• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Loco

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 315
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4.5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Muy oportuno para conocer el punto de vista de los médicos desencantados con su profesión, o con sentimientos encontrados respecto a la misma

Negativo


La gran cantidad de historias y personajes la convierten en una novela un tanto aturdidora para el lector: esto es bueno, si se quiere potenciar la sensación de locura o desorientación


0
Posted 03/04/2017 by

 
Reseña
 
 

Rainald Goetz, escritor, dramaturgo, ensayista, vuelca en esta novela parte de sus vivencias y de sus sentimientos encontrados hacia el mundo de la medicina, en concreto de la psiquiatría. Al igual que le sucede a su alter ego Raspe, esta novela nos transmite precisamente el desencanto y los sentimientos encontrados que experimentan muchos jóvenes profesionales de la medicina.

“Loco” se cuestiona el concepto de normalidad que impera en la sociedad actual, se pone en la piel de médicos y pacientes con el fin de abrir los ojos al lector y conseguir que éste se formule preguntas que nunca se había planteado. En ese sentido, cuestionarse absolutamente todo lo que se nos da por válido, la novela es perfectamente oportuna.

¿Qué es la normalidad? ¿Tú lo sabes?
“Loco” no es una novela amable, no pretende serlo. Su objetivo más bien aparenta ser informativo y también controvertido. Se trata de una novela coral en la que escuchamos las voces de enfermos y psiquiatras, mientras late de fondo la sempiterna opinión pública, que de nada sabe y sobre todo opina. Este libro procede de 1983, y sin embargo la temática que aborda sigue estando bien vigente en nuestros días. Una persona diagnosticada de algún tipo de locura es automáticamente apartada de la sociedad, puesto que es una pieza que no encaja en el engranaje del sistema. Aún más allá de eso, se puede llegar a retenerla y medicarla contra su voluntad en el caso de que algunos de los síntomas que presente alcance determinada medida, etc.

Vivimos en un país en el que la transexualidad sigue estando patologizada. Esto nos da una medida de cómo funcionan las cosas en la medicina a nivel global, es innegable que mejora y alarga la vida de los seres humanos pero también en según qué casos, la estigmatiza, deshumaniza o la empeora.

En cuanto a los enfermos mentales, se parte de la premisa de que pueden hacer daño a los demás o hacerse daño a sí mismos, y bajo estos pretextos se actúa. En esta novela se plantean infinidad de preguntas con respecto a este tema, enfocándolo desde muchas perspectivas, poniéndose también en la piel de las personas afectadas, y consiguiendo que por lo menos el lector pueda llegar a empatizar con ellos y conocer un poco mejor su mundo.

¿Y tú, eres normal?
Raspe, un joven psiquiatra y alter ego del autor, se desencanta del sector al que pertenece, y en este discurso aparece frecuentemente el asunto de las descargas eléctricas para el tratamiento de algunas de las afecciones que presentan los pacientes, un tema oscuro, escabroso y difícil de afrontar.

—(…) yo digo que la locura es rebelión
—(…) El arte y la rebelión me importan un rábano, esto está claro, nada de nada. Si quieres, ven conmigo a la clínica y te enseñaré locos. Entonces te los enseñaré. Podrás verlos. Los locos están locos. No son artistas ni revolucionarios. Simplemente están locos. Así pues, que no me venga ningún Laing con sus mamarrachadas. Los locos están locos. Lo puedes comprobar. Y estar loco no es arte ni rebelión. Son pobres diablos, los pobres diablos más desgraciados que conozco. Eso son los locos.

En 2015, Rainald Goetz, graduado en medicina, recibió el premio alemán “Georg Büchner” por esta obra provocadora. En ocasiones recuerda a Oliver Sacks a la hora de presentar casos concretos de médicos y pacientes, solo que menos metódico y con un soporte para transmitir sus ideas, la novela, menos informativo por definición que un ensayo enfocado a un público general. Se introducen muchos personajes, situaciones delicadas, pensamientos circulares, etc., confrontando las dolencias mentales con la praxis médica.

En cuanto a la actualidad del contenido, evidentemente muchas cosas han cambiado desde 1983, pero el cerebro humano sigue sin estar explorado completamente, aún en muchos casos los psiquiatras avanzan a ciegas con sus pacientes, tanteando sustancias y dosis, modificándolas en base a resultados, estabilizándolas una vez que los pacientes regresan a formar parte de los baremos de la normalidad. Las conclusiones en este caso quedan a juicio de la ética de cada lector, en El Mar de Tinta nos ha entretenido pero no nos ha parecido una lectura sublime, desde luego no a la altura del estupendo catálogo de Sexto Piso.


Mar López

 
Apasionada lectora desde que recuerdo, estudié Biblioteconomía y Documentación por mi afición a los libros, con la intención de conocer en profundidad todo lo que estuviera relacionado con ese maravilloso objeto, tanto por dentro como por fuera. Después, he trabajado como librera, bibliotecaria y documentalista, siempre en cualquier lugar en el que pueda estar rodeada de papeles y libros. Además, mantengo mi propia bitácora, “El mar de letras”.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)