• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 464
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
2.5/5


Usuarios
7 totales

 

Positivo


Una antología sorprendente que incluye unos pocos relatos más que interesantes.

Negativo


El apartado gráfico, la traducción y la corrección del texto son mejorables.


0
Posted 17/01/2014 by

 
Reseña
 
 

Si hay actualmente una editorial en España que pueda considerarse como un verdadero referente de la publicación de Terror clásico, esa es sin ninguna duda Valdemar. Su longeva colección Gótica, que se aproxima a buen paso a la centena de volúmenes, ofrece al aficionado al género una cuidada selección plagada de títulos imprescindibles.

Ahora, tras numerosas peticiones por parte de sus fieles lectores, la editorial madrileña se ha decidido por fin a incluir en su catálogo obras de Horror más recientes. Para ello, Valdemar ha creado la colección Insomnia, la cual ha inaugurado con dos obras bien distintas: “La guardia de Jonás”, de Jack Cady, y “El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante”, de Graham Masterton.

Un título honesto

Pocas veces el título de un libro expone con tanta claridad qué podemos encontrar en él. En efecto, la lectura de los quince relatos incluidos en “El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante” ofrece terror (poco, la verdad) y sexo, mucho sexo.

Como suele ser habitual en cualquier antología, la calidad de las historias que componen el volumen que nos ocupa es irregular. Por un lado, destacan narraciones como “El sustituto”, “El Shih Tan secreto” (en la cual Masterton introduce un libro que haría las delicias de Hannibal Lecter) y “Rococó”, posiblemente las mejores del conjunto.

En el extremo opuesto, relatos como “Mecánico sangriento” o “Camelot” son francamente olvidables. No obstante, el nivel medio de los escritos de Masterton es aceptable, y algunas historias resultan memorables ya sea por su originalidad (“El escarabajo de Jajouka”, “Objeto sexual”) o por la necesidad de contar con un estómago fuerte para leerlas (“Sepsis”, por ejemplo, contiene algunas escenas francamente desagradables).

Masterton en España

Graham Masterton es un prolífico autor británico que ha escrito casi cien novelas y un gran número de relatos. Especializado en Terror, durante los últimos años también ha cultivado la novela policiaca y, además, también ha firmado más de dos docenas de libros sobre sexualidad. Por lo tanto, podría decirse que en “El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante” se dan la mano dos de sus mayores pasiones.

A pesar de contar con tan amplio bagaje literario, en nuestro país es muy escaso el material de Masterton disponible en castellano. Hay unas pocas novelas traducidas y descatalogadas hace tiempo (“Manitú”, “La pesadilla”) y unos cuantos relatos incluidos en diversas antologías. Por lo tanto, resulta muy de agradecer que Valdemar “descubra” el autor a un gran número de lectores desconocedores de su obra.

Como curiosidad, mencionar que dos de las historias que forman parte de la antología que nos ocupa cuentan con sendas adaptaciones como capítulos de la serie “El lado salvaje del deseo” (“The Hunger”). En concreto se trata de “El Shih Tan secreto” y “La suite nupcial”, dirigidos por Russell Mulcahy y Erik Canuel respectivamente.

Un libro “diferente”

En los tiempos que corren, crear un nuevo sello editorial es un movimiento sumamente arriesgado. Sin duda, saber que una editorial como Valdemar está detrás de Insomnia debería ser, en principio, toda una garantía de calidad. De hecho, el formato elegido para la colección es excelente. Sin embargo, en “El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante” hemos detectado ciertos detalles que no casan con el buen hacer al cual los editores nos tienen acostumbrados en sus publicaciones.

En primer lugar, el apartado gráfico del volumen deja mucho que desear. Tanto la portada como las ilustraciones interiores han sido realizadas por Rick Melton, un autor con un estilo peculiar que a buen seguro no dejará indiferente a nadie. Ahora bien, lo que nos sorprende en El Mar de Tinta no es la mayor o menor calidad del trabajo de Melton, sino la adecuación del mismo para los textos a los cuales acompaña. En la mayoría de los casos, la imagen asociada a un relato no refleja momento alguno del mismo o, lo que es peor, modifica inexplicablemente una escena.

Evidentemente, Valdemar no es responsable de la labor de Melton. Ahora bien, la editorial sí que debe encargarse de controlar que la traducción de los relatos sea correcta, y ahí hemos detectado sorprendentes deficiencias. La que resulta más molesta es el uso constante del inexistente verbo “orgasmar”, asociado tanto a hombres como a mujeres y reproducido hasta la saciedad. Si a ello unimos faltas de ortografía tan sangrantes como “rallas” (en lugar de “rayas”), comprobamos que no nos encontramos ante un libro tan cuidado como suele ser habitual en Valdemar.

No apto para todos los públicos

“El Hijo de la Bestia y otros relatos de terror y sexo extravagante” es un libro que, probablemente, no agradará demasiado a los fieles lectores de Gótica, puesto que la temática del mismo tiene muy poco que ver con la de los volúmenes pertenecientes a dicha colección. Aquí Masterton firma unas historias que tienen mucho en común con el trabajo de autores como Edward Lee, Wrath James White o Bryan Smith, cultivadores de un Horror muy visceral salpicado de sexo más que explícito, y prácticamente desconocidos (lamentablemente) por el público español.

Quienes disfruten con ese tipo de literatura a buen seguro degustarán con deleite el trabajo de Masterton. No obstante, desde El Mar de Tinta recomendamos leer los relatos de forma espaciada, ya que los abundantes encuentros sexuales que contienen acaban por resultar repetitivos, y hay ciertas descripciones que, a fuerza de aparecer una y otra vez, acaban generando una cierta monotonía.


José Rafael Martínez Pina

 
Nací en 1973. Me licencié en Filología Inglesa en la Universidad de Alicante, y soy profesor de inglés en mi propia academia. A pesar de trabajar doce horas al día, inexplicablemente encuentro tiempo para leer dos o tres libros cada semana. Además de la lectura, me apasionan la música, el cine, las buenas series de televisión, la comida china y escribir.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)