• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Escamas

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Número de páginas: 683
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4.5/5


Usuarios
2 totales

 

Positivo


Una digna continuación de las aventuras de Seraphina Dombehg.

Negativo


Al igual que a su predecesora, a "Escamas" le cuesta arrancar.


0
Posted 14/03/2016 by

 
Reseña
 
 

Después de un año de espera, por fin llega a las librerías españolas “Escamas”, volumen final de la serie draconiana de Rachel Hartman “Seraphina”. Una edición de lujo que llega de la mano de Nocturna Ediciones.  El volumen cierra con broche de oro las aventuras de nuestra medio-dragona preferida, la señorita Seraphina Dombegh.

La trama de “Seraphina” dejó a los lectores pendientes de un hilo. La intriga política alcanzó su punto álgido y el enfrentamiento entre la raza humana y la dragontina resultaba ya inevitable. En “Escamas”, el drama avanza sobrepasando las fronteras del reino de Goredd y alcanzando a los territorios colindantes, con los que se establecerá una compleja red de alianzas. Seraphina será ahora la encargada de llevar a cabo una delicada misión: atravesar estos nuevos territorios, localizar a los ityasaari o semidragones y reclutarlos para la causa de Goredd.

El viaje iniciático de Seraphina

“Escamas” expande el universo de Seraphina hacia los reinos de Nynis, Porphyria, Samsam y Tanamoot . En el primer volumen, estos territorios eran poco más que nombres escritos en un mapa, pero en “Escamas” cobrarán un relieve especial y se convertirán en el via crucis personal de Seraphina. La intriga política da paso a un argumento que sigue la tradicional estructura de viaje iniciático: la protagonista se irá enfrentando a situaciones difíciles o adversas, crecerá como persona y logrará cambiar su perspectiva vital realizándose. Seraphina ya no busca la aprobación del mundo, como en el primer volumen, sino un objetivo mucho más complejo: la aprobación de si misma.

El nuevo enfoque irá en detrimento de otras tramas que resultaron importantes en “Seraphina” y ahora pasan a un segundo plano. El romance sufre una importante reducción (aunque será resuelto de una forma tan original como sorprendente) y personajes que fueron clave en el primer tomo (Orma, Kiggs, Glisselda, los dragomaquitas…) son relevados a secundarios. Será una nueva hornada de personajes, los ityasaari o semidragones, quienes tomen el relevo y acaparen la narración en un arriesgado giro argumental.

La razón es que tiene su propia geometría. Se mueve en línea recta, de manera que comienzos ligeramente distintos pueden conducir a destinos muy divergentes.

El jardín de grotescos

El punto fuerte de de la primera novela era el fascinante jardín de grotescos de la protagonista, y “Escamas” levanta toda su trama sobre esta premisa.  El jardín de grotescos es un espacio simbólico y mental donde se desarrolla el terrible potencial de Seraphina, como humana y como dragona. En él, habitan una serie de criaturas que deben ser cuidadas cada noche a través del mantra “Este es mi jardín de mi mente. Yo lo cuido y lo ordeno. No tengo nada que temer”.

Las criaturas grotescas se convertirán en piezas clave del argumento, y decir algo más al respecto sería añadir demasiado. Sin embargo podemos señalar que la relación de Seraphina con dichas criaturas (y con los muros mentales que las cercan) dan pie a Hartman para realizar una serie de reflexiones sobre el subconsciente que otorgan una profundidad insospechada al personaje. Asimismo la filosofía, la teología, la música y la poesía enriquecen notablemente la personalidad de la Doncella Dombehg, ilustrada cual dama del Renacimiento.

Las metáforas tienen poco o nada de simples. Me han seguido a todas partes, iluminando y apagando y volviendo a iluminar mi existencia.

Un lenguaje al servicio del paisaje

“Escamas” es un libro de aventuras de corte juvenil, por lo que la prosa se muestra acorde al público al que va destinada: simple, fresca y sin complicaciones retóricas. Pese a ello, se percibe que Hartman es una enamorada del lenguaje y la riqueza léxica de la novela se delata en la creación de un vocabulario muy especial, exótico y viajero, fruto de las distintas tierras que va visitando Seraphina.

Con aires italo-venecianos, hablan en la tierra de Nynis, cuyas sedes son el Palasho Lira y el monasterio de Montesanti, regidos por el conde de Pesavolta y bajo la égida de Santa Fionani. El mundo clásico y bizantino emerge en el habla de Porphyria, gobernada por el Consejo de los Agogói, desde el barrio popular de Metasaari hasta la sede del Vasilikón. El reino de Goredd es como una ciudad europea bajomedieval, con la sonoridad de San Ogdo, San Willibald y Santa Yirtrudis como patronaje. Y finalmente llegamos al lenguaje de los dragones, lleno de palabras extrañas y sonoras como El Kerama (sede de Gobierno), mootya (idioma oficial de la dragonidad), sarantraas (dragones antropomorfos) o el propio territorio de Tanamoot. Un auténtico festín lingüístico que suena a música para los lectores de oído fino.

¿Continuará?

Así como “Seraphina” era una pequeña joya editorial en tonos granate y dorado, Nocturna Ediciones recupera el mismo estilo regio para “Escamas”, esta vez en tonos azules y plateados. El formato cuadrado, la calidad del material y el grabado de corte medieval le dan al volumen un empaque especial, muy valioso para aquellos que valoren los libros no sólo como lectura, sino también como objetos de intrínseca belleza.

Rachel Hartman cierra con “Escamas” la historia oficial de Seraphina Dombegh, pero las aventuras entre dragones y humanos en las Tierras del Sur no terminan aquí. La autora está escribiendo otra novela ambientada en este mundo, aunque eso es todo lo que sabemos al respecto. En El Mar de Tinta estaremos atentos a las novedades.


Leyre Segura Azkune

 
Mercenaria del arte y la palabra escrita, he trabajado como periodista, profesora, investigadora y conferenciante siempre al servicio de divulgación cultural. Soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y toda mi trayectoria, tanto académica como laboral, está dirigida a la difusión cultural.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)