• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Play: entrevista a Javier Ruescas

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
1 veces puntuado

 


Bottom Line

Entre las últimas novedades del sello juvenil Montena destaca “Play”, una novela de corte adolescente con un original argumento. Leo y Aarón, dos hermanos muy diferentes entre sí pero con un objetivo común: realizar sus sueños. Con esta última obra, el jovencísimo Javier Ruescas afianza su puesto entre la nueva generación de escritores de literatura infantil y juvenil. […]

0
Posted 21/11/2012 by

 
Reseña
 
 

Entre las últimas novedades del sello juvenil Montena destaca “Play”, una novela de corte adolescente con un original argumento. Leo y Aarón, dos hermanos muy diferentes entre sí pero con un objetivo común: realizar sus sueños. Con esta última obra, el jovencísimo Javier Ruescas afianza su puesto entre la nueva generación de escritores de literatura infantil y juvenil. Su estilo, fresco y desenfadado ha cautivado a un numeroso grupo de lectores en nuestro país.  El propio autor ha tenido la amabilidad de contestar algunas preguntas sobre su libro y su trabajo. 

“Play” o de cómo hacerse famoso

Pregunta: Desde El Mar de Tinta quisiéramos felicitarle por “Play”. Esperábamos otra novela juvenil más, y nos ha sorprendido gratamente con un argumento original y bien narrado. ¿Cómo surgió esta obra?

Respuesta: En primer lugar, muchas gracias por vuestras palabras. Me alegro de que hayáis disfrutado “Play”. Esta obra surge por tres motivos: el primero, que quería contar una historia en la cual la música tuviera un papel fundamental. El segundo, la necesidad de compartir y acercar a los lectores las experiencias que yo había tenido con la fama a raíz de mi trabajo con Aurum Producciones (la distribuidora de las películas de la Saga Crepúsculo en España). Por último, quería enfrentarme a una historia en la cual los personajes y su evolución personal, su necesidad de encontrarse en el mundo, fueran lo más importante.

P: Además de la historia de los hermanos Serafin, muy lograda y entretenida, la particularidad de este libro estriba en que introduce cada capítulo con una canción, creando una banda sonora acorde con el texto. ¿Qué motivó este detalle?

R: De algún modo, esas canciones componen el diario musical del tiempo que pasé escribiendo y editando la novela. Son temas que conocía o que me pasaron mis amigos y que me acompañaron durante las largas horas de trabajo. Además de ser un prólogo de cada capítulo que preceden también son un pequeño homenaje o agradecimiento a los artistas que, sin saberlo, me han ayudado tanto.

P: La novela arranca con un corazón roto. El desengaño es el que empuja a Aarón a aceptar la descabellada idea de su hermano: colgar sus temas originales en un canal de Youtube y emprender una aventura que les cambiará, a ambos, la vida. ¿Cuánta importancia tiene el amor en su novela? ¿Cómo se interrelacionan la música y el romance?

R: El amor es el detonante de toda la historia, pero también es el combustible para que avance. Además, he intentado reflejar muchísimos tipos de amor, no solo el clásico romance (el que siente Aarón por su chica, Dalila). Así podemos ver el amor entre miembros de una familia desestructurada, amor entre amigos, el amor fantasioso de los fans a un artista y, por supuesto, el amor que existe entre hermanos a pesar de sus diferencias.

P: Los dos hermanos protagonistas, no podrían ser más opuestos. ¿Cómo definiría a Leo y Aarón?

R: Ambos son chicos que están intentando comprender qué hacen en este mundo, qué se espera de ellos, quiénes son… Creo que esto es algo que todos los jóvenes sentimos en algún momento (o varios momentos) de nuestra vida. Los dos tienen mucho que aprender, incluso Leo, que parece que ya está de vuelta de todo.

El pequeño, Aarón, es más vergonzoso, inseguro, tímido… y le encanta componer música igual que otros escriben en blogs o en diarios: para desahogarse. No tiene ninguna intención de que esas canciones salgan de su ordenador, por eso cuando ocurre lo lleva tan mal.

Leo, por otro lado, es ambicioso, ególatra, descarado y muy, muy atractivo. Desea con todas sus fuerzas llegar a ser famoso, pero no ha tenido suerte en la vida. Como digo, parece el más seguro de los dos hermanos, y sin embargo el lector pronto descubre que no es así. No hay más que ver que utilice una bola 8 para tomar las decisiones más complicadas de su vida.

P: Además de las relaciones sentimentales y la música como leit motiv indiscutible, en “Play” se tratan temas recurrentes en nuestra sociedad, como los problemas familiares. Los hermanos Serafin tienen dificultades para seguir el plan preestablecido por sus progenitores. ¿Cree que es frecuente que los padres coarten los sueños y decisiones de sus hijos? ¿Cuál sería su consejo para estos jóvenes con las “alas cortadas”?

R: La verdad es que no sé cómo de frecuente es esto, pero es algo que me preocupa. Aquí son los padres quienes intentan frenar a Leo y a Aarón, pero al menos lo hacen por una razón lógica: tienen miedo a que sus hijos sufran más de la cuenta y al final se peguen un batacazo. Lo preocupante es que, quien le corte las alas a alguien, sea una persona que en el fondo no lo haga con buenas intenciones.

Mi único consejo es que no se rindan y sigan luchando e intentando alcanzar sus metas, por muy lejanas que parezcan, por mucho que les hayan dicho en la vida que son imposibles.

 

Música y ambientación

P: Gran parte de la historia de “Play” se desarrolla en la mítica y magnífica ciudad de Nueva York. También la nombra en sus agradecimientos. ¿Qué significado tiene la urbe para usted? ¿Y en su novela?

R: Para mí Nueva York es una ciudad muy especial porque en ella viven algunos de mis mejores amigos, pero también porque es una ciudad que todos tenemos en nuestra cabeza desde que nacemos, un lugar donde, supuestamente, cualquier sueño se puede hacer realidad.

Igual que Aarón, yo también quedé fascinado por ella la primera vez que la pise. Pero además, Nueva York para mí ha adquirido mayor importancia con el paso de los años ya que, con cada visita, mis amigos me han descubierto nuevos secretos que esconde entre sus calles.

P: “Play” nos habla del duro camino para hacerse famoso. De los “sacrificios” que ser conocido y admirado conlleva. ¿Hay algo de su experiencia personal como escritor de éxito en la historia de Leo Serafin?

R: Hay pequeños detalles, pero más en los comienzos de los hermanos, ya que después se hacen mundialmente famosos. También hay mucho de mí en las reflexiones que hacen tanto Leo como Aarón a la hora de enfrentarse al público, al trabajo o a determinadas situaciones. Pero todas las escenas son inventadas, no hay ninguna que haya sacado de una situación real que yo haya vivido.

P: A medida que avanzamos en la lectura, observamos como Leo y Aarón van perdiendo el control sobre su trabajo, que pasa a manos del “monstruo empresarial”. ¿Cuál es su opinión sobre esta circunstancia? ¿Cree que para brillar con luz propia es necesario someterse a los imperativos del star system? ¿Se podría extrapolar este hecho al mundo de la literatura?

R: No, no creo que sea necesario. Pero son pocos los artistas “diferentes” que no se doblegan al sistema y triunfan, al menos en el mundo de la música. En cuanto a la literatura, no sé si realmente existe un “star system” como tal, pero yo al menos todos los autores que conozco escriben las historias que ellos de verdad quieren contar y no las que marcan las tendencias o las modas.

P: Si algo hace verosímil la narración es que combina perfectamente ficción y realidad, creando para Leo y Aarón un contexto que encaja con lo que posteriormente sucede. Además, encontramos un sinfín de información sobre el mundo de la fama. ¿Ha sido ardua la tarea de documentarse y dar forma a “Play”?

R: En realidad, buena parte de la información sobre la fama que aparece la he aprendido gracias al trabajo que realicé en el mundo del cine. Más allá de eso, tuve la suerte de poder hablar con mucha gente, tanto del mundo cinematográfico como musical, para las pequeñas lagunas que pudieran quedarme. Mi intención sobre todo era crear una historia muy cercana y real donde los lectores pudieran apreciar los pros y los contras del estrellato.

P: Se ha creado todo un universo alrededor de esta novela. Incluso se han compuesto los singles del grupo de Leo y Aarón. ¿Todo esto lo tenía usted pensado desde el principio, como parte de la obra, o surgió más tarde?

R: Todo surgió antes de que enviara el libro a ninguna editorial, pero después de haber terminado de escribirlo. Le pasé el primer borrador a algunos amigos y entre ellos estaba Sofía Rhei, quien decidió componer los temas que después formarían el disco original de “Play” y que ahora se puede encontrar en Spotify, Amazon, iTunes o tiendas físicas… Un sueño hecho realidad que salió de manera muy orgánica y sin ninguna presión.

P: Háblenos un poco más de Tonya (la bola de billar con el número ocho que contiene todas las respuestas) y de cómo llegó a sus manos.

R: De gira con Tonya Hurley, la autora de “Las Bendecidas” y “Ghostgirl”, por Valencia, pasamos por una tienda Popland. Fue allí donde vi la bola 8, mencioné que me gustaba y la propia Tonya decidió regalármela. En cuanto la tuve en mis manos pensé que tenía que incorporarla a la historia de “Play” porque era una manera perfecta de reflejar la auténtica inseguridad de Leo a la hora de tomar decisiones, y decidí apodarla Tonya en honor a esta buena amiga que me dio la mía.

 

La historia continúa

P: Finalizada la lectura, nos hemos entretenido buscando y escuchando las canciones con las que abre cada capítulo. Coincidimos con usted en que es un buen tracklist. Sin embargo, echamos en falta algún “temazo” mítico y clásico. ¿Esto se debe a una decisión personal, o simplemente que los jóvenes no están interesados en la música que no sea actual?

R: Como ya he dicho, estas son las canciones que escuchaba mientras escribía. En realidad no me planteé hasta después integrarlas en el texto. No son canciones que crea que van a gustar a los lectores (aunque espero que sí) si no las que de verdad oía al trabajar. Podría haber incluido esos temas a los que te  refieres, pero habría perdido un poco parte de la razón por la que las metí en la novela.

P: En El Mar de Tinta creemos que, para escribir novelas juveniles, hay que comprender muy bien a los adolescentes. Usted los conoce a la perfección, y eso hace que su novela gane en frescura. ¿Se considera todavía, un poco “teen”? ¿Comparte gustos con los protagonistas de “Play”?

R: Bueno, sólo tengo 24 años, así que me considero bastante “teen”… (risas) Y sí, comparto muchísimos gustos con Leo y Aarón, como su amor por los libros (en particular por “Harry Potter”) o las series de televisión americanas.

P: Ya desveló, en la presentación de la novela en Madrid, que su continuación se titulará “Show” y su publicación será para mayo de 2013. ¿Puede adelantarnos un poco más de lo que descubriremos en este nuevo libro?

R: Por el momento no puedo decir demasiado. Solo que tendrá mucha relevancia un reality show en el que se verá obligado a participar uno de los dos hermanos… El libro ya está terminado y entregado. Ahora tengo que comenzar a trabajar en la última parte de la trilogía.

P: Además del próximo “Show”, ¿está trabajando en alguna otra idea interesante que pueda ver la luz como futura novela?

R: Tengo varias historias preparadas para el futuro, muy diferentes entre sí, pero por el momento no puedo hablar de ellas. ¡Espero hacerlo pronto!

P: Ya para finalizar, es evidente que se ha erigido en poco tiempo como autor de gran proyección dentro del panorama literario juvenil. Con tan sólo 24 años, ¿cómo lleva Javier Ruescas su propio éxito? ¿Le cuidan bien?

R: Por el momento mi vida no ha cambiado tanto como para que me llame la atención, más allá de que viajo mucho o que recibo más correos y mensajes en las redes sociales que antes. Y sí, todo el mundo me cuida maravillosamente bien (risas).


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)