• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

De derrotas y victorias

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
15 totales

 


Bottom Line

Esta recopilación de relatos breves nos sorprende con una visión de la realidad y de la cotidianidad muy personal, la de un escritor con una capacidad sorprendente para percibir los detalles de las cosas que a los demás les suelen pasar desapercibidas, que combina su dedicación a las letras con la lucha social y política […]

0
Posted 07/02/2013 by

 
Reseña
 
 

Esta recopilación de relatos breves nos sorprende con una visión de la realidad y de la cotidianidad muy personal, la de un escritor con una capacidad sorprendente para percibir los detalles de las cosas que a los demás les suelen pasar desapercibidas, que combina su dedicación a las letras con la lucha social y política y con la música de buena calidad. Bienvenidos a la verdadera actualidad de la literatura madrileña.

Una chica sentada en el suelo, desnuda y con la cara hundida entre las manos, nos recibe en la cubierta de este libro. Es un diseño de Berta Bartok que anticipa a la perfección el ambiente que nos espera en el interior de las páginas: paseos nocturnos y solitarios con los zapatos brillantes por calles sucias, cenas precocinadas en pareja a la luz fluorescente de la cocina del piso de alquiler, sueños imaginados sonriendo con el gesto torcido o recuerdos dulces de amores que no pudieron ser.

Más victorias que derrotas

No es casualidad que con un solo libro publicado buy cialis Daniel Bernabé haya conseguido hacerse un hueco en el dificilísimo panorama narrativo actual, nada más y nada menos que de la mano de la mítica y prestigiosa editorial Endymion, que hasta la fecha ha publicado a autores de la altura de Pessoa y Marx entre los ya inmortales, Julio Llamazares y Leopoldo Mª Panero entre los autores consagrados y aún vivos, y voces más frescas, poderosas y actuales como la de Dani G. Sanguino y Álex Portero, que se colocan en la cabecera de la literatura contemporánea de la más alta calidad.

Todo empezó con un blog personal, creado a partir de su necesidad innata por escribir. En “La Aurora Moderna” encontrábamos relatos cortos, instantáneas de la realidad que describían situaciones casi siempre cotidianas que Bernabé describía desde un punto de vista diferente y muy personal, consiguiendo situar el enfoque en detalles ínfimos que cambiaban el rumbo de la narración y hacían del relato algo redondo.

Daniel Bernabé

Esos mismos relatos fueron los que Endymion reclamó para sus filas y así, obras como “La maleta”, “Andar sobre raíles”, “Desde la ventana” o “Reflejos y realidades” vieron la luz en letra impresa. Inmejorable idea la de otorgar la voz a quien pretende hablar por todos aquellos que permanecen a la sombra.

Los cuentos, a examen

En estos relatos advertimos ciertas características que se repiten. Por un lado, a lo largo de todo el libro susurra la voz de alguien a quien la vida no le ha favorecido con facilidades y posibilidades de elección, pero que, sin embargo, mantiene intactos en su interior la dignidad y el orgullo de la clase obrera. Capaz, además, de transmitir con enorme sencillez el drama que se esconde detrás de la realidad, y que suele pasar desapercibido a los ojos de quienes ya han aceptado su condición de esclavos y, por culpa de no luchar y rebelarse, han entrado ya en la espiral de sentirse cómodos con una bota sobre el cuello.

La sinceridad es otra de las cuestiones que más llaman la atención en estos cuentos. Es algo poco habitual porque las editoriales no se cansan de dar voz a aquellos que hablan sin conocimiento de causa sobre temas que les son ajenos. Es tan sencillo como escribir sólo acerca de las cosas que uno conoce de primera mano: es Dani Bernabé pero podría ser cualquiera de los chavales nacidos a principios de la década de los 80 en Fuenlabrada, a las afueras de Madrid. Los sueños que tienen cada día y cada noche y los pocos recursos de los que disponen para conseguirlos son los mismos; en este caso, el escritor aporta la sensibilidad, las influencias y recursos literarios para dar forma a todas esas voces y transmitirlas al lector de forma magistral.

Daniel Bernabé, cara a cara

Daniel Bernabé es un escritor comprometido con la injusta realidad que le rodea. Pero comprometido de verdad. Haber crecido en Fuenlabrada y ser desde muy joven un currante obligado a sacarse las castañas del fuego con sus propias manos le aleja completamente de toda esa pseudo-generación de jóvenes aburguesados que pretenden hacernos creer que luchan por un mundo mejor desde el comodísimo sofá frente a la televisión gigante pagados por papá, que ganan un “pastizal” por juntar palabras con resultado vergonzoso desde su “Torre de Babelia” cada domingo, o que escriben novelas mediocres de temáticas que les son absolutamente ajenas. Hippies del Corte Inglés. A esos no nos los creemos. A Daniel Bernabé, sí.

Bernabé es el compañero de trabajo ideal, un luchador de verdad al que te encontrarás en primera fila en las manifestaciones sociales y que será el primero en dar la voz de alarma cuando una nueva injusticia política amenace la seguridad del obrero. Cada martes confirma su lucha con una nueva columna política o social en la revisa digital Ground Magazine. Él es un guerrero de asfalto de pluma certera e incisiva, sus impresionantes referentes literarios le avalan y le velan, palpitan detrás de cada una de sus palabras.

De militar en un partido político, es la persona a quien deberíamos otorgar nuestro voto. Mientras tanto, es el escritor al que escoger para leer relatos breves y rebosantes de juventud, sinceridad, frescura y calidad literaria.


Mar López

 
Apasionada lectora desde que recuerdo, estudié Biblioteconomía y Documentación por mi afición a los libros, con la intención de conocer en profundidad todo lo que estuviera relacionado con ese maravilloso objeto, tanto por dentro como por fuera. Después, he trabajado como librera, bibliotecaria y documentalista, siempre en cualquier lugar en el que pueda estar rodeada de papeles y libros. Además, mantengo mi propia bitácora, “El mar de letras”.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)