• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Una pequeña… gran cosa

 

 
Generales
 

Autor:
 
Ilustrador:
 
Editorial:
 
Rango de edad: A partir de 3. Los prelectores también disfrutarán de este título con la lectura en familia.
 
Número de páginas: 40
 
Valores implícitos: Amor por los animales, respeto, superación de los propios miedos, juegos, conocimientos, descubrimiento del medio ambiente, marca de objetivos alcanzable.
 
Dibujo
 
 
 
 
 


 
Historia
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Valores
 
 
 
 
 


 
Entretenimiento
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Todo. Las ilustraciones, el mensaje implícito, la historia. Destacamos que ésta última es cotidiana, y el niño la podrá identificar como suya.

Negativo


Nada.


0
Posted 10/03/2018 by

 
Reseña
 
 

La editorial Corimbo vuelve a dar el do de pecho con su última novedad. Un álbum ilustrado en cartoné con el cual los pequeños lectores aprenderán que superar los miedos y abrirse a nuevas experiencias es tan sencillo como importante.

Firma “Una pequeña… gran cosa” Tony Johnston, autora californiana galardonada con diversos premios de literatura infantil y más de cien cuentos para niños en su haber. La escritora norteamericana presenta en este álbum una historia sencilla y emotiva sobre una tarde en el parque.

Lizzie pierde el miedo

La bonita protagonista de “Una pequeña… gran cosa” es Lizzie, quien ha ido al parque a pasar la tarde. Entre juegos, idas y venidas, la niña se encontrará súbitamente con un animal que la hará parar de repente y quedarse totalmente quieta: un perro.

Su dueño, al ver el titubeo de la pequeña, le informa que no tiene por qué preocuparse pues Cecile es una perrita muy amable: no ladra a los niños y sólo muerde su comida. Poco a poco, animada por el dueño del perro, Lizzie hace frente a sus miedos y se acerca al can, acariciándola primero y paseándola después. Juntas, Cecile y Lizzie empezarán a conocerse mientras pasean por el parque.

Así, la niña aprende a no temer a lo desconocido, a rechazar los temores infundados y convertirlos en curiosidad y respeto hacia el mundo animal. Con un pequeño paso, se consigue algo trascendente para el desarrollo emocional del niño.

Aprender jugando

En El Mar de Tinta estamos encantados de encontrar entre las novedades álbumes que, además de albergar historias divertidas, tiernas o emotivas, destilan valores. En “Una pequeña… gran cosa” encontramos este tipo de enseñanzas, que nos parecen de suma importancia en edades tempranas. Destaca sobre todo la necesidad de interactuar con las mascotas, desarrollar desde niños el respeto y amor por el mundo animal. Como resalta el dueño del perro en el texto de Johnston, un perro no tiene que ser agresivo si no lo tratas mal.

Del mismo modo, a través de esa nueva amistad que se forja entre el can y la niña, la escritora nos habla de la superación personal: Lizzie se enfrenta a su miedo a los perros y descubre, al pasear a Cecile, que no hay nada que temer. Con un pequeño gesto, descubre algo grande y bello para atesorar y crecer como persona. Del mismo modo, también el adulto se enriquece de la experiencia: el dueño del perro congenia con una niña pese a que no le gustan demasiado. Cecile es el nexo de unión para que dos personas se traten con amabilidad.

El álbum gustará tanto por su contenido como por los valores implícitos. Los lectores se verán reflejados en él: Johnston utiliza el costumbrismo con inteligencia, la cotidianeidad de una tarde del parque y crea una historia real, del día a día de cualquier niño después de salir del colegio.

Ilustraciones entrañables

Nos entusiasma el estilo que Hadley Hooper imprime a las ilustraciones para este álbum. La dibujante lleva relativamente pocos años dedicada al mundo del cuento ilustrado ya que antes era ilustradora editorial de revistas y otras publicaciones. Sus composiciones tienen un toque vintage muy atractivo, que evocan a los grabados de los libros infantiles de primeros a mediados de siglo XX, como los de Ludwig Bemelmans protagonizados por la traviesa Madeline o las ilustraciones originales de Mary Poppins, realizadas por Mary Shepard.

La ilustradora cuenta en esta entrevista su interesante proceso creativo: mezcla texturas y pinturas al agua para dar vida a sus ilustraciones. El resultado lo podemos valorar con creces en “Una pequeña… gran cosa”, delicioso y vivaz, como sus alegres protagonistas.

Sólo nos queda felicitar a la editorial Corimbo por su excelente buen gusto a la hora de editar álbumes actuales, sorprendentes y con los que los niños pueden identificarse fácilmente. Su catálogo es el perfecto equilibrio entre la literatura contemporánea y los grandes clásicos infantiles. “Una pequeña… gran cosa” es, sin duda, otro cuento perfecto que atesorar para lectores a partir 3 años. 


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)