• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Cómo esconder un león

 

 
Generales
 

Autor:
 
Ilustrador:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Rango de edad: A partir de 4 años.
 
Número de páginas: 32 páginas.
 
Valores implícitos: Amor, amistad. Compañerismo. Respeto.
 
Dibujo
 
 
 
 
 


 
Historia
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Valores
 
 
 
 
 


 
Entretenimiento
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Todo. Formato ideal para leer en compañía. Buenas ilustraciones y texto legible, con un vocabulario sencillo. La historia es divertida y entrañable.

Negativo


Nada.


0
Posted 04/11/2019 by

 
Reseña
 
 

La imaginación de los niños es un campo tan fértil que no hay nada mejor que echar buen abono para que florezcan las flores más maravillosas. Beascoa es, sin lugar a dudas, un lugar magnífico en el que escoger buena simiente. “Cómo esconder un león” es un cuento maravilloso sobre la aceptación del otro. De la mano de Iris, una niña que un día encuentra un león en su jardín, los niños aprenderán a ponerse en el lugar del otro y a no juzgar de antemano. Las ilustraciones son entrañables.

Iris se lleva un buen susto cuando, una mañana de verano, un gran león trata de meterse en su casita de juguete. Parece asustado, así que la pequeña decide esconderlo para evitar que le hagan daño los mayores. Helen Stephens relata esta curiosa amistad de forma entrañable. Una fábula sobre la aceptación para leer y disfrutar en familia. Especialmente recomendable a partir de 4 años.

Escondido

Todo empieza una mañana de verano cuando un león muy sofocado decide ir a la ciudad para comprarse un sombrero. Pero claro, a los adultos esto les parece raro. Como no entienden qué quiere el animal, se asustan y lo persiguen. El león huye de ellos, también asustado y se esconde en un patio vecinal. Allí se encuentra con Iris.

Iris no es mayor, así que no tiene miedo del león. Lo oculta, le cura sus heridas y juega con él. Pero claro, esconder un león enorme, peludo y ruidoso es muy difícil. Especialmente si el león se duerme en cualquier sitio. Esto le acarreará muchas complicaciones a Iris.

Con cariño

Cuando las cosas se hacen con cariño se hacen mejor. Este es el caso de “Cómo esconder un león”. Un cuento entrañable con unas ilustraciones preciosas que, además, facilitarán la labor a los pre lectores. Su formato cartoné con ilustraciones a toda página y frases cortas con grafía sencilla lo convierten en un instrumento magnífico para iniciarse en la lectura. Helen Stephens, ilustradora y autora, cuida los detalles para convertir este cuento en una delicia al alcance de todos.

Iris es una niña y, como todos, observa el mundo desde la inocencia y la humildad. Sólo ella ofrece cariño a un animal indefenso, saltando por alto que el animal en cuestión triplica su tamaño. Los adultos son violentos con lo que no conocen. Sólo Iris sabe ver más allá. Juntos se lo pasan bien, pero ocultarlo a sus padres demuestra ser mas complicado de lo que creía. Cuando descubren a la fiera, ésta huye. Iris les enseñará el valor de confiar en el amor como forma de comunicación. 

El cuento es simple, con un importante mensaje en pro del amor y el respeto hacia los demás. Incluso los más pequeños sabrán valorarlo. Como también valorarán las ilustraciones. Un gran ejemplo de hermosa sencillez que nos traslada a los cuentos de toda la vida. Sin artificios, destinándose a su público infantil.

Valores positivos

Toda la gente del pueblo se quedó asombrada…menos Iris, que dijo:

-Ya os habia dicho que era un león bueno.

Muchos cuentos destinados a la infancia se centran hoy en día en enseñar a los más pequeños a lidiar con las emociones. Miedo, tristeza, apego. Sin menospreciar esta encomiable labor, desde El Mar de Tinta también apoyamos las historias que, simplemente, buscan agradar. En “Cómo esconder un león” vemos clara la intención de mostrar a los niños que nunca hay que juzgar a los demás de antemano. Pero, y esto es crucial, es un cuento que persigue la diversión. Sin más. Pasar un buen rato con un cuento divertido, lleno de imágenes de vivos colores y personajes amables que consiguen ser amigos a pesar de tener todo en contra.

Siempre es positivo enseñar por medio de los cuentos. Esa es su razón primigenia. Pero últimamente parece que están perdiendo su naturaleza: entretener. Rompemos una lanza en pro de esos libros y cuentos ilustrados, como el que nos ocupa, que (sin ser moralistas) cumplen su función. Alegran la vista y promueven la lectura. “Cómo esconder a un león” cuenta con todos los elementos imprescindibles para hacer de él un libro de cabecera. 


María Reyes Borrego

 


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)