• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Las crónicas de Fortuna. El secreto del trapecista

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 336
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4.5/5


Usuarios
4 totales

 

Positivo


Muy original, perfecta para niños que estén adquiriendo soltura al leer.

Negativo


Ninguno


0
Posted 01/04/2015 by

 
Reseña
 
 

Javier Ruescas es uno de los autores más valorados del panorama literario juvenil español. Como un soplo de aire fresco, las obras de Ruescas han inspirado a nuevas generaciones, devolviendo a los adolescentes la afición por la lectura. Su nueva saga, enfocada al público infantil, no podía tener un comienzo más prometedor. La edición de Destino, cuenta con las ilustraciones de la también española Lola Rodríguez.

Leer literatura infantil y juvenil como la que escribe Javier Ruescas nos da esperanza. Libros bien escritos, originales, creados por autores nacionales muy jóvenes. En este momento, en medio de una marea incesante de títulos acartonados con argumentos manidos y de dudosa calidad, las obras de este madrileño de 27 años son de vital importancia. Ruescas actualiza el género para los niños y jóvenes, pero con el buen gusto de no maltratarlo.

¡Bienvenidos a Fortuna!

Kyle, Lavelle y Gunnir son tres niños huérfanos que nada recuerdan de su vida anterior al hogar llamado «El último auspicio». En un mundo donde los circenses son perseguidos y tratados como parias, los tres amigos tienen opiniones muy diferentes sobre el mundo del espectáculo. Para Lavelle, payasa de nacimiento, es una maldición, Kyle sólo quiere ser normal y en cambio Gunnir sueña con convertirse en mago.

Una noche que parece como cualquier otra, un suceso inesperado cambiará la vida de nuestros protagonistas para siempre. Kyle, Lavelle y Gunnir descubrirán cómo es en realidad la vida de las compañías de circo.

Los tres amigos vivirán aventuras insospechadas en su búsqueda por encontrar un lugar en el que puedan sentirse como en casa. Aventuras que no acabarán en este primer volumen pues, con su desenlace abierto, promete ponerse mucho más interesante para la siguiente entrega.

Si a Rowling le funcionó, a Ruescas también

Tras la lectura de “El secreto del trapecista”, no podemos evitar encontrar muchas similitudes con la exitosa serie protagonizada por el niño mago más conocido del mundo, Harry Potter. El lector las hallará, por poner un ejemplo, en el trío protagonista (que tiene un evidente paralelismo con Harry, Ron y Hermione), o en el pasado de Kyle (abandonado al nacer y sin recordar nada de sus padres).

Sin embargo, estos parecidos no son en absoluto defectos, y los sacamos a colación de forma positiva. El trabajo de Rowling es magnífico, sobre todo por un aspecto que nos parece de vital importancia: la autora inglesa ha conseguido que muchos niños (y también adultos) se entusiasmasen con los libros. No nos malinterpreten, no creemos que J.K. Rowling haya inventado nada nuevo (los niños que tienen aventuras o adquieren habilidades mágicas es algo recurrente en todas las épocas), simplemente ha reformulado clásicos del género que funcionaban, adaptándolos a los niños de hoy.

Es un orgullo poder decir que entre nuestros jóvenes escritores los hay leídos, como Javier Ruescas, dispuestos a ofrecernos literatura de aventuras de las de siempre: con argumentos bien construidos, que entretengan y a la vez ilustren, llenos de valores positivos. Sobre todo, destacamos la cualidad de libro-cepo, pues el niño que lee será un adulto más formado. Ruescas consigue traspasar el umbral del libro juvenil o young adult  y lo hace con considerable éxito. “Las crónicas de Fortuna” asegura a los púberes diversión y entretenimiento, y además de calidad. Estamos convencidos de que en cuanto crucen la puerta hacia el  mundo de Fortuna en compañía de Kyle, Lavelle y Gunnir, no podrán resistirse a su incuestionable encanto.

Una historia cautivadora

El público infantil suele ser mucho más exigente que el adulto, más difícil de convencer. “Las crónicas de Fortuna” tiene un poco de los dos ingredientes que creemos indispensables a la hora de escribir para niños: originalidad y argumentos muy entretenidos, trabajados y con los suficientes giros para mantener al niño interesado. Con un lenguaje adecuado para ellos, pero sin dulcificaciones innecesarias.

“Las crónicas de Fortuna” brinda a nuestros pequeños la oportunidad de conocer el maravilloso mundo de la literatura embarcándose en una aventura repleta de magia, personajes entrañables y por supuesto, oscuridad. Otra batalla entre el bien y el mal muy bien llevada, sorprendente por su originalidad. El mundo del circo siempre resulta atractivo, hasta para los adultos, y nos parece la elección perfecta para hacer de nuestros pequeños unos perfectos devoradores de libros.

Asimismo, queremos destacar que “El secreto del trapecista” es uno de esos libros apto para los niños que estén cogiendo soltura en la lectura (a partir de 12 años, según el sello). Entre sus páginas emprenderán el camino hacia la lectura independiente, sin abandonar de todo el cuento ilustrado, pues los dibujos pueblan las páginas de este volumen, de la mano de Lola Rodríguez.

La literatura infantil, saco repleto de sorpresas

Debemos hacer hincapié en esta edición, exquisita y cuidada, de tapa dura, irresistible a la vista. Su portada, obra de Lola Rodríguez  igual que las ilustraciones interiores, tiene un estilo cálido y naturalista, muy al estilo de las ilustraciones que acompañaban las primeras ediciones en español de las obras de Enid Blyton. Encantarán a niños y a mayores amenizando todos los capítulos.

En general, este título no podría habernos dejado más satisfechos. Da la sensación de que la literatura juvenil tiene mucha repercusión (pues la lee un espectro de público más amplio, adultos incluidos) y, sin embargo la infantil se queda un poco atrás en cuanto a ecos dentro de los medios especializados. En nuestra modesta opinión, es en este último género donde encontramos verdaderas y encantadoras sorpresas.

Creemos que a día de hoy la originalidad brilla por su ausencia en las obras para jóvenes y por el contrario, en las infantiles, es la reina. Historias frescas, sencillas y que despertarán en nuestros pequeños la pasión por los libros. En definitiva, “Las crónicas de Fortuna” es una novela con la que los niños disfrutarán. Y también los adultos que tengan ganas de emprender una aventura. Esperaremos con emoción el siguiente título de la serie: “El recuerdo del mago», previsto para verano del presente año.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)