• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Tentación de ángeles

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
8 totales

 


Bottom Line

Otra novela de género juvenil ha llegado a nuestras manos. “Tentación de ángeles”, publicada por Anaya Juvenil el pasado mayo, es el nuevo trabajo de la autora de la aclamada trilogía “La profecía de las tres hermanas”. En este relato, Michelle Zink nos presenta una trama que combina sin mucho éxito romance, steampunk y fantasía. Si […]

0
Posted 24/09/2012 by

 
Reseña
 
 

Otra novela de género juvenil ha llegado a nuestras manos. “Tentación de ángeles”, publicada por Anaya Juvenil el pasado mayo, es el nuevo trabajo de la autora de la aclamada trilogía “La profecía de las tres hermanas”. En este relato, Michelle Zink nos presenta una trama que combina sin mucho éxito romance, steampunk y fantasía.

Si tuviéramos que definir “Tentación de ángeles” en pocas palabras, probablemente nos decantaríamos por “novela insípida”. Los componentes sobrenaturales que la autora utiliza habrían funcionado mejor dentro de la obra si ésta no estuviese centrada tan sólo en un aspecto: el romance paranormal.

Destino insospechado

Una noche, la madre de Helen Carwright la despierta precipitadamente. Algo horrible está a punto de ocurrir y la muchacha debe seguir sus instrucciones sin rechistar. Ocultarse y huir de la mansión sin mirar atrás y encontrar a Griffin y Darius es imprescindible para que la joven Carwright siga con vida.

Abandonando así a sus padres, Helen recorrerá las calles de Londres en pos de los dos individuos, ansiando protección. Su sorpresa será mayor cuando descubra que Griffin y Darius no tienen la edad de sus progenitores, sino unos pocos años más que ella.

Ambos hermanos harán cruzar a Helen un portal  maravilloso y a la vez misterioso: forman parte de un grupo de elegidos que mantiene al mundo en equilibrio. Pero todos corren un grave peligro, pues alguien está dando caza y erradicando a todos sus miembros. Griffin y Darius desconocen los motivos del asesino, pero saben que deben hacerle frente y detenerlo. Helen les ayudará y, durante el trayecto, se enfrentará a peligros insospechados y al descubrimiento del verdadero amor.

Quiero y no puedo

Con este argumento, Zink construye un envoltorio vistoso para un triángulo amoroso enfocado a un público juvenil aficionado a la novela romántica. Para ello se sirve de los géneros que, en la actualidad, están de moda. Sin embargo, no podemos decir que el resultado nos haya convencido.

La novela, con claros elementos steampunk en el argumento, tiene una contextualización histórica bastante imprecisa. La autora utiliza complementos de época, pero sólo porque tienen encanto, sin molestarse en ahondar en el siglo al cual pertenecen o la situación social del momento. Ambientada en Londres, no se produce una alteración de la Historia, sino que la escritora inventa un pasado paralelo dominado por un “Sindicato”, cuya organización controla todos los avances tecnológicos y el poder económico.

Esto no tendría mayor importancia si el componente sobrenatural o fantástico de la trama encajase. Empero, tampoco podemos decir que se sostenga. Zink presenta una trama con ángeles, demonios y Guardianes del mundo, pero demasiado fragmentada, sin profundizar en detalles que ayudarían al lector a interesarse más en la lectura. Creemos que un tema tan extenso (y también tan explotado por la literatura fantástica) como los ángeles y su jerarquía, así como las luchas entre el Cielo y el Infierno podría dar mucho más de sí, incluso adaptado para un público juvenil. Pongamos de ejemplo otras sagas, como la también reciente “Hija de humo y hueso”.

Romance, ¿pero dónde se esconde la acción?

El propio título, “Tentación de ángeles” no da la oportunidad al lector para sentirse engañado pues, como indicábamos con anterioridad, los amoríos de la protagonista son la pieza fundamental de la novela.

Sin embargo, no estamos seguros de que esta nueva historia de amor vaya a convencer a las amantes del género más exigentes. Los protagonistas, encasillados y demasiado planos, aparecen hieráticos, y el romance, un tanto forzado y previsible.

Las escenas de proximidad física que comparten los jóvenes protagonistas se introducen en la “inquietante” trama con calzador, dejando en un plano secundario una historia que, de haber jugado sus cartas más inteligentemente, la autora podría haber salvado volviéndola interesante.

Cabe indicar que el ritmo de la novela se intensifica durante las últimas cien páginas, y la acción cobra más fuerza a medida que nos acercamos al desenlace. Sin embargo, los peligros a los que se enfrentan los protagonistas desencantan y, aunque la escritora introduce alguna que otra sorpresa, éstas resultan obvias. Por todo ello, al lector acabará por no importarle lo que les acontezca a los personajes. Éstos no transmiten cercanía, ni provocan que nos encariñemos con ellos, mostrándose desafortunadamente estereotipados.

Sin pena ni gloria

Pese a la inconsistencia de la trama y el poco carisma de los protagonistas, “Tentación de ángeles” se deja leer. La prosa de Michelle Zink es ligera y  la lectura no se hace pesada en absoluto. Muy probablemente resulte un buen entretenimiento para aquellos lectores que no busquen más que pasar un rato ameno con otra historia de amor, aunque ésta no consiga siquiera emocionarnos.

Esta novela es la prueba evidente de que concatenar tópicos y darles un toque sobrenatural no son la clave para que una novela de este estilo (aunque sea juvenil) funcione. El género romántico como cualquier otro género debe elaborarse con mimo y conocimiento de causa: creemos que las jóvenes al que va enfocado también deben elegir (y exigir) historias apasionantes que arropen el romance, más elaboradas, y no aceptar sucedáneos fáciles y de dudosa calidad.

No tenemos noticia de que la autora americana pretenda convertirlo en una trilogía (como hizo con “La profecía de las hermanas”), pero si éste es el caso, tendrá que realizar un arduo trabajo para conseguir aportarle un poco más de interés a la historia.

Con todo, destacamos la labor editorial realizada por Anaya infantil, a la que ya nos tiene acostumbrados por sus cuidadas publicaciones y portadas, así como por la traducción.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)