• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El bebedor de lágrimas

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
12 totales

 


Bottom Line

Ray Loriga se estrenó en octubre del pasado año con la primera novela de lo que se supone será una saga juvenil arriesgada y ambiciosa. “El bebedor de lágrimas” cuenta una historia de fantasmas, sexo, venganzas y amor doliente. Ambientada en una universidad norteamericana, la obra de Loriga aúna el mundo de los jóvenes actuales […]

1
Posted 28/03/2012 by

 
Reseña
 
 

Ray Loriga se estrenó en octubre del pasado año con la primera novela de lo que se supone será una saga juvenil arriesgada y ambiciosa. “El bebedor de lágrimas” cuenta una historia de fantasmas, sexo, venganzas y amor doliente. Ambientada en una universidad norteamericana, la obra de Loriga aúna el mundo de los jóvenes actuales con la magia a través de una trama policiaca.

El madrileño Ray Loriga despuntó con sus primeras novelas como autor revelación. La crítica admiró su prosa y su estilo directo, así como su capacidad para crear atmósferas y tramas intensas, con personajes soberbios. El autor intenta ahora con su “Bebedor de lágrimas” introducirse en la literatura conocida como crossover destinada a un público adolescente que se encuentra a sólo un paso de convertirse en adulto.

Pese a que el autor asegura no tener nada que ver con las: “noveluchas de vampiros”, observamos muchas semejanzas con  esta corriente que promulga el amor entre adolescentes y seres sobrenaturales tales como vampiros, hombres lobo, etc.

Campus universitario tradicional

La pueblerina Adela llega a Carnwell en busca de una nueva vida. Cansada de su anterior existencia en el ambiente opresivo de su pueblo natal, la universidad se le antoja como una oportunidad para encontrarse a sí misma. Deja atrás a un primer amor, un convencional joven, hijo del dueño de la gasolinera.

El primer día, una muchacha desenvuelta la adopta como compañera de habitación en la residencia. Laura parece tan segura de sí misma que Adela se deja deslumbrar por ella y sigue al pie de la letra todas las indicaciones que ésta le hace en relación a la universidad, el modo de vestir, los chicos…

Desde el primer momento, la protagonista se embarga del ambiente que rodea al campus, dejándose llevar por la marea de jóvenes que disfrutan con el alcohol, las drogas y el sexo desenfrenado. Así, termina en brazos de Stephan,  a quien se entrega atraicionando al chico que la espera en casa.

El fantasma vengador

El elemento “mágico” lo introduce Loriga con Lawrence, espíritu corpóreo protagonista de una romántica leyenda: por culpa de un desengaño, se ve obligado a vagar eternamente arrastrando su espada de doble filo en busca de venganza: defiende a los muchachos engañados por sus prometidas infieles. Stephan será la primera vida que se cobre el conocido como “Bebedor de lágrimas” y Adela la elegida para un nuevo romance.

El hallazgo de dos jóvenes descuartizados pone en alerta a la policía del campus, apareciendo en escena un peculiar detective con un acusado síndrome de Edipo. Augustus C. Warden vive para su anciana madre y los misterios sin resolver. A medida que la trama avanza, Warden trata de desentrañar los asesinatos y encontrar la verdad de lo sucedido a través de la sarta de rumores y leyendas que recorren la ciudad universitaria.

Adela se verá envuelta así en una situación de la que prácticamente es víctima involuntaria, pues fuerzas más oscuras y antiguas que su propia historia de amor moverán los hilos del Destino a favor o en contra de la joven.

Trama inconsistente

Pese a que la prosa de Ray Loriga es más que respetable, adquiere con esta historia un tono pretencioso que no favorece al desarrollo de la trama. Asimismo, algunas partes descriptivas resultan un tanto inconexas con el argumento. En general, la narración y su evolución es apresurada y los personajes poco consistentes.

Presentar a la protagonista como una inconsciente materialista sólo preocupada por su “aparente” mala suerte no ayuda a que el lector se sumerja en la novela. Del mismo modo, el personaje de Laura también es muy superficial. Pese a que el leyente lo intuye como la clave del argumento, queda poco definido, y Loriga explica su historia e intenciones muy por encima.

Destacamos como único punto fuerte de la novela el granjero feo vestido con un peto que encarna al Demonio o, como lo llama Lawrence el fantasma, “el que abre y cierra las puertas”. Personaje tramposo e interesado, dispuesto siempre a conceder lo que se desea a cambio de un alto precio. Los protagonistas son incapaces de escapar a su influencia pues sus deseos se vuelven imposibles de conseguir de otro modo.

Amor y magia

“El bebedor de lágrimas”, pese a su ambientación romántica y tenebrosa que brota de las historias victorianas de fantasmas, no puede asemejarse a sus inspiraciones. Ray Loriga utiliza los tópicos de siempre (chica inexperta y desorientada conoce a chico guapo y misterioso) para fraguar esta historia de amores sobrenaturales y no correspondidos.  El complemento de hechicería y los pactos con el diablo dan otra vuelta de tuerca al género, pero la historia sigue siendo plana y predecible hasta el final, que resulta algo más impactante y enlazará con el resto de la saga, volviéndola algo más fantástica.

El estreno de Loriga como escritor de literatura infantil y juvenil no nos causa tanta emoción como lo hicieron obras como “Lo peor de todo” o “Caído del cielo”, donde derrochaba talento. Cabe decir que el género es totalmente diferente, pero no debería influir a la hora de construir y desarrollar a los personajes o los diálogos, en su mayoría planos y superficiales.

Resultados decepcionantes e impactante edición

Se observa en algunos pasajes la maestría de antaño, pero quedan, como indicábamos anteriormente, bastante desconectados del argumento. En general, la historia se sostiene con pinzas. La idea es buena (aunque no original), pero Loriga no profundiza lo suficiente en ella como para provocar interés al lector exigente. Se queda en una simple novela juvenil, escasa de contenido y con personajes que el autor intenta presentar como complejos pero no terminan de convencer.

Pese a lo decepcionante que resulta la novela, destacamos la labor impecable realizada por Alfaguara en cuanto al diseño de la edición. La portada tiene doble solapa semitransparente y el dibujo se inspira con seguridad en la obra pictórica “Hombre sobre un mar de nubes” del romántico C.D. Friedrich. La cuidada edición hace a este volumen muy atractivo y sugerente, ganando al lector por su estética.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


One Comment


  1.  
    Miguel soto

    Bueno, estoy pensando en comprar este libro. Podrías argumentar que Loriga da mas detalles? Por ejemplo; el nombre de la universidad o no se el estado en el que se encuentran? me gustaría si fuera así de detalloso como caidos del cielo o el de tokyo. Los detalles son lo que complementa la historia para mi. eso de lo sobrenatural y esa, mas o menos, conneción de atmósfera “novelucha de vampiros” no es muy atractiva para mi. Pero bueno, gracias por escribír tu articulo.





Deja una respuesta


(required)