• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Blonde

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
2 totales

 


Bottom Line

El quincuagésimo aniversario del fallecimiento de Marilyn Monroe es la ocasión perfecta para rendir homenaje a la actriz rubia. De entre las numerosas biografías y libros de fotografías hemos escogido uno que destaca por su originalidad y calidad literaria. Con “Blonde” Joyce Carol Oates desnuda a la actriz americana con deslumbrante patetismo, mostrándonos su lado […]

0
Posted 23/08/2012 by

 
Reseña
 
 

El quincuagésimo aniversario del fallecimiento de Marilyn Monroe es la ocasión perfecta para rendir homenaje a la actriz rubia. De entre las numerosas biografías y libros de fotografías hemos escogido uno que destaca por su originalidad y calidad literaria. Con “Blonde” Joyce Carol Oates desnuda a la actriz americana con deslumbrante patetismo, mostrándonos su lado más humano y desgarrador.

Marilyn Monroe (1926-1962) consiguió trascender las fronteras del mundo del cine para llegar a ser un personaje conocido universalmente. Su belleza explosiva, el intenso romance que vivió con las cámaras, así como su prematura y enigmática muerte, consiguieron encumbrarla a lo más alto del firmamento de las celebridades.

Actriz principal: Norma Jean

Los aficionados al séptimo arte, conocerán a la Monroe por su breve carrera como actriz. Los inicios como calender girl, sus fugaces papeles en “Eva al desnudo” o “La jungla del asfalto”. También su salto al estrellato, encasillada como rubia tonta, aniñada y destilando sensualidad por todos sus poros en grandes comedias como “La tentación vive arriba” o “Con faldas y a lo loco”.

Pero poco se sabe a ciencia cierta de Norma Jean Baker (aunque mucho se ha escrito y aún más se ha especulado sobre ella) y es a ésta última quien toma Joyce Carol Oates como protagonista de su novela. Dejando a la despampanante y deseada Monroe en un segundo plano, la autora se centra en la persona infeliz, traumatizada e inestable que fue en realidad.

Ya avisa Oates en su prólogo que todo aquel que busque la “verdad” sobre Marilyn Monroe deberá encontrarla en otras obras, pues lo que nos ofrece con “Blonde” es una vida novelada. Para escribirla, la autora utiliza un buen número de biografías autorizadas que tiene a bien incluir, para apaciguar a los lectores más exigentes.

Por lo tanto, no todo lo que se cuenta en esta obra es cierto, y la creadora se permite licencias en los acontecimientos narrados, los fragmentos de diarios y las experiencias vitales de la actriz. Convirtiendo a Norma Jean en un personaje ficticio, consigue definir a la mujer que se mantuvo siempre a la sombra de Marilyn Monroe, incitando al lector a no quedarse sólo con la imagen de la rubia contoneándose bajo los focos del plató.

Breve e intensa vida

Si nos centramos en los datos biográficos, nadie negará que la vida de la actriz estadounidense fue interesante, cuando menos conmovedora por las penalidades sufridas. Hija de madre soltera, Norma Jean Baker pronto se vería abandonada en un orfanato por culpa de los ataques esquizofrénicos de su madre, a quien tuvieron que ingresar. De familia de acogida en familia de acogida, la pequeña Norma creció en hogares extraños y se casó demasiado pronto.

Tras su divorcio, aprovechando su preciosa cara y  sus curvas de infarto, consiguió abrirse camino como modelo en diferentes agencias. Así llegó a Hollywood, que le abrió las puertas de par en par inventando para ella el personaje que la haría famosa: Marilyn Monroe. El nacimiento de Monroe marcaría un antes y un después en su vida y, en su defecto, en la de Norma Jean.

Cosechó muchos éxitos en películas que ahora ya son clásicos indiscutibles, aunque ella no se lucró como lo hicieron los estudios para los que trabajaba. Su lucha contra el sistema cinematográfico se intensificó a medida que le ofrecían papeles insustanciales, encasillándola como “mujer florero” irremediablemente.

Desdichada en sus matrimonios con Joe DiMaggio y el premio Pullitzer Arthur Miller, se le conocen muchos romances y affaires, y su nombre se relaciona con otras personalidades como Marlon Brando, Charlie Chaplin Jr. o John Fitzgerald Kennedy.

Íntimo y personal

Sobre esa base, Joyce Carol Oates vuelve a insuflar vitalidad a Norma Jean, creando para ella una personalidad completa, desgranada dentro de un relato desgarrador. Blonde es una historia con múltiples voces, y el relato va hacia atrás y hacia delante, en un vaivén hipnótico y equilibrado. Norma Jean nos habla a través de Oates, y también lo hacen otros personajes que se cruzaron en el  funesto camino de la actriz, con sus propias impresiones y puntos de vista.

De este modo, Oates la retrata magistralmente desde diferentes ángulos (mediante diálogos, pensamientos, anotaciones, narración en primera y tercera persona, etc.), regalándonos la percepción íntima y personal de su ser, y también la forma en la que la veían los demás.

A través de las páginas, y a medida que la historia avanza inexorablemente hacia la muerte de Norma, comprendemos los orígenes de la complicada psique de la actriz, la compadecemos e inevitablemente amamos, despertando en nosotros el instinto protector. Queremos, como tal vez quiso Oates al leer sobre ella y escribir su novela, protegerla de sí misma, de su vulnerabilidad extrema.

Oates da mucha importancia a la escisión entre ambas personalidades, entre la fulgurante, alegre, dispuesta actriz Marilyn Monroe, y la aterrorizada, insegura, acomplejada, drogadicta Norma Jean. En “Blonde” las contemplamos así, comprendiendo (igual que Norma) que la sensual “Amiga del Espejo” es irreal y difusa, casi un eco. Muy lejos de la auténtica mujer, en lucha eterna por amarse a sí misma y que la amaran.

Narración impecable

Los capítulos que Oates crea para Marilyn Monroe y su mundo (divididos en “La niña”, “La adolescente”, “La mujer”, “Marilyn” y “La otra vida”) están llenos de pasajes inspiradores, dolorosos, que atraparán al lector. Se aleja de los mitos y rumores para ahondar en la psicología de su protagonista, convirtiéndose en el principal atractivo de esta obra.

Su prosa impresionista nos ayuda a ver a este personaje con nuevos ojos, y a reconocer en ella mucho más de lo que Hollywood estuvo dispuesto a mostrar. Retratada con precisión, Oates no oculta nada al lector: a través de su pluma Norma Jean Baker se nos muestra desnuda, sin maquillajes. Dura, trágica y profundamente desequilibrada.

Sin embargo, pese a la fuerza de la narración, el lenguaje directo y poco artificioso de Oates no está carente de sensibilidad, y consigue conmovernos alcanzando la fibra sensible. Nos hace partícipe de la desgracia de Monroe, obligándonos a no juzgarla y compadecerla. La escritora neoyorkina, (sin olvidar las licencias tomadas para novelizar la biografía) lejos de desmitificar a la estrella, la dota de una complejidad pasmosa, de una profundidad que para muchos aficionados al cine resultará toda una sorpresa.

Edición de lujo

Con motivo del aniversario del fallecimiento de la actriz, Alfaguara ha reeditado esta novela, escrita en el año 2000 por Oates y finalista del premio Pullitzer. Para la ocasión, la edición que la editorial nos presenta hace honor a la calidad de la novela, en tapa dura y cuidada portada. En ella Marilyn aparece con los ojos cerrados, recordando a algunas de las fotografías que su amigo Milton Greene tomó durante sus últimos años de vida, menos perfecta, pero mucho más humana.

Del mismo modo que Greene fue el mejor fotógrafo a la hora de retratar a Marilyn al natural, sin duda Oates consigue acercarse con mucho acierto a lo que pudo llegar a ser la personalidad de la actriz (sin pretensiones de engañar o confundir al lector) incluso en mayor medida que otros textos más asépticos. Si ya solamente por eso este libro es imprescindible, la prosa y buen hacer de la escritora acabarán de convencerles. “Blonde” queda entonces, para El Mar de Tinta, como recomendación indiscutible.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)