0
Posted 15/10/2013 by Simón Ruiz Charro in Entrevistas
 
 

La máscara veneciana: entrevista a Gloria Codina


Gloria Codina debuta con la publicación de “La máscara veneciana”, una bella obra con una inusual protagonista, Costanza Contanti, una inconformista veneciana del siglo XV que no encuentra su sitio en un mundo de hombres. La autora nos descubrirá los sentimientos y las emociones de las grandes desconocidas de la historia: las mujeres.

Pregunta: Buenos días Gloria y gracias por la entrevista. En primer lugar, enhorabuena por la consecución del Premio Círculo de Lectores de Novela 2012. ¿Cuáles fueron sus motivaciones para escribir una novela desde un punto de vista tan diferente, haciendo protagonista no sólo a las mujeres del siglo XV, sino también a sus preocupaciones y sus desencantos hacia un mundo de hombres?

Respuesta: Muchas gracias, ante todo por elegir mi novela y por compartir conmigo lo que te ha hecho sentir. La motivación principal fue que Costanza quiso que contara su historia. Ella me eligió a mí para que lo hiciera. En verdad siempre he creído que no hay evolución posible para el ser humano sino aprendemos del pasado. Si te das cuenta, las preocupaciones de Costanza Contanti, siguen siendo, aunque de otro modo, las que cualquier mujer del siglo XXI pueda tener. La libertad de hacer aquello que realmente queremos y no lo que debemos, el amor no correspondido, las imposiciones sociales…

P: ¿Por qué eligió Venecia y la Italia del siglo XV para ambientar su novela?

R: Porque ellas me eligieron a mí. Lo he comentado muchas veces, aunque no me canso de repetirlo. A mí las musas, se me presentan a través de mis sueños. Soñé con Costanza y ella me llevó a la Venecia del renacimiento.

P: ¿Cuáles han sido sus principales fuentes para la investigación de la vida de la mujer en esa época y lugar?

R: Lamentablemente Venecia es una ciudad que tengo pendiente visitar, así que la ciudad descrita es la que vi en mi imaginación y la que visité a través de Google Earth. Sobre el modo de vida de aquella época, he de agradecer que se conserven tantas crónicas de la época. No podemos olvidar que durante el renacimiento, Venecia fue una de las potencias más importantes de las rutas marítimas, por ello existen cientos de crónicas de navegantes y viajeros que la visitaban. También, he podido acceder virtualmente a muchas cartas escritas por mujeres, sobre todo a cartas de mujeres encerradas en conventos que se liberaban a través de sus poemas. Ha sido una experiencia muy instructiva y verdaderamente interesante.

244_0000937595.jpg

P: Desde nuestro punto de vista es todo un acierto el tratamiento en primera persona de la protagonista, ya que nos permite acercamos más al personaje y a los sentimientos de una joven del siglo XV, algo que no podemos leer con mucha frecuencia. ¿Qué le motivó a ello?

R: Siempre escribo en primera persona, ya que son los personajes los que me eligen para que explique su historia. Antes de comenzar una novela, siempre les pregunto: ¿Qué quieres que cuente?

Luego, simplemente comienzo a escribir y ellos mismos van cogiendo forma.

 

P: ¿Qué sensaciones le produjo el recibimiento del Premio Círculo de Lectores? ¿Fue un empujón a su carrera?

R: Por supuesto. Estuve a punto de no presentarme, y hubiera sido un gran error. El Premio de novela Círculo de Lectores es una de las pocas oportunidades que tenemos los escritores noveles de presentar nuestro trabajo. Es el público quien elige al ganador y no hemos de olvidar, que los escritores escribimos para que nos lean. ¿Qué mejor jurado podemos tener? La sensación fue de libertad. Ellos me dieron las alas para poder dedicarme a lo que realmente deseaba hacer, escribir.

 

P: Su novela tiene dos protagonistas con opuestas personalidades. Por un lado, Costanza tiene una mentalidad y no se conforma con el papel que la sociedad le ha dado. Por otro lado, su madre Giulia es una mujer de su tiempo, relegada constatemente a un segundo papel que ella acepta. Ya que no es capaz de imaginar un mundo diferente. ¿Fue su intención reflejar la situación de las mujeres mediante estas mentalidades tan diferentes?

R: Sí. Toda Costanza siempre tiene una Giulia detrás. Ya sea una jefa explotadora, una madre represora, una amiga que no comprende su modo liberal de vivir, o simplemente una política que cree que para ser igual a los hombres, ha de cometer sus mismos errores. Lamentablemente, aún existen muchas “Giulias” en nuestra sociedad actual. Por suerte, cada vez hay más “Costanzas” que saben que si se lo proponen, pueden cambiar su mundo.

 

P: En cuanto a los papeles masculinos, también tenemos un gran contraste entre ellos. Alguno, como Enrico, también rechaza su destino. ¿Cuál es el papel que les da a los hombres en su obra?

R: Estamos acostumbrados a ver al hombre como héroe y a la mujer como una mera comparsa. Los hombres de Costanza, sirven, a pesar de que en esa época, ellos tenían el poder, para enseñarle valiosas lecciones que le muestran toda la crueldad del mundo real. Ella aprende de todo lo que ellos le enseñan, no se pierde ninguna lección y por ello podremos ver una gran evolución en la protagonista en un volumen futuro. Podemos decir que en una época donde la mujer tenía vetada la educación, ellos se convierten, sin desearlo, en sus mejores maestros.

  

P: ¿En qué mujeres de la época se ha inspirado para crear el personaje de Costanza Contanti?

R: En el valor de Jehanne Darc, la defensora de Francia. En la enorme lucha de Christine de Pizan, la primera escritora mujer que vivió de su arte. En la constancia de Rebeca Guarna, una de las pocas doctoras mujeres de la escuela médica Salernitana. Y en numerosas mujeres, como Isotta Nogarola que escribieron sus sentimientos encarceladas detrás de unos gruesos muros donde no deseaban estarencerradas.

 

P: ¿Por qué cree que existe un número tan reducido de novelas históricas con protagonistas femeninos?

R:  Robert Brasillach decía que “La historia sólo es escrita por los vencedores”. Por mi parte siempre he creído que si los historiadores del pasado han relegado a la mujer al papel de madre, monja o viuda, es porque no les interesaba darse cuenta de que ellas eran parte de sus vidas. ¡Qué tontos! Aún no conocían las numerosas ventajas que tiene lo de ser iguales.

 

P: ¿Cree que en la actualidad, en la sociedad occidental, existe una mentalidad machista que impide a las mujeres decidir sobre el rumbo de su vida o intenta apartarlas de ciertas actividades?

R: En la sociedad occidental, aún queda mucho por hacer, pero cada vez menos. Desgraciadamente, siguen quedando vestigios de lo que yo llamo neanderthals.

 

P: Por último, me gustaría darle las gracias por el tiempo dedicado a la entrevista. ¿Los siguientes libros de la saga “Las rosas de Lilith” van a tener un estilo semejante y las mismas protagonistas, mujeres de clase alta? Asimismo, ¿cuál va a ser la época y el lugar en el que ambientará las siguientes historias?

R: Gracias a ti por hacerme esta bonita entrevista. Sobre la saga, solo puedo adelantar que el segundo volumen es la segunda parte de la vida de Costanza y donde el lector sabrá el por qué del nombre “Las Rosas de Lilith”. Sobre el resto, hay numerosos párrafos extendidos, aunque las musas siguen inspirándome. Ellas son las que mandan. Aunque, sí te digo, que la saga crecerá con el tiempo, y que espero podamos ver la evolución de la vida de las mujeres hasta nuestra era, o quién sabe, incluso más allá.


Simón Ruiz Charro

 
Aficionado de la música, el baloncesto, el arte, la historia y los viajes; sigo teniendo especial predilección por emplear mi tiempo disfrutando de la buena compañía y de una agradable conversación. Trabajé como profesor y guía turístico, tratando de que alguna palabra, expresión o explicación haya podido aumentar los conocimientos de quien accedía a escucharme, objetivo que sigue vigente en El Mar de Tinta.