• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

The blessed

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
2 totales

 


Bottom Line

De espíritus que se “mueren” por ser populares a chicas perdidas rezumando misticismo. Tras “Ghostgirl”, Tonya Hurley regresó el pasado octubre con una obra cuando menos impactante y, según se mire, controvertida. “The blessed” (“Las bendecidas”) abre una nueva trilogía con la religión como escenario principal, publicada en España por el sello Alfaguara Juvenil. Parece […]

0
Posted 27/12/2012 by

 
Reseña
 
 

De espíritus que se “mueren” por ser populares a chicas perdidas rezumando misticismo. Tras “Ghostgirl”, Tonya Hurley regresó el pasado octubre con una obra cuando menos impactante y, según se mire, controvertida. “The blessed” (“Las bendecidas”) abre una nueva trilogía con la religión como escenario principal, publicada en España por el sello Alfaguara Juvenil.

Parece que, tras el éxito obtenido con su saga Ghostgirl, la autora neoyorquina Tonya Hurley pretende sorprender a sus seguidores. Para ello, rescata el legado católico para dar forma a una historia adolescente siniestra y, en nuestra modesta opinión, un tanto artificial.

Perdidas y halladas

Agnes, Lucy y CeCe son tres jóvenes neoyorquinas muy descarriadas. Agnes busca con ansia el amor verdadero, y los continuos desengaños la conducen a un intento de suicidio. Lucy, por otra parte, es una pobre niña rica: falta de cariño paternal y en el camino del egotismo, se vende a cualquier precio con tal de conseguir ser la comidilla de las redes sociales. CeCe quiere ser estrella del rock, pero los excesos y el alcohol la han llevado a relacionarse con malas compañías.

Hasta que Sebastian las encuentra y las reúne. Un chico misterioso, seductor, que inflige un extraño poder sobre las chicas. Junto a él, Agnes, Lucy y CeCe descubrirán que algo en lo más profundo de su ser las hace diferentes, y que su historia se remonta a siglos atrás. Ahora vuelven a estar juntas pero, para poder cumplir con su destino, deberán creer.

Confusión y parsimonia

Si bien la web oficial de Tonya Hurley describe el libro como “un romance sobrenatural que da una vuelta de tuerca al amor moderno y sus relaciones”, debemos advertir a las fans de “Crepúsculo”, “La esfera” y otros títulos donde la historia de amor es física que no van a encontrar algo así en “The blessed”.

EL argumento gira en torno a la espiritualidad, los mártires, la Iglesia católica y la fe, en una madeja de misterio e intriga que el lector no empezará a desenredar hasta prácticamente la mitad del libro. Antes de eso, Tonya Hurley se explaya (con ritmo cadencioso) acerca de los personajes, sus gustos y maneras de vivir, así como de las emociones experimentadas a partir de su encuentro con Sebastian.

Como recién sacado de una santería mexicana, “The blessed” juega con los estigmas, los lugares sagrados, los éxtasis y las epifanías tratando de crear una atmósfera inquietante, reincidente en títulos del género de terror como “El exorcista”, “El bebé de Rosemary” o incluso películas como “Stigmata”, por citar algunas que nuestros lectores recuerden.

Pese a su empeño, Hurley incide demasiado en las vivencias personales de las protagonistas y su camino hacia la iluminación tardando demasiado en concentrarse en la acción, y esto hace que la lectura resulte lenta y el argumento confuso.

Exceso de frivolidad

No es la primera vez (ni será la última) que se utilice la religión católica como fuente de inspiración. Los resultados son dispares, y en el caso que nos ocupa no muy satisfactorios.

Aunque el texto y la idea podría haber sido buena, Hurley banaliza el tema de los mártires y las reencarnaciones utilizando a las típicas protagonistas de las novelas juveniles crossover, y del mismo modo plantea su libro. Sobre todo, en El Mar de Tinta destacamos la tendencia de la escritora a buscar el morbo.

Parece que, en vez de construir un argumento sólido que sea la base de una historia emocionante, Tonya Hurley ha preferido impactar al lector con diálogos duros (a veces demasiado artificiales) y escenas significativamente crudas que van in crescendo a medida que nos acercamos al desenlace, con tintes de gore fácil. Suponemos que no desvelar demasiado es un reclamo para coger el siguiente libro con más interés, pero en cuatrocientas páginas se podría haber conseguido el equilibrio entre trama compleja y misterio.

Si, además, lo unimos al romance apasionado y espiritual introducido con calzador, no podríamos haber conseguido un principio de trilogía más desgraciado.

Entre dos públicos

Es evidente que Tonya Hurley está tratando de enfocar su trabajo a un público más adulto, con más rodaje que el adolescente. Pero esto choca, como indicábamos anteriormente, con los protagonistas banales y una historia que cojea y que, pese al envoltorio místico, sigue siendo el eje de una novela juvenil.

Por este motivo creemos que es posible que los jóvenes lectores la encuentren aburrida (demasiada religión y tempo pausado, con descripciones excesivas) y en cambio, el público al que podría haberle interesado, los lectores aficionados al género fantástico o de terror, les parezca un poco insulsa. “The blessed” se queda, así y sin pretenderlo, entre dos públicos, sin casar realmente con ninguno.

Dos libros más

Definitivamente, parece que la autora norteamericana no tiene término medio. En “Ghostgirl” se excedía en sentimentalismo, y ahora creemos que ha escogido un argumento que, desafortunadamente, le viene grande.

En El Mar de Tinta nos encantaría que nos sorprendiese con una segunda entrega entretenida, repleta de giros argumentales. No obstante, por el camino que ha tomado el libro, no se nos ocurre cómo podría salvarlo y volver a captar nuestra atención.

Destacamos, empero, la sugerente portada y edición de la editorial Alfaguara, siguiendo la original. En El Mar de Tinta creemos que será suficiente reclamo para que muchos lectores decidan darle una oportunidad a este nuevo título juvenil.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)