• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Trono de cristal

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
6 totales

 


Bottom Line

Entre las últimas novedades del pasado año de la editorial Alfaguara Juvenil, destaca “Trono de cristal” por su historia consistente y detallista. En un género donde la originalidad  y la narración adecuada escasean, Sarah J. Mass presenta una fantasía épica más que correcta en la que las aventuras, la magia, la intriga y el romance […]

1
Posted 23/03/2013 by

 
Reseña
 
 

Entre las últimas novedades del pasado año de la editorial Alfaguara Juvenil, destaca “Trono de cristal” por su historia consistente y detallista. En un género donde la originalidad  y la narración adecuada escasean, Sarah J. Mass presenta una fantasía épica más que correcta en la que las aventuras, la magia, la intriga y el romance se equilibran para disfrute del lector.  

“Trono de cristal” nos ha sorprendido gratamente por múltiples razones. Para empezar, hay que tener en cuenta que Sarah J. Maas tenía tan sólo dieciséis años cuando la escribió, encandilando ya entonces a numerosos lectores que la descubrieron en el portal www.fictionpress.com. Asimismo, la autora neoyorquina bebe de las fuentes clásicas de la literatura fantástica y para más inri, las utiliza con soltura, consiguiendo atraparnos en una aventura de corte  juvenil con muchos elementos típicos de la fantasía épica.

Rescatada del exilio

Celaena Sardothien pasa su existencia en las minas heladas de Erdovien, el campo de exterminio de las tierras del norte. Como la asesina a sueldo más temida de toda Adarlan, su condena es morir en ese infierno helado. Sin embargo, todo cambia cuando el príncipe Dorian, hijo del rey de Adarlan viene a buscarla.

Lo que le ofrece, es una arma de doble filo, pero Celaena no se lo piensa: competirá contra otros criminales en un torneo y, si gana, se convertirá en la campeona a servicio del rey. Si le sirve bien, será libre.

La joven e intrépida Celaena vivirá en el palacio de cristal del monarca, y se entrenará para conseguir su objetivo, ayudada por Chaol, capitán de la guardia real. Pero una amenaza se cierne sobre el castillo y todos sus habitantes. La asesina tendrá que averiguar cuál es el mal que mora tras los antiguos muros del palacio y detenerlo, en una lucha frenética por conseguir su ansiada libertad.

Gusto por el detalle

Si algo nos llama la atención de “Trono de cristal”, es el sumo cuidado que pone la autora en crear el universo donde desarrolla su historia. Dependiendo de los conocimientos que tenga el lector en la literatura fantástica, éste reconocerá los elementos utilizados por Maas en la novela como propios del género. Aunque al lector avezado se sienta familiarizado con ellos y pueda encontrar múltiples referencias (coincidencias más o menos sutiles) con otras obras, también podrá apreciar que el empeño de la autora para ofrecernos unos escenarios creíbles y un argumento sólido (teniendo en cuenta la temprana edad con la que lo escribió) es digno de reconocimiento.

Así, sus personajes, y en especial la Asesina de Adarlan, tienen una historia propia, que se desgaja a lo largo de toda la novela. Los protagonistas de “Trono de cristal” no son caracteres cuyas historias se podrían definir como “cogidas con pinzas”: son suficientemente complejos y ganan con ello el interés del lector.

Del mismo modo notamos el entusiasmo de la autora por la fantasía épica en, como indicábamos anteriormente, la recreación de los escenarios. Sarah J. Maas detalla en su obra no sólo las estancias del palacio, o los jardines, sino el vestuario de Celaena (en el que apreciamos el toque femenino) o el de otros personajes.

Aventuras para lectoras

Aunque “Trono de cristal” resulta una obra apta para un público juvenil heterogéneo, sí que se observa una predisposición hacia las lectoras. Con una mujer de diecinueve años como protagonista, la narración tiene una buena dosis de romanticismo, y un triángulo amoroso que hará las delicias de las que creen que sin los enredos amorosos, la historia pierde.

En El Mar de Tinta no somos dados al almíbar insulso introducido con calzador en las novelas pero este no es el caso de “Trono de cristal”, donde el idilio está bien llevado y no eclipsa la trama principal. 

Sí se acusa, no obstante, una falta de crudeza tanto en los personajes como en la historia. Se nos antojan ambos demasiado suavizados: aunque en la novela hay numerosas escenas de lucha y pasajes que podrían despertar la inquietud del lector, echamos en falta el realismo típico de este género. ¿No debería una asesina a sueldo ser condenada a cadena perpetua ser más dura, estar más curtida?

Problemas en la traducción

Dejando a un lado nuestras impresiones acerca del personaje principal (que convencerá más o menos, creemos, según la edad de los lectores y lo exigentes que éstos sean), nos gustaría hacer hincapié en la edición española. El volumen, de tapa blanda con solapas, no es ni por asomo tan atractivo como las portadas de la edición de Bloomsbury en el idioma original. La portada escogida por Alfaguara Juvenil sigue siendo sugerente, pero no tan llamativa.

Throne of Glass 2

Creemos que el principal problema de la obra es la traducción llevada a cabo. En los diálogos encontraremos cambios bruscos de registro (pasa del “vos” al “tú” con una ligereza pasmosa), y se utiliza un lenguaje, en ocasiones, demasiado “juvenil” con el tono épico de la novela. No sabemos si esto último es culpa de la escritora o de la traductora, pero sí pensamos que podrían haber cuidado más los diálogos entre los personajes, haciendo la lectura más lineal.

Entretenimiento y precuelas

En general, “Trono de cristal” resulta una lectura placentera y entretenida, con un final abierto que dejará en ascuas a más de uno. En El Mar de Tinta nos gustaría disfrutar, sin dudarlo, de nuevas aventuras de Celaena Sardothien en un futuro próximo. Por el momento, no parece haber noticias de una posible continuación.

Del mismo modo, vemos en “Trono de cristal” un perfecto puente para que el lector adolescente de sus primeros pasos hacia el vasto mundo de la literatura fantástica adulta. Para aquellos que, tras su lectura, se queden con ganas de saber más acerca de la Asesina de Adarlan, Sarah J. Maas ha escrito cuatro precuelas breves sobre el mismo personaje, que ya están disponibles en formato electrónico, también en el sello Alfaguara Juvenil.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


One Comment


  1.  
    Neftis

    Tengo muchas ganas de leer este libro, otra cosa es el tiempo. Y eso que comentas de que (por el momento) no es saga tambien me gusta. Aunque si, como dices, el final lo deja abierto tarde o temprano saldra otro libro.

    Un saludo 😉





Deja una respuesta


(required)