• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Caídos del suelo

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 451
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4/5


Usuarios
5 totales

 

Positivo


La trama consigue mantener la intriga sin ser en absoluto previsible.

Negativo


El abuso de las metáforas en la primera parte de la novela.


0
Posted 06/07/2014 by

 
Reseña
 
 

¿Qué es la fama? ¿El éxito? ¿Acaso no es todo magia? ¿De qué se compone el talento? Quizá, nos dice el protagonista de esta novela, no sea todo nada más que algo por lo que luchar si verdaderamente crees en ello. Creer en algo, puede que esa sea toda la magia. El tiempo de las varitas mágicas ya ha pasado, pero ahora tenemos el teclado y el ratón a nuestra disposición, y con talento, seriedad y esfuerzo, al igual que con la magia, también todo es posible. Esta es una historia que comienza en Internet y que todavía no ha terminado.

Ramón Betancor (Santa Cruz de la Palma, 1972) afirma que se considera periodista para poder vivir y escritor para evitar la muerte. Una sentencia que nos hace detenernos por un instante en alguien que, a pesar de dedicarse al periodismo, a los 36 años descubrió que su verdadera vocación era la escritura, y se puso a trabajar con fuerza en ello. La escritura que comenzó siendo una terapia para expresarse se ha convertido en una necesidad ineludible para este autor canario.

Cuando nada es lo que parece

“Caídos del suelo” es una novela que se presenta al lector como un juego de espejos: lo que al principio parecen pompas de jabón se convierten en una espiral que gira y gira y que finalmente termina siendo una única circunferencia perfecta que se cierra exactamente en el mismo punto donde empezó, serenamente, encerrando en su interior una trama estupendamente hilada.

Algo que destaca en las páginas de este libro es que está escrito con honestidad: es algo palpable. Ramón Betancor se ha arriesgado a escribir una novela sobre novelistas, éxito de ventas y otras cuestiones literarias, demostrando valentía al hacerlo puesto que se trata de un tema sobre el que se ha escrito mucho, y destacar no siempre es fácil.

Como puntos débiles solamente podemos destacar el uso abusivo de las metáforas al inicio de la novela, que sin embargo hará las delicias de los amantes de los juegos de palabras y en todo caso es una circunstancia que se suaviza según avanzan los capítulos.

La magia, ¿camino hacia el éxito?

Todo lector debe ser impresionable pues, ¿qué interés tiene la cultura si uno se enfrenta a ella con una postura arrogante y una actitud de vuelta de todo? Nada hay como despojarse de todo prejuicio ante la obra de un artista para apreciarla por completo. Lo que sucede en esta novela al respecto, es que se juega con la magia, a pinceladas y de una forma muy sutil pero ya desde los primeros capítulos el lector debe asumir que existe un supuesto sortilegio capaz de dotar de éxito la obra de cualquier autor elegido. ¿Por qué no? Aún tratándose de una trama que se podría desarrollar en un mundo real, una pincelada de magia siempre es bienvenida. Solamente el paso de los capítulos desvelará si esa magia es tal.

El juego de ilusionismo en la trama procede de un grupo con tintes sectáreos que se dedica a captar artistas para enriquecerse a su costa. Son huidizos, resulta casi imposible ponerse en contacto con ellos y tienen una forma de actuar propia de película de suspense. Se caracterizan por su secretismo y misterio, se alimentan de obras de arte y del alma y de los sentimientos de las personas que seleccionan, y marcan a sus elegidos con un colgante del que pende una piedra de color verde. Tan imposible, tan de película y tan misterioso… que perfectamente podría ser verdad.

Internet o un mundo de posibilidades

La novela de Ramón Betancor dio sus primeros pasos en un blog de internet, en el que su autor iba colgando capítulos al mismo tiempo que ganaba adeptos incondicionales. El resto de la historia continuó con una legión de seguidores comprando el libro completo en Amazon hasta que finalmente una editorial canaria, Baile del Sol, se decidió a publicarla. Así fue como el sueño se hace realidad: las luces inaprehensibles de la pantalla se convierten en tinta sobre papel.

El personaje que narra la historia, Mario Rojas, era el sobrenombre tras el que se escondía el verdadero autor, Ramón Betancor, en un estupendo blog que aún puede visitarse y en el que algunas fotografías del autor acompañan sus textos, así como los comentarios espontáneos de los seguidores.

“Caídos del suelo” no es solo una estupenda novela, es también la primera entrega de otros dos títulos que completan la trilogía “El reino de los suelos”. Aunque el final de este primer título parece completamente cerrado, si algo se aprende a medida que se suceden los capítulos es que con Ramón Betancor al mando nada es lo que parece: hay que ser muy bueno para envolver al lector hasta el punto de aturdirle y convencerle de que no tiene entre las manos una novela previsible. Así que trataremos de seguirle la pista para seguir disfrutando del resto de entregas.


Mar López

 
Apasionada lectora desde que recuerdo, estudié Biblioteconomía y Documentación por mi afición a los libros, con la intención de conocer en profundidad todo lo que estuviera relacionado con ese maravilloso objeto, tanto por dentro como por fuera. Después, he trabajado como librera, bibliotecaria y documentalista, siempre en cualquier lugar en el que pueda estar rodeada de papeles y libros. Además, mantengo mi propia bitácora, “El mar de letras”.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)