• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Sociedad Negra

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
2 totales

 


Bottom Line

El escritor catalán Andreu Martín reafirma su destreza en el mundo de la novela negra. Ganadora del V Premi Crims de Tinta en el año 2012, “Sociedad Negra” (Serie Negra de la Editorial RBA Libros) nos sitúa en Barcelona con los ojos de quien observa aterrorizado los sucesos más dantescos de cuantos pueda provocar la praxis […]

0
Posted 29/05/2013 by

 
Reseña
 
 

El escritor catalán Andreu Martín reafirma su destreza en el mundo de la novela negra. Ganadora del V Premi Crims de Tinta en el año 2012, “Sociedad Negra” (Serie Negra de la Editorial RBA Libros) nos sitúa en Barcelona con los ojos de quien observa aterrorizado los sucesos más dantescos de cuantos pueda provocar la praxis humana.

Bandas latinas, tríadas chinas, prostitutas, robos, crímenes, policía, política. No le falta de nada a esta novela y tampoco parece ser capaz de defraudar a nadie. Nos ubicamos frente a un texto exigente en el que el autor, en los agradecimientos, reconoce haber obtenido consejos de comisarios, inspectores y otras personalidades que han preferido mantenerse en el anonimato. Eso sí, que nadie se lleve a engaño, la ficción es la verdadera protagonista.

Crímenes encadenados

En una conocida calle de la Ciudad Condal aparece la cabeza cortada de una mujer sobre un coche. Esa misma fatídica noche asesinan a un estibador del puerto y a una familia de narcotraficantes. Todas las muertes guardan entre sí una estrecha relación. Al principio las bandas latinas se convierten en el punto de mira. Sin embargo, también existe un rumor que apunta hacia las mafias chinas.

Por mucho que se empeñe el Inspector Jefe Diego Cañas, no hay pruebas contundentes para cazar a los auténticos responsables de los crímenes, según él: ciudadanos chinos con un fuerte respaldo. Su única baza es Liang, su confidente asiático y el único capaz de meter las narices en el asunto sin llamar en exceso la atención.

El propio Cañas, varios días antes de los asesinatos, había desarrollado un informe de la operación “Jackie Chan” donde plasma sus sospechas: la tienda de modas del señor Soong Xiao Chew esconde, probablemente, un banco clandestino al que van a parar las recaudaciones de los grupos de delincuentes de la comunidad china en Barcelona.

Todo ello coincide con los desaguisados familiares del Inspector Jefe. Se trata de Lorena, la típica hija adolescente problemática que se escapa de casa. La conclusión a la que llegamos con estos entresijos es que Andreu Martín no deja que los protagonistas se salgan con la suya ni en su vida privada, eternos errantes en medio de una novela sin recompensa alguna.

El drama de Liang

Superado el ecuador del libro conocemos el pasado de Liang. Hijo de madre china y padre español, sufrió maltrato físico y psicológico de su progenitor y presenció tales vejaciones hacia su madre. Vivieron diez años en Hong Kong durante los que “Mierda de chinos, chinos de mierda” era la frase habitual. Las humillaciones se repetían diariamente hasta que Liang se arma de valor y se va con su madre. Había superado un capítulo de su vida terrible, pero llegarían otros.

La prueba de fuego de Liang lleva nombre de mujer. Se trata ni más ni menos que de la hija de Soong, Pei Lan. Liang es maestro de Chi Kung, un arte que permite desarrollar la energía interna con el objetivo de conseguir buena salud mental y física. Liang alardea de seguridad y equilibrio hasta que el ingrediente femenino tambalea sus sólidos cimientos.

Pei Lan encarna la tentación. La joven alumna juega a mantener una tensión sexual difícilmente satisfactoria por ser hija de quien es. Liang, por su parte, se deja seducir… al fin y al cabo ella es la llave para meterse en la boca del lobo y así intentar desmantelar toda una red que busca el beneficio de unos pocos a costa del trabajo sin descanso de los chinos humildes.

La ficción no impide un escenario y un contexto histórico cercanos: el hecho de que China haya comprado gran parte de la deuda española hace que, en determinados momentos, la policía reciba presiones para no enfadar a los asiáticos que tanto bien han proporcionado al país. Esto deja entrever el papel fundamental de la política, determinante en el devenir de los acontecimientos de una nación.

Maestro de la tensión por fascículos

“Sociedad Negra” bien podría haber sido una novela por entregas. La primera parte, “Sacudir el avispero”, abarca una sucesión de saltos en el tiempo en torno a la noche de los crímenes. Aunque la novela arranca con el delito ya cometido, la idea es ir desgranando poco a poco tanto los preámbulos como las consecuencias.

Posteriormente hay dos apartados más, “100 años de perdón” y “Cinco bofetadas” en los que sí se respeta el orden cronológico y donde se hallan algunas explicaciones. En total 52 capítulos cortos ayudan al lector a digerir todas las vicisitudes y le da la oportunidad de detenerse a reflexionar manteniendo una magnífica incertidumbre perpetua.

Fascinación por las novelas policíacas

Andreu Martín nació en Barcelona en 1949 y desde 1970 no ha frenado el ritmo de producción literaria. A partir de 1979 empieza a dedicarse al relato policíaco, género con el que se autodenomina al considerar que alberga la novela negra y la novela de enigma. La veintena de premios logrados a partir de los años ochenta por este profesor de la escuela de escritura del Ateneo de Barcelona, hacen de su extensa obra una parada recomendada.

Desde el Premio Círculo del Crimen en 1980 por “Prótesis” (inspiradora de la película de Vicente Aranda “Fanny Pelopaja”) al Premio Nacional de Narrativa en 1989 por “No pidas sardina fuera de temporada”. Incluso sus tres premios Hammett de la Asociación Internacional de Escritores Policíacos otorgados en 1989 (“Barcelona Connection”), 1993 (“L’home que tenia raor”) y 2000 (“Bellísimas personas”) merecen una maratón de literatura vinculada al crimen o al menos un hueco especial en nuestra biblioteca, sean cuales sean sus géneros predilectos. “Sociedad Negra” deja el listón muy alto para la próxima sorpresa (esperamos no demasiado lejana) de Andreu Martín.


Cristina Aibar García

 
Soy una periodista madrileña especializada en radio. El dominio de la palabra nos hace más fuertes, y en mi carrera de fondo por lograrlo cobra gran importancia la lectura. Su presencia en mi vida se la debo a mi madre, quien desde muy pequeña me inculcó su amor por la literatura. Otras de mis aficiones son pintar y practicar escalada. Ambas, junto al placer de leer, dejan que roce por momentos la agradable sensación de libertad.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)