• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Una rubia imponente

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 109
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4/5


Usuarios
2 totales

 

Positivo


Un relato con mucha fuerza y significado.

Negativo


Las ilustraciones no nos convencen


0
Posted 13/11/2013 by

 
Reseña
 
 

Dorothy Parker fue una mujer polifacética: articulista, poetisa, cuentista, crítica de arte, humorista, guionista… De pluma afilada y sarcástico ingenio, su obra es tan extensa como interesante. Nórdica Libros nos brinda su relato más aclamado, en edición ilustrada. “Una rubia imponente” es un relato amargo, mundano y profundamente crítico. Una muestra soberbia de la literatura norteamericana del siglo XX que no les dejará indiferentes.

Publicado en 1929 en Bookman Magazine, “A big blonde” ganó el prestigioso premio O. Henry. En él, Parker hace una crítica incisiva de la sociedad de su tiempo, sus estereotipos ajados y la terrible soledad que, en numerosas ocasiones, provoca.

Una mujer encantadora

Hazel Morse es una mujer exuberante. De las que tienen muchos admiradores. Los hombres la rondan y ella, con sus pies diminutos y su cuerpo turgente, está encantada de ser el centro de atención. Cuando conoce a Herbie Morse, el flechazo es inmediato. Se casan pronto y Hazel, con su nuevo piso, sus nuevos muebles y su nueva rutina se siente dichosa y afortunada.

_unarubiaimponente_2c1e6961

Hasta que los problemas maritales comienzan. Las peleas se vuelven continuas y Herbie cada vez pasa menos tiempo en casa. La bebida parece ser el único e inestable puente que los mantiene unidos.

La protagonista de este melancólico relato entrará en una espiral de hombres y alcohol, en una confusa autodestrucción. Tratando de escapar, infructuosamente, de la apatía de una vida infeliz.

Se acabó el ensueño

Dorothy Parker da rienda suelta a su talento corrosivo y agudo para conformar la triste historia de Hazel Morse. A muchos lectores les traerá reminiscencias de otros grandes dramas conyugales, como “Días de vino y rosas”. La escritora americana describe a la perfección ese tipo de mujer, tan abundante en su época (y en la nuestra, desafortunadamente): viviendo por y de los hombres.

imponente-Dorothy-Parker-salido-colores_EDIIMA20130414_0136_4

He aquí la contradicción de Hazel Morse. Aunque enlaza amantes, no la hacen feliz. Le resulta agotador estar siempre risueña para ellos, ser la encantadora acompañante que ellos esperan. De ahí a diluir la tristeza con alcohol, hay un paso. Y de esto a preferir la muerte a la depresión que supone estar sobria, también.

Hazel, que sólo quería tener una apacible y convencional vida de casada, acabará sumida en el infierno de la dependencia, dando sólo con hombres que la utilizan como si fuera una muñeca. “Una rubia imponente” es, de este modo, una descarnada historia de desamor: la felicidad es frágil y a veces la buscamos en los individuos menos indicados.

¿Un poco de autobiografía?

Parker fue una gran conocedora de las relaciones humanas. También su vida fue turbulenta y agitada, con matrimonios fallidos, depresiones e intentos de suicidio. Podemos, por tanto, hallar algunos paralelismos entre la autora y “Una rubia imponente”.

En un momento en el que la mujer comenzaba a abrirse camino en el mundo profesional, pero todavía relegada en su mayoría al papel de esposa, madre y cuidadora del hogar y de los hijos, debía ser más que frecuente encontrar a féminas deprimidas, con maridos casi desconocidos y sin muchos alicientes con los que sentirse realizadas.

unarubiaimponente

Dorothy Parker no parece haber tenido mucha suerte en cuestiones sentimentales, igual que Hazel, pero al contrario que su protagonista, ella tenía la cultura a su favor: polifacética, trabajadora y cultivada, probablemente halló la felicidad en otras ocupaciones.

Parker destroza el mito de la felicidad conyugal en poco menos de 90 páginas: ¿dónde quedan los matrimonios perfectos? ¿Dónde, la armonía del hogar americano?

Talento femenino

La obra de Dorothy Parker (extensa y ecléctica) es poco conocida en nuestro país. Sólo el sello Lumen tuvo el buen gusto de publicarla en su totalidad ya hace años. Ahora, sin embargo, la joven editorial Nórdica Libros rescata sus escritos en un nuevo formato ilustrado, de edición muy cuidada y papel de calidad, que ya es el elegante sello de la casa.

Una rubia imponente2

“Una rubia imponente” no tiene desperdicio. Bien escrito, de prosa ácida y potente, se lee en un suspiro y deja posos suficientes para reflexionar durante un largo rato. Parker fue, sin lugar a dudas, una escritora magnífica que nos transmite con fuerza sentimientos, vivencias y, sobre todo, un punto de vista tan realista como pesimista. El costumbrismo se presenta aquí sin afeites, real y preciso.

En la misma colección, encontramos también un volumen que alberga su obra poética. Tras la grata impresión producida por “Big Blonde”, recomendamos al autor aventurarse con sus poemas.

Contra gustos…

Las ilustraciones del libro van a cargo de la ilustradora aragonesa Elisa Arguilé. Su estilo, simple y muy pop (colores diluidos, contornos volumétricos, escenas caricaturescas) se complementa bien con el texto. Arguilé nos cuenta a su manera la historia de Hazel Morse, con imágenes concisas, muy conceptuales, llenas de significado. Sin embargo, y esto es ya una opinión totalmente subjetiva, su ilustración no nos cautiva. Demasiado “moderna” para nuestros gustos más cercanos al arte tradicional.

Una rubia imponente

En la mini biografía incluida en la solapa de este título, Arguilé indica que escogió para la obra “trabajar con rotuladores porque se diluyen con alcohol, igual que los recuerdos de la señora Morse”. Pese a que su estilo no se encuentra entre nuestros preferidos, las ilustraciones son la guinda de un relato redondo, y el talento expresivo de Arguilé es indiscutible.

no hay disgustos

En suma, “Una rubia imponente” es un libro de los que merece la pena comprar o regalar. Prosa de calidad, historia trascendente, ácida y cargada de significado, ilustraciones modernas que encantarán a los lectores más vanguardistas. Si además añadimos la curiosa edición y la buena labor traductora llevada a cabo por Jorge Cano… ¿Qué más se puede pedir?


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)