• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El hombre de arena

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 560
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4.5/5


Usuarios
4 totales

 

Positivo


Fieles a su estilo, los Kepler presentan una novela intensa y original.

Negativo


Algunos personajes, como Jurek Walter, caen en el estereotipo.


0
Posted 20/02/2014 by

 
Reseña
 
 

La editorial Planeta publicó el pasado 14 de enero la última novela de Lars Kepler, “El hombre de arena”. Una turbadora historia protagonizada por el célebre comisario Joona Linna que en esta nueva aventura deberá enfrentarse al más truculento de los asesinos en serie de Suecia, Jurek Walter. Un interesante thriller psicológico donde la pericia y la inteligencia del inspector se enfrentarán a la frialdad de una mente perturbada. El estilo único de los Kepler potenciado al máximo, todo un espectáculo.

El matrimonio formado por los escritores suecos Alexander Ahndoril y Alexandra Coelho Ahndoril continúa su exitosa carrera bajo el pseudónimo de Lars Kepler con “El hombre de arena”. Intriga, suspense y emoción se mezclan para los amantes del género policiaco. Una novela cautivadora e intensa firmada por uno de los mejores autores del panorama actual.

Tras la ventisca

Mikael Frost desapareció junto a su hermana Felicia trece años atrás. Pero ahora Mikael ha regresado, muy débil y enfermo. Cuenta cómo el hombre de arena se los llevó y les tuvo ocultos durante ese tiempo en un oscuro lugar. Su padre no da crédito, pero sabe que para recuperar a su hija sólo puede confiar en una persona, el comisario Joona Linna. Hace trece años fue él quien insistió en interrogar a Jurek Walter, un peligroso criminal acusado de enterrar vivas a más de una veintena de personas.

Joona está seguro de que Jurek sabe dónde está Felicia y decide infiltrar en la cárcel de máxima seguridad donde está recluido Jurek a la agente Saga Bauer. De ella depende que el psicópata se abra y le cuente dónde oculta a la joven. Pero, ¿cómo adentrarse en la mente del asesino sin que sea él mismo quien se introduzca en la suya?

El desafío está servido. El tiempo corre en su contra. Es necesario encontrar a la joven antes de que muera. El testimonio de Mikael es crucial en la investigación. Pero sólo es capaz de recordar a una persona, al hombre de arena que se los llevó y los mantuvo con vida durante todo ese tiempo. Un hombre cuyos dedos tintinean como la porcelana. Un hombre que sólo existe en el mundo de los sueños.

Matrimonio de sabuesos con experiencia de sobra

Que Lars Kepler se convertiría en un fenómeno a nivel mundial ya pudo percibirse cuando se publicó su primer novela, “El hipnotista”. Entonces todo el mundo se preguntaba quién sería ese nuevo autor sueco. Cuando se descubrió que no era uno, sino dos los autores que se escondían bajo esa identidad ya no hubo dudas de su éxito. Tanto Alexander Ahndoril como Alexandra Coelho Ahndoril contaban con una exitosa carrera literaria a sus espaldas y eran muy conocidos, especialmente en Suecia, su país natal.

Y parece que de Suecia sólo vienen cosas buenas para alimentar el género negro y policíaco. Henning Mankell, Asa Larsson o Steig Larsson son buenos ejemplos de ello. Y todos ellos, junto a los Kepler, guardan una característica común: son geniales y originales. En el caso de los Kepler, se han fraguado una gran reputación gracias a un estilo propio. Frases de gran impacto, breves capítulos en los que se intercalan las voces de todos los personajes, pudiendo entrar en la mente de cada uno sin desvelar la trama, y un ritmo frenético son sus bases. Un estilo directo e inquietante.

Los personajes, intensos y cargados de conflictos emocionales, contrastan con una fachada demasiado estereotipada. La figura del superpoli incorruptible, encarnado por Joona Linna, perfecto en todos sus matices contrasta con un interior destrozado por la pena y la pérdida. Factores cuya causa el lector tendrá que descubrir adentrándose en las páginas de “El hombre de arena”. El malvado Jurek Walter es una copia del conocido Hannibal Lecter de Thomas Harris. Maduro, muy inteligente y de buenos modales. Resulta perturbador, pero no original. Incluso Saga Bauer resulta un poco artificial, con su belleza etérea tras la que se oculta un excelente púgil.

“El hombre de arena” es, en conjunto, una novela muy bien trazada. Con una gran tensión narrativa y un estilo original. Es absorbente, adictiva y gustará a todos aquellos que ya disfrutaron con “El hipnotista”. Además, ofrece una ventana abierta al paisaje invernal sueco maravillosamente descrito, casi poético. La nieve hace de telón de fondo y envuelve la historia como un manto inmaculado bajo el que se ocultan miserias y dolor. Y un asesino que anda al acecho.

Una saga que continuará

De la mano de la editorial Planeta los Kepler retoman al personaje de Joona Linna para hacerle partícipe de un drama familiar, el de los Frost y convertirse en el sabueso que persigue la estela de Jurek Walter. Los seguidores  de Kepler ya conocerán al comisario de otras novelas de la serie, pero para aquellos que le encuentren por primera vez será éste un evento inolvidable. La editorial cuenta, además, con una atractiva edición en pasta blanda a buen precio.

El éxito de las novelas precedentes hace esperar que la saga continúe y nada sería de mayor agrado para aquellos que ya disfrutaron con los títulos anteriores. Con “El hombre de arena” el personaje de Linna se hace más interesante, la trama más intensa y el goce es mayúsculo.

La lectura del último éxito de Lars Kepler no defrauda. Jurek Walter permanecerá en los sueños de aquellos que se adentren en su mundo, como el hombre de arena de los cuentos infantiles. Traerá el sueño y dormirá a aquellos niños que intenten permanecer despiertos. ¡Felices pesadillas!

 


María Reyes Borrego

 


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)