• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El legado de los Grimm

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
2 totales

 


Bottom Line

Nocturna Ediciones presenta, dentro de su colección dedicada a la narrativa juvenil “Literatura mágica”, la última novela de Polly Shulman. La historia, protagonizada por un grupo de adolescentes, es un verdadero homenaje a los cuentos clásicos de hadas.  Sorprende por su originalidad y humor, así como por el estilo narrativo de la autora, inteligente y […]

Posted 27/02/2012 by

 
Reseña
 
 

Nocturna Ediciones presenta, dentro de su colección dedicada a la narrativa juvenil “Literatura mágica”, la última novela de Polly Shulman. La historia, protagonizada por un grupo de adolescentes, es un verdadero homenaje a los cuentos clásicos de hadas.  Sorprende por su originalidad y humor, así como por el estilo narrativo de la autora, inteligente y rápido.

“El legado de los Grimm” es una novela autoconclusiva que apasionará a los amantes de los cuentos de hadas. La escritora estadounidense Polly Shulman consigue con maestría crear una historia completamente nueva y actual, utilizando los elementos más característicos de los cuentos clásicos. Homenajea así la labor de los historiadores alemanes Jacob y Wilhelm Grimm, los cuales recopilaron todos los cuentos y leyendas de  su país de origen y los alrededores.

Un repositorio maravilloso

Elizabeth Rew es una joven de 15 años de edad que vive en Nueva York con su padre, su madrastra y dos malvadas hermanastras. Como estas últimas ya están en la universidad, Elizabeth ha tenido que cambiarse a un colegio más modesto para reducir gastos. En él, la niña se encuentra desubicada, no consigue hacer amigos y siempre está sola.

Pero gracias a su trabajo para la clase de  sociales impartida por el profesor Mauskopf, éste le ofrece empezar a trabajar en una biblioteca-museo muy particular. Interesada por el dinero, Elizabeth acepta y descubre que el llamado Repositorio en realidad es un edificio antiguo y enorme donde se guardan innumerables colecciones de objetos de incalculable valor, clasificadas por su uso y su distinta procedencia.

En el Repositorio, Elizabeth conocerá al doctor Rusk, uno de los bibliotecarios. El será el encargado de presentarle a sus nuevos compañeros de trabajo. Todos ellos son “pajes” o ayudantes, como Mark Merritt, compañero de colegio de la protagonista y magnífico jugador de baloncesto o Anjali, una belleza india que tiene embobados a todos los chicos del museo. También conocerá a Aaron, un chico hosco y algo malhumorado que se toma muy en serio su trabajo.

Lo que pronto descubrirá Elizabeth a medida que se acostumbra al día a día en el Repositorio, es que el gigantesco edificio alberga mucho más que objetos cotidianos históricos como jarrones de la dinastía Ming o juegos de ajedrez de marfil de morsa: las colecciones más valiosas son algunas que llevan por nombre “Colección Grimm”, “El legado Wells” o el “Jardín de las Estaciones”.

Todos ellos guardan objetos maravillosos y mágicos que inspiraron los relatos de los hermanos Grimm, las novelas de ciencia ficción y otros tantos géneros literarios. Elizabeth, conocedora de los cuentos de hadas desde muy joven, enseguida se siente fascinada por esas salas llenas de artículos poderosos: sandalias aladas, genios embotellados, alfombras mágicas y peines de sirena… La joven se empeña en trabajar duro para ganarse el acceso a esa colección y poder tener el privilegio de tomar prestado alguno de los artilugios mágicos.

Misterio, amor y mucha magia

La trama argumental comienza con el robo de algunos de los objetos más importantes de la Colección Grimm. No se sabe quién es el causante ni cómo actúa, pero el ladrón ha conseguido reemplazar los artículos robados por réplicas exactas (no mágicas) sin que nadie sospeche nada.

Alertados por las apariciones de algunos de estos artilugios en colecciones privadas, los bibliotecarios extreman las medidas de seguridad para el acceso a la sala que alberga los artículos mágicos, pero son Elizabeth y sus nuevos amigos los que tratarán de desentrañar el misterio de los robos.

Agravado el problema con la desaparición de Anjali, los jóvenes se pondrán en marcha para encontrarla, utilizando todos los artefactos mágicos a su alcance para desenmascarar al ladrón.

Sucederán así trepidantes aventuras, cuando los protagonistas prueben el poder de las míticas botas de siete leguas, se hagan diminutos con la ayuda del rayo miniaturizador, o hablen en verso con el espejo maligno de la madrastra de Blancanieves. Elizabeth aprenderá, a medida que la historia avance, el valor de la amistad y también que, en cuestión de asuntos del corazón, todo es posible.

Pasión por los cuentos de hadas

Hoy en día es muy difícil destacar como autor dentro de la narrativa infantil. La cantidad de trilogías, sagas y colecciones es mayor que en épocas anteriores y además, también en la literatura las modas marcan tendencia. Se hace complejo conseguir confeccionar una trama que sorprenda al lector y no se le antoje repetitiva o incluso manida.

Polly Shulman, graduada en Ciencias Matemáticas y periodista especializada en artículos científicos y literarios, utiliza bien los recursos de la tradición literaria: los cuentos de hadas clásicos. Los cuida, los mima, los deja intactos haciendo que la protagonista de su novela, Elizabeth Rew, los defienda en su versión original. La escritora, con un estilo juvenil muy atractivo para la lectura, teje una historia que incita al lector a conocer esos cuentos. De este modo Polly Shulman consigue con “El legado de los Grimm” un doble éxito: conquistar al lector con su divertidísima historia y, además, acercar los clásicos al público joven actual.

Los hermanos Grimm: un legado indispensable

Los cuentos clásicos son el principio de todo. Y antes que las recopilaciones, la narrativa oral de los pueblos y regiones. Los hermanos Grimm (finales del siglo XVIII, principios del XIX), fueron profesores de universidad y dedicaron parte de su vida a la recolección de las tradiciones orales de su entorno, pasando al papel todas las historias y leyendas de la cultura popular. Por su magnífica labor, han podido llegar a nosotros verdaderas joyas como “Los siete cabritillos y el lobo”, “Blancanieves”, “Cenicienta”, “La Bella durmiente”; “Juan sin miedo”, o “Hansel y Gretel”.  Se han hecho innumerables revisiones de todos ellos, adaptándolos y, frecuentemente, suavizándolos. Como también indica Shulman, algunos de éstos eran particularmente crueles en sus versiones originales.

Pese a las ingentes revisiones, todos ellos han sobrevivido al paso del tiempo, inspirando a generaciones de escritores y obras de narrativa infantil. La magia, los personajes fantásticos, los objetos y escenarios fabulosos que en ellos aparecen, han sido recuperados una y otra vez para construir historias adaptadas a los gustos de las nuevas generaciones. Destacamos en este sentido la labor de la autora de “El legado de los Grimm” pues tan importante es crear historias como reconocer el trabajo de aquellos que abrieron el camino hacia el mundo de la fantasía y la magia.

Esta novela, por la que Shulman ya ha vendido los derechos para su adaptación cinematográfica a Dreamworks, combina de maravilla el mundo actual con la tradición, enlazando la literatura infantil clásica con la moderna. El resultado es un libro inteligente, muy divertido y perfecto para aquellos lectores adictos al género fantástico.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.