• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Soy un Conejo

 

 
Generales
 

Autor:
 
Ilustrador:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Rango de edad: De 0 a 5 años.
 
Número de páginas: 25 páginas
 
Valores implícitos: Amor por la naturaleza, aprecio por los pequeños placeres, aprendizaje del inglés, aprendizaje de las estaciones.
 
Dibujo
 
 
 
 
 


 
Historia
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Valores
 
 
 
 
 


 
Entretenimiento
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
5 totales

 

Positivo


Las ilustraciones son realmente deliciosas.

Negativo


Nada


0
Posted 12/10/2015 by

 
Reseña
 
 

Lata de Sal no para de sorprendernos. El pasado mes de septiembre llegaba a las librerías un cuento tan encantador como indispensable: “Soy un Conejo”,  ilustrado por el gran Richard Scarry. Perfecto para niños de 0 a 5 años, esta historia sencilla y mágica encantará a toda la familia. Un álbum vintage que demuestra, una vez más, que los clásicos nunca mueren.

En El Mar de Tinta recordamos con cariño las obras ilustradas por el bostoniano Richard Scarry. Muchos de nosotros crecimos y aprendimos a leer acompañados de sus fascinantes ilustraciones. Algunos de sus cuentos, más de 300, pueden encontrarlos editados por Kókinos. Ahora, Lata de Sal se suma a la iniciativa de recuperar otros títulos del artista con esta preciosa edición bilingüe.

Nicolás y las estaciones

El texto de “Soy un conejo” está escrito por Ole Risom y narra la historia, en primera persona, del pequeño conejo Nicolás. Con pocas palabras, Risom nos cuenta el día a día del animal en el bosque en el que vive. Una excusa perfecta para que los más pequeños aprendan las estaciones y el paso del tiempo, así como los cambios que éstas suponen para la flora y la fauna silvestre.

Soy un conejo 4

Así, los lectores acompañarán a Nicolás a recoger flores en primavera, a perseguir mariposas, a observar a los insectos en verano y contemplar el cielo, a ver las hojas caer en otoño y la nieve en invierno… todo ello arropado por los alegres dibujos de Scarry, construyendo un delicioso homenaje a la exuberante madre Tierra y los seres que la pueblan.

Las pocas líneas que conforman el cuento lo harán el preferido de los niños que aún no lean. Aún así, el texto se integra en las ilustraciones, las cuales tienen un protagonismo casi absoluto. El detallismo es la principal característica del estilo de Richard Scarry y una de las cualidades que hacen tan irresistibles sus ilustraciones. Son láminas para releer una y otra vez.

La fórmula perfecta

Ole Risom fue uno de los editores más importantes de literatura infantil. Junto a Richard Scarry, dio a luz a un sinfín de álbumes y cuentos para niños. Codo con codo, encontraron la fórmula perfecta para atraer a los pequeños al fantástico mundo de la literatura. Historias sencillas, didácticas, con las que además de generar el hábito lector, el niño aprende.

Soy un conejo 2

En el caso que nos ocupa, aprenderán junto a Nicolás las estaciones y a identificar, gracias a las ilustraciones del artista norteamericano, la flora y fauna de los bosques. Son libros-juego, con los cuales el niño puede interactuar (ayudado por sus padres), buscar los pequeños detalles y recrearse en la sencilla poética que esconde el texto.

Todo un acierto

Recuperar este clásico ha resultado un éxito. Además de tocar la fibra sensible de los padres nostálgicos (como nosotros), el estilo clásico de las ilustraciones de Richard Scarry llama mucho la atención, rodeado como está de tanto álbum “moderno” o con ilustraciones preciosistas que, si bien maravillosas, parecen estar pensadas más para adultos hedonistas que para niños.

Soy un conejo 3

“Soy un conejo” es, en definitiva, un álbum pensado por y para el público infantil. Transmite valores (el amor por los animales y la naturaleza) y educa, al mismo tiempo que el niño se divierte. Asimismo, Lata de Sal tiene el buen gusto de presentar una edición cuidada y bilingüe, añadiendo otra función pedagógica al ya de por sí precioso cuento. Las frases son construcciones básicas, ideales para dar los primeros pasos en el aprendizaje del inglés.

La todavía joven editorial Lata de Sal ha vuelto a dar en el clavo. Su colección Vintage no para de crecer, en loable labor por  recopilar obras inéditas en nuestro país con más de 30 años de antigüedad (“Soy un Conejo” se publicó en 1963) y cuya repercusión los ha convertido en clásicos. Una iniciativa fabulosa, con la que nuestros pequeños aprenderán a amar cuentos que siguen, a día de hoy, haciendo las delicias de niños y mayores. 

Y como broche de oro, les dejamos un entrañable vídeo de los efectos que puede tener su lectura en los más pequeños. ¡Pura adicción!


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)