• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El Caballero de las Letras

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 173 páginas.
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Una historia divertida, entrañable, con unos personajes mágicos. Joaquín Londáiz Montiel sabe divertir y atraer al público más joven.

Negativo


Nada.


0
Posted 05/06/2018 by

 
Reseña
 
 

Un escudero que aspira a ser caballero, una princesa aventurera, un dragón lector. ¿Lector? Pues sí. En este maravilloso libro de Joaquín Londaíz Montiel, verdadero Caballero de las Letras Infantiles, podemos encontrar esto y más. Porque en el mundo de la literatura, donde todo es magia y fascinación, hasta el paje más invisible puede alcanzar lo inimaginable.

Joquín Londáiz Montiel es todo un veterano en la literatura infantil y juvenil. En este caso, le acompaña uno de los mejores ilustradores de nuestro país, Andrés Guerrero. Juntos han conseguido dar vida a una historia maravillosa con la que los niños comprobarán el auténtico valor de la lectura. La edición en cartoné, de Bruño, está llena de vida.

Un joven en un castillo

El pequeño Yago, un paje de gran corazón, tiene la oportunidad de cumplir su sueño de ser escudero cuando el rey, con motivo de su cumpleños, celebra un gran torneo. A la corte irrumpen todo tipo de caballeros jóvenes, fuertes y valientes. Pero Yago se tiene que conformar con servir al anciano Caballero del Sol de Medianoche, al que todos tachan de loco. Toda su vida ha estado buscando a un dragón terrible que le robó un valioso tesoro. Los caballeros creen que son quimeras, desvaríos de la edad. Pero Yago ve en él algo más. Su pasión por la lectura pronto pica la curiosidad del chico y la de la princesa Elvira.

Más interesada en cabalgar de noche sin permiso de su padre y deseosa de vivir aventuras, la princesa propone a Yago colarse una noche en la gran biblioteca real. Allí se guardan los ejemplares más maravillosos del reino. El escudero no duda ni un instante. Esa noche descubrirán un gran secreto que cambiará las vidas de todos.

Magia y letras

Joaquín Londáiz Montiel se ha propuesto una dificil tarea: conseguir que la lectura sea atractiva para los niños. En nuestra opinión, está consiguiéndolo con creces. “El Caballero de las Letras” es una fantástica aventura. Enigmas, oscuros pasadizos, presumidos guerreros; los ingredientes necesarios para crear una atractiva historia que tiene las dosis suficientes de humor para no dejar de leerla. Recrea una Edad Media verosímil, llena de mágico encanto. Las ilustraciones de Andrés Guerrero aportan un plus interesantísimo.

La historia es sencilla, contada con ingenio y honradez. Nada de juegos de artificio, pero sí de palabras (lo suficientemente sencillos para un niño de 10 años). Las pruebas que debe pasar Yago para rescatar a la princesa son ocurrentes, con inventiva, harán las delicias de grandes y pequeños.

El valor de la palabra escrita inunda sus páginas, así como la importancia de la lectura. Un interés que en El Mar de Tinta compartimos con el autor. Nos parece que esta novela servirá, y mucho, a esos chavales a los que les cuesta especialmente iniciarse en lecturas “más adultas”. El tamaño de la letra, las frases breves y directas, ayudan a una perfecta comprensión del texto, así como la sencillez del lenguaje.

Educar y divertir

No hay que olvidar que, ante todo, “El Caballero de las Letras” es una historia divertida, entrañable. En ella se respira el espíritu de las novelas de caballerías clásicas, como “Ivanhoe” o “El Capitán Trueno” y la fantasía de Tolkien. Aventuras vividas desde la infancia, donde todo puede ser. Magia imposible. El autor sabe dar a sus trabajos un aire espectral, como venido de otro mundo. Como no, del mundo de las letras.

Su candor no hace olvidar la clara intencionalidad educativa de éste y otros trabajos de Londáiz. Casi se podría decir que gran parte de su obra literaria está pensada para educar en el noble hábito de la lectura. Sin normas, sin dogmatismo. Dejando a los niños disfrutar y vivir otras vidas. Para eso sirve la literatura, ¿verdad?

En El Mar de Tinta recomendamos “El Caballero de las Letras”. Nos ha dejado un estupendo sabor de boca. A algodón dulce y golosinas.


María Reyes Borrego

 


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)