• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Tiempo de sembrar piedras

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 208
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4.5/5


Usuarios
1 veces puntuado

 

Positivo


Una antología brillante, ideal como toma de contacto con la obra de Powers.

Negativo


Nada.


0
Posted 28/01/2015 by

 
Reseña
 
 

Han pasado ya más veinticinco años desde que Martínez Roca publicase en su añorada colección Gran Fantasy “Las Puertas de Anubis”, la primera novela de Tim Powers que veía la luz en castellano. A esa primera obra le siguieron otras tan interesantes como “En costas extrañas” o “La fuerza de su mirada”, pero las magníficas ediciones de tales libros no tardaron en desaparecer de las librerías, convirtiéndose  en ansiados objetos de culto para quienes no las compraron en su día.

Afortunadamente, Ediciones Gigamesh recogió el testigo de Martínez Roca y, además de reeditar títulos descatalogados, ofrece al lector español obras de Powers inéditas en castellano. Tal es el caso de la novela “Ocúltame entre las tumbas” y de “Tiempo de sembrar piedras”, una cuidada selección de seis de las mejores historias breves firmadas por el autor estadounidense.

Los relatos

Tres de las narraciones que componen la antología  tratan sobre uno de los temas clásicos de la literatura del último siglo: los viajes en el tiempo, y la atractiva (y a la vez inquietante) posibilidad de cambiar la historia impidiendo que tenga lugar determinado hecho en el pasado. Se trata de “Dondequiera que se oculten”, “Un alma embotellada” y “Salvación y destrucción”. Curiosamente, los protagonistas masculinos de estas dos últimas historias comparten profesión, ya que se dedican a la caza y captura de libros antiguos para comprarlos baratos y venderlos después, obteniendo un importante beneficio en la operación.

Las otras tres historias tocan temas muy diferentes. En “El camino de bajada” Powers nos presenta a un clan de seres que han logrado la inmortalidad recurriendo a continuas reencarnaciones. Por su parte, en “El reparador de biblias” conoceremos a un hombre el cual, además de retocar los textos sagrados para adaptarlos a las necesidades de sus clientes, se dedica a rescatar fantasmas a cambio de un poco de su valiosa sangre. Finalmente, el relato que da título a la antología sigue las andanzas de Edward Trelawny (quien fuera amigo y biógrafo de los poetas Percy Bysshe Shelley y Lord Byron) en una Grecia “alternativa” en la cual la mitología encierra terribles realidades.

Una imaginación portentosa

Cualquier lector para quien “Tiempo de sembrar piedras” sea su primer contacto con el particular universo de Tim Powers quedará, sin duda, gratamente sorprendido ante lo depurado de su estilo y el poder de su inventiva. Y es que Powers demuestra poseer una imaginación desbordante en las seis narraciones que conforman la antología, hasta el punto de exponer en un puñado de páginas líneas argumentales susceptibles de un amplio desarrollo posterior.

A día de hoy, cuando los autores parecen obcecados en explotar una idea como mínimo a lo largo de una trilogía, ¿cuántos libros podrían haber surgido de la descripción del clan de inmortales que realiza el autor en “Un alma embotellada”? ¿Acaso, en otras manos, el personaje principal de “El reparador de biblias” no se habría convertido en el protagonista de una interminable saga de la tan de moda “urban fantasy”?

Pero Powers se contenta con dotar de vida a sus creaciones literarias, creando con admirable sencillez un mundo en el cual encajar sus historias y poner el punto y final, cerrando un círculo perfecto. Y todo ello en apenas veinte páginas por relato.

Un autor sorprendente

Quizá Tim Powers no goce en España de la popularidad de otros escritores abonados a las listas de superventas (como el gran George R. R. Martin, por poner como ejemplo al autor más importante en el catálogo de Ediciones Gigamesh). Sin embargo, la enorme calidad de su prosa convierte cada uno de sus libros en una obra digna de ocupar un lugar destacado en cualquier colección de narrativa fantástica contemporánea.

Buena prueba de lo anteriormente expuesto es la cantidad de premios recibidos por Powers a lo largo de los años, entre los cuales destacan varios Philip K. Dick, Locus y World Fantasy. Además, el escritor goza desde hace tiempo del respeto de la crítica española, la cual le ha distinguido con galardones como los Gigamesh, Ignotus y Xatafi-Cyberdark.

En El Mar de Tinta nos congratulamos ante el esfuerzo que Ediciones Gigamesh está realizando para mantener en su catálogo las novelas más representativas del autor de “Tiempo de sembrar piedras”. Pero, sobre todo, nos encanta comprobar que en la editorial parecen tener la intención de seguir publicando su obra inédita en nuestro país, al tiempo que reeditan volúmenes descatalogados como “La última partida”, cuya edición por parte de la editorial barcelonesa no tardará en ser una realidad.

Una pequeña joya

“Tiempo de sembrar piedras» es, si obviamos la edición promocional de cuatro historias aparecida en 2009 para conmemorar el Día del Libro, la única antología de obra breve de Tim Powers disponible en castellano. Y cuenta, como suele ser habitual en los libros editados por Ediciones Gigamesh, con una sugerente cubierta ilustrada por Enrique Corominas, estupendas traducciones y una útil bibliografía. Además, en este caso el volumen cuenta con una interesante introducción firmada por Luis Alberto de Cuenca.

Se trata, en definitiva, de un libro que funciona a la perfección como una suerte de tarjeta de presentación de un autor fascinante. Una buena manera de conocer la obra de quien, entre sus diversos logros literarios, puede presumir de ser (junto a K. W. Jeter y James Blaylock) uno de los padres del steampunk.


José Rafael Martínez Pina

 
Nací en 1973. Me licencié en Filología Inglesa en la Universidad de Alicante, y soy profesor de inglés en mi propia academia. A pesar de trabajar doce horas al día, inexplicablemente encuentro tiempo para leer dos o tres libros cada semana. Además de la lectura, me apasionan la música, el cine, las buenas series de televisión, la comida china y escribir.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)