• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

La pirámide roja

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
3 totales

 


Bottom Line

“Después de su exitoso “Percy Jackson”, Rick Riordan vuelve a la carga con una nueva saga de fantasía juvenil: “La pirámide roja” es el primer volumen de una nueva aventura con trasfondo mitológico. Publicado por Montena, es la forma perfecta para acercar a los niños a la Historia Clásica.” Las crónicas Kane Contado en primera […]

0
Posted 14/02/2012 by

 
Reseña
 
 

“Después de su exitoso “Percy Jackson”, Rick Riordan vuelve a la carga con una nueva saga de fantasía juvenil: “La pirámide roja” es el primer volumen de una nueva aventura con trasfondo mitológico. Publicado por Montena, es la forma perfecta para acercar a los niños a la Historia Clásica.”

Las crónicas Kane

Contado en primera persona por los hermanos Sadie y Carter Kane, el libro entero pretende ser la transcripción de una grabación, lo que da a la lectura un ritmo muy rápido. En ella, los hermanos Kane nos presentan su insólita historia. Separados desde niños tras la muerte de su madre en circunstancias extrañas, Carter ha viajado con su padre por todo el mundo, siguiéndole en lo que a simple vista parecían corrientes investigaciones de egiptología.

Por el contrario, Sadie ha tenido una vida tranquila y de lo más común al lado de sus abuelos, instalados en la ciudad de Londres. Sadie no ve demasiado a su hermano ni a su padre, salvo una vez al año. En la última reunión, algo extraño ocurre. Su padre, nervioso y asustado, se empeña en visitar el Museo Británico y, haciendo caso omiso de las protestas de sus dos hijos, los arrastra hasta el museo, donde le pide al conservador que le permita estudiar la Piedra de Rosetta.

Bajo la atónita mirada de Sadie y Carter, el egiptólogo Kane saca de su misteriosa bolsa de trabajo una caja y un báculo. Dibujando en el suelo un círculo, empieza a entonar cánticos, mientras jeroglíficos traslúcidos aparecen en el aire. La piedra de Rosetta estalla en mil pedazos y con ella, algo escapa.

El arqueólogo libera a los cinco dioses hijos de Geb y Nut, deidades primigenias dentro de la cosmogonía del Antiguo Egipcio. Pero algo sale mal y, el más peligroso de los cinco, Set, encierra al padre de los niños Kane en un ataúd dorado, junto a Osiris, para poner en marcha su malvado plan: desatar las fuerzas del caos, Isfet, y hacerse con el mundo.

Sadie y Carter, ayudados por su tío Amos, irán asimilando como su vida ha dejado de ser corriente para siempre. Adentrándose en un universo donde la magia y los dioses gobiernan, aprenderán a controlar sus poderes con la ayuda de singulares personajes como Bast, la diosa gato o el babuino Keops, y se enfrentarán a innumerables peligros para tratar de frustrar los planes de Set y recuperar a su padre.

Mitología egipcia

Rick Riordan tiene un don para mostrar a los niños que la Historia Antigua puede ser divertida. De una forma muy cinematográfica y lúdica, el autor aproxima los ritos y tradiciones de la cultura egipcia al público más joven, como ya hizo con la mitología griega en su saga de “Percy Jackson”. Gracias a una documentación excelente, Riordan hace un repaso de los rasgos más acusados e importantes de la religión profesada en el Antiguo Egipto.

Entrelazados con las trepidantes aventuras de Sadie y Kane, el novelista explica la formación del cosmos tal y como la contaban los egipcios con la diosa del Cielo, Nut y Geb, el dios de la Tierra y su unión de la cual nacerían los principales dioses: Isis, Osiris, Neftis, Set y el hijo de Isis y Osiris, Horus. Centrando la historia alrededor del mito de Osiris (descuartizado por Set y vengado por Horus), los niños protagonistas irán adentrándose cada vez más en el panteón egipcio, desentrañando sus misterios y aprendiendo junto al lector.

Asimismo, Riordan da mucha importancia a la institución egipcia conocida como “Casa de la Vida”, que en realidad era un centro pedagógico donde se impartían las enseñanzas más respetadas en el periodo, además de poseer una gran biblioteca.

También son importantes porque eran las encargadas de llevar a cabo ritos litúrgicos relacionados con las costumbres funerarias, en los que tenía especial importancia el matiz “mistérico” o “mágico”. Este punto es el que verdaderamente interesa a Riordan, transformando la “Casa de la vida” en una escuela de magia, la cual ha perdurado en el tiempo y se extiende por todo el mundo, albergando profundos conocimientos y enseñando a unos cuantos elegidos los entresijos de la magia.

Hechizos, jeroglíficos y otros personajes

Lo que destaca de “La pirámide roja” es, sin duda, su bonita presentación respetada por el sello Montena. También fascina el lenguaje jeroglífico empleado por Riordan para presentarnos los diferentes hechizos utilizados por Sadie y Carter, claves para solventar sus dificultades a lo largo del relato.

A medida que nos adentramos en la aventura, los niños Kane controlarán cada vez mejor sus poderes recién adquiridos, deleitando al lector con transformaciones, luchas con avatares gigantescos en forma de halcón o convocando los elementos naturales. Todas y cada una de estas manifestaciones mágicas están perfectamente contextualizadas y el autor nunca se aleja de la mística egipcia, ni de los símbolos que, para los egipcios, eran considerados divinos.

No faltan en esta historia los personajes entrañables y los momentos divertidos, como los que protagoniza la diosa gata Bast, el dios cocodrilo Sobek o la furia de Ra, Sejmet, diosa iracunda y sanguinaria con cabeza de leona. Además, también tienen cabida en este libro fragmentos en los que los protagonistas demuestran sus temores y sueños.

En general, todos y cada uno de los personajes que protagonizan las “Crónicas Kane” están muy bien definidos y resultan entrañables al lector. Sin pecar de sentimentalismos, el autor consigue el balance perfecto entre la acción trepidante y el desarrollo de los personajes, añadiendo al argumento la dosis justa de humor, amor, tensión, magia y humanidad.

Próximas aventuras

El éxito de “La pirámide roja” ha sido grande, tanto como lo fue “Percy Jackson y los dioses del Olimpo” en su momento. Los lectores más críticos podrán pensar que Rick Riordan, ex-profesor de instituto, ha demostrado falta de imaginación al dedicarse esta vez a utilizar el panteón egipcio para su nueva saga. Sin embargo, descontextualizándolo de la serie precedente, el primer volumen de las “Crónicas de Kane” resulta muy entretenido, perfecto en cuanto a contexto y documentación y con argumento ágil que mantendrá al lector interesado hasta el desenlace.

Destaca por encima de todo el valor que las novelas de Riordan aportan a la literatura, gracias a su temática histórica. Frente a otros géneros más comerciales como las sagas vampíricas de tono romántico para adolescentes, estos libros aportan conocimientos a nuestros pequeños a la vez que les divierte, ayudándoles a contextualizar los hechos históricos y a desarrollar la afición por las tradiciones clásicas y la Historia Universal.

En las últimas páginas del volumen, Riordan prepara el terreno para el siguiente libro protagonizado por Sadie y Carter, “El Trono de Fuego”, que promete más diversión y magia a los lectores. Saldrá a la venta en España el próximo mes de marzo.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)