• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Para leer al anochecer: Historias de fantasmas

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
2 totales

 


Posted 21/02/2012 by

 
Reseña
 
 

La editorial Impedimenta presenta un recopilatorio de cuentos fantasmagóricos escritos por el magnífico escritor inglés Charles Dickens. 13 relatos cortos conforman este libro, repletos todos ellos de apariciones y espíritus  que transportarán al lector a parajes inquietante, tenebrosos, llenos de encanto gótico. Aprovechando el bicentenario de su nacimiento, la ocasión se brinda perfecta para rescatar algunas de sus narraciones más célebres.

La prosa magnífica de Charles Dickens queda patente en cualquier escrito del autor, incluso en los relatos más cortos. Sus novelas más célebres han pasado a la historia como clásicos indispensables e insustituibles (“Oliver Twist”, “David Copperfield”, “Grandes Esperanzas”, “Los pápeles póstumos del Club Pickwick”…), pero sus cuentos y relatos cortos como los recopilados en este volumen no desmerecen en absoluto. Mantienen ese aire sombrío y decadente, casi mísero, característico de sus obras más largas. Sus personajes tampoco pierden el matiz gótico y misterioso; éstos, pese a la brevedad de las narraciones, se muestran al lector expresivos y  bien definidos.

Un autor de éxito

Nacido en Portsmouth (Inglaterra) en 1812, Dickens no tuvo una infancia plácida y feliz. Miembro de una familia de escasos medios, su padre fue encarcelado por deudas y todos se mudaron con él a la prisión. Obligado desde muy joven a trabajar en una fábrica de betún para zapatos, mantenía de esta forma a su familia, pasando muchas penalidades.

Dickens no tuvo una formación académica, sino autodidacta, y la suerte le sonrió el día en que consiguió un puesto como secretario de un abogado (1827). De esta manera, consiguió convertirse en cronista parlamentario un tiempo después. Este hecho le abriría las puertas al mundo de la literatura, publicando en 1833 la que sería su primera obra titulada “Esbozos”.  Dickens, a diferencia de otros autores contemporáneos, obtuvo éxito y popularidad en vida, gracias a que publicaba la mayoría de sus obras por entregas en los periódicos y revistas de la época.

A parte de su faceta como escritor, Dickens fue también un hombre muy comprometido y avanzado a su tiempo. Por ejemplo, luchó por conseguir reformas sociales a favor de las clases obreras, y también en contra de la esclavitud, practicada en Estados Unidos.

Atracción por el misterio

Es probable que su gusto por lo desconocido e inexplicable le viniese de las miserias acontecidas durante su tierna infancia. Sea como fuere, Dickens desarrolló su interés por los fenómenos extraños trasladándolos al papel, dando a luz algunos de los más destacados y elogiados cuentos de fantasmas.

Siguiendo la tónica de su archiconocido “Cuento de Navidad”, los relatos presentados en “Para leer al anochecer” narran historias de personajes taciturnos, viajeros solitarios, experiencias extracorpóreas y apariciones misteriosas, enmarcadas en escenarios lúgubres y tenebrosos. Puede que, para el lector actual poco acostumbrado a la literatura victoriana, resulten poco “terroríficos”, pero el encanto gótico que destilan y la insuperable maestría narrativa del autor hacen que la lectura de estos cuentos sea muy gratificante.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.