• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

El tiempo entre costuras

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 640
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
2/5


Usuarios
2 totales

 

Positivo


La progresión que lleva a cabo el libro, que tiene un interés creciente.

Negativo


El estilo demasiado altisonante de la autora y las incoherencias de la trama.


0
Posted 07/05/2014 by

 
Reseña
 
 

Una de las novelas más exitosas de la literatura española de los últimos años es “El tiempo entre costuras”, ambientada en la Guerra Civil Española y la posguerra. La combinación entre novela histórica y espionaje, destacando las tensiones que aparecieron entre los principales protagonistas del bando vencedor, ha llevado a la obra a tener un éxito espectacular. La posterior serie que creó Antena 3 contribuyó a que las andanzas de Sira Quiroga fueran conocidas por millones de personas.

María Dueñas, nacida en Puertollano y doctora en Filología inglesa, ejerce la docencia en la Universidad de Murcia. En 2009 escribe su primera obra, “El tiempo entre costuras”. Su tremendo éxito le ha llevado a continuar su carrera literaria, para lo cual disfruta de una excedencia. Su segunda novela, “Misión Olvido”, ha vuelto a ser un tremendo éxito de ventas, lo que la ha convertido en la escritora española con mayor proyección comercial de los últimos años.

Puntadas en tiempos violentos

La novela, narrada en primera persona, está protagonizada por Sira Quiroga, una joven madrileña, criada únicamente por su madre, que siguiendo sus pasos, aprendió el oficio de costurera. Después de dejar a su novio por un hombre a quien apenas conoce, decidió mudarse con él a Tánger con la esperanza de abrir un negocio, poco antes del Alzamiento. Contará con el apoyo de la herencia que le deja su padre, quien no se había interesado antes por ella, poco antes de su marcha.

Después de unos meses en los que se van alejando el uno del otro, el novio de Sira le abandona y se lleva su herencia. Su desesperada situación, sola, arruinada y sin la posibilidad de volver a Madrid, al estar bajo jurisdicción republicana, le llevará a vivir una oleada de aventuras que la harán partícipe de las tensiones que hubo en el primer gobierno franquista entre los anglófilos y los germanófilos.

Unos hechos poco concordantes

A pesar del éxito que ha tenido la obra y de conectar con el personaje principal, el libro presenta algunas carencias. Ciertos hechos de la trama son de difícil explicación y la inocencia de los personajes, junto a dudosas decisiones que toman, no concuerda. Es difícil creer que el padre de Sira, que no hizo ningún esfuerzo en veinte años para conocerla, decida un buen día dejarle gran parte de su herencia en lugar de hacerlo a sus hijos legítimos. Asimismo, la inocencia de la protagonista es exagerada, ya que confía en su nuevo novio hasta el punto de permitirle que tome todas y cada una de las decisiones sobre el control de dicha herencia.

Un ritmo vertiginoso en un estilo recargado

Otro de los aspectos por los que la novela ha convencido al gran público ha sido por su ritmo. La acción no decae en ningún momento, y hace que en sus más de 600 páginas la cantidad de sucesos ocurridos sea exagerada. Además, los cambios y vuelcos de la trama son continuos. Un estilo con el que se suele convencer al gran público, algo que María Dueñas, sin ninguna duda, ha conseguido.

Esta marea de acontecimientos le hace alejarse de la descripción de la sociedad y sus mentalidades. En ningún momento la autora se plantea realizar un análisis de los hechos en consonancia con la mentalidad de la época, con lo que nos encontramos con una obra ambientada en los años treinta, pero que tiene algunos hechos que no se adecuan a la mentalidad de la época.

Otro factor que sorprende en la novela es el estilo. María Dueñas abusa de las florituras, las descripciones rimbombantes, los párrafos larguísimos y las palabras altisonantes. Con ello, a pesar de que pueda sorprender al lector al mostrar una gran variedad de recursos, hace que la comprensión sea difícil en muchas ocasiones. Con todo ello, a medida que vamos avanzando los diálogos se hacen más frecuentes, y el recargado estilo de la autora se va suavizando, con lo que la lectura se hace más agradable.

Mejoría por momentos

Si bien “El tiempo entre costuras” es una novela que cuesta seguir en sus primeros capítulos, demasiado centrados en el corazón de la protagonista, hay una clara mejoría a medida que profundizamos en el libro. Sira será partícipe de los acontecimientos políticos del inicio del franquismo, a partir de los cuales se crea una tensión en la trama que logra enganchar al lector. Aunque la autora en ningún momento enlaza la trama con los hechos que ocurrieron en la guerra civil o en la retaguardia franquista, no ocurre lo mismo en la tensión que se vivió en el periodo posbélico entre los germanófilos y los aliadófilos.

A ello contribuye la caracterización de los personajes reales que aparecen en la obra, que a pesar de su escaso protagonismo es lo más logrado de la novela. Ramón Serrano Súñer, el Cuñadísimo, ultraderechista convencido y representante de la España más reaccionaria, hará lo posible para que España entre en la guerra del lado de Alemania. Por otro lado, Juan Luis Beigbeder, caracterizado como un hombre políglota, amante de las costumbres árabes y detractor del nazismo. Por último, Rosalinda Fox y Allan Hillgarth, ambos británicos, que tratarán de poner su granito de arena para evitar que España entre en una nueva guerra en el bando alemán.

El éxito entre el gran público

A pesar del alejamiento de la autora de la novela histórica y el estilo que emplea, no cabe duda de que la obra ha cautivado al lector. Además, para quienes no están familiarizados con la novela histórica puede resultar un empujón que les anime a profundizar en el género. Otro acierto que ha contribuido a su tremendo éxito ha sido el marco espacial de la novela, muy exótico y poco habitual en el mundo literario.

La edición de la obra es adecuada, con un epílogo final sobre la vida de los personajes reales que resulta de interés. La portada nos muestra a una joven con un rostro que refleja los desaires que le han ocurrido en la vida, con lo que anticipa el estado de frustración y lucha continua que muestra la protagonista a lo largo del relato.


Simón Ruiz Charro

 
Aficionado de la música, el baloncesto, el arte, la historia y los viajes; sigo teniendo especial predilección por emplear mi tiempo disfrutando de la buena compañía y de una agradable conversación. Trabajé como profesor y guía turístico, tratando de que alguna palabra, expresión o explicación haya podido aumentar los conocimientos de quien accedía a escucharme, objetivo que sigue vigente en El Mar de Tinta.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)