignola dota a Hellboy de una personalidad enrevesada y atormentada. Como si criatura de Alan Moore fuese, las dudas sobre su propia identidad y el motivo de su existencia le angustian y condicionan en muchas ocasiones.

Su naturaleza demoníaca y su supuesta misión entrarán en conflicto con su vida entre humanos y otras criaturas sobrenaturales, dotando al personaje de nuevas vetas donde explorar más allá de las líneas argumentales principales de cada historia. Otras veces, como en la soberbia “El Cadáver”, Mignola se limita a contar una historia, y a fe nuestra y de muchos, que lo hace muy bien. Prescinde entonces de psicologías y acelera el pulso narrativo. Incluso se autoparodia con toda la intención cuando le viene en gana (veáse la divertida historia “Tortitas”).

Entintando superhéroes

El californiano Mike Mignola comenzó profesionalmente como entintador (¿aún se usan?) en Marvel dando tono a series como “El increíble Hulk” o “Daredevil” para después pasar a DC donde se ocuparía de tomos limitados y de ilustrar portadas, colaborando con otras vacas sagradas como Howard Chaykin. En 1994 aparece en Dark Horse Comics el primer volumen de “Hellboy” cuya historia fue encargada por el propio Mignola al guionista John Byrne confiando en su capacidad como escritor.

El éxito internacional le ha llevado a publicar algún spin off sobre otros personajes de la serie y a dos discretas e irregulares películas dirigidas por Guillermo del Toro, con Ron Perlman en el papel del Hellboy.


José Luis Martín de Las Heras

 
Nací en Alicante hace dos veces veinte años, Estudié Políticas y jugué al fúbol, con desastroso resultado en ambos casos. Ahora, dedicado a la fiscalidad de empresas, continúo alimentándome con eso que llamamos “novela gráfica”, aderezando todo con su poquito de grindcore.


One Comment


  1.  
    paola

    Este personaje me encanta, tanto los comics como las películas son buenísimas. He visto los filmes online en la página de HBO, pues me la recomendaron ya que las películas en esta página tienen muy buena resolución.





Deja una respuesta


(required)