• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Descubriendo el álbum ilustrado

 

 
Generales
 

Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
0/5


Usuarios
2 totales

 


Bottom Line

“En los últimos tiempos se observa un cambio considerable en este género: el álbum ilustrado ha vuelto, con más fuerza, imaginación e ideas que nunca. Pero no lo ha hecho enfocado sólo al público infantil: como joyas de artesanía magistralmente elaboradas, los álbumes ilustrados encandilarán tanto a niños como a adultos.” Leer cuentos a nuestros […]

0
Posted 11/02/2012 by

 
Reseña
 
 

“En los últimos tiempos se observa un cambio considerable en este género: el álbum ilustrado ha vuelto, con más fuerza, imaginación e ideas que nunca. Pero no lo ha hecho enfocado sólo al público infantil: como joyas de artesanía magistralmente elaboradas, los álbumes ilustrados encandilarán tanto a niños como a adultos.”

Leer cuentos a nuestros hijos no tiene por qué resultar aburrido. Se puede llegar a pensar que la literatura infantil no es apta para un público adulto pero esto, hoy en día, es una afirmación errónea. Igual que disfrutamos de una novela gráfica o de los cómics, géneros que abarcan un amplio espectro lector, también podemos hacerlo con un buen cuento, si éste tiene con una edición y unos contenidos de calidad. En la actualidad, podemos encontrar un ingente número de excelentes ilustradores. Combinando sus dibujos con historias clásicas o nuevas (pero siempre ingeniosas y divertidas), dan al álbum ilustrado un sentido completamente diferente.

Primeros lectores

Para que los niños se interesen por la lectura es necesario que se les introduzca en el mundo de los libros de una forma atractiva y, sobre todo, lúdica. Es importante captar la atención de los pequeños leyéndoles cuentos, enseñándoles las ilustraciones y explicándoselas, para que éstos comprendan mejor y se familiaricen con las historias.

 La directora de arte de la editorial Edimáter, Marina Seone, dedicada al mundo de los libros y los cuentos ilustrados con más de 30 años de trayectoria profesional, aboga por la importancia de que los niños adquieran el hábito de la lectura. La ilustradora explica que “hay libros para todas las edades: son unos juguetes más que cumplen con la misma función lúdica y de aprendizaje que éstos. Los hay para jugar en el baño, los hay para aprender a vestirse solos, para aceptar la llegada de un hermano… hay cuentos de todo tipo, y es muy importante que se conviertan en compañeros de viaje en la vida de cada niño, que crezcan con ellos. Si desde muy pequeños les acostumbramos a que los reconozcan como fuente de momentos placenteros, de alegría, de sosiego, de descubrimiento… prácticamente es imposible que nuestros pequeños no se habitúen a la lectura”.

El acto de leer en edades tempranas es sin duda una actividad que exige la compañía de un adulto. Será éste el encargado de proporcionar a los niños los cuentos y libros apropiados, captando los intereses del niño (amplísimos en este momento). “Es importante que los padres se impliquen es esos momentos de gozo; que lean junto a sus hijo y descubran con ellos las ilustraciones. Si se adentran con ellos en la aventura de la cual cada libro es una puerta, hacen de la lectura un momento mágico compartido”, comenta Marina.

El álbum ilustrado, en este proceso de aprendizaje es, según Seoane, indispensable: “Todos conocemos el dicho de “más vale una imagen que mil palabras”. La imagen es inmediata, nos llega antes a nuestra sensibilidad que la palabra. El álbum ilustrado engancha al niño, le seduce, le muestra mundos nuevos, abre su mente al conocimiento de cómo son las cosas, le enseña las formas de los objetos que no están habitualmente a su alrededor. Los dibujos son una ventana a otros mundos. La palabra sola no podría aportarles tal riqueza de conocimiento, sobre todo a edades tempranas.”

Para todos los gustos

Hoy en día el interés por el álbum ilustrado ha aumentado considerablemente y muchas editoriales apuestan por este formato. Pero el público al que se destina ya no es el mismo. De hecho, como afirma Marina Seoane “gran parte del amplio universo del álbum ilustrado se ha convertido en una joya que sorprende y fascina casi más al adulto que al niño”. Esto es así porque se conciben los álbumes ilustrados como obras de arte ya no enfocadas a un público infantil sino pensadas para un público indefinido pero más adulto, capaz de admirar y valorar la calidad del dibujante.

La ilustradora opina que las características que deben tener los álbumes ilustrados para ser valorados por el lector varían si la persona que va a adquirir ese libro es un niño o un adulto. “Mucho de los álbumes ilustrados que valoran los adultos son verdaderas joyas de arte, que no desmerecerían nada sin enmarcáramos las ilustraciones y las colgáramos en una sala de exposiciones”, dice Marina. “En este caso, deben ser libros muy bien maquetados y encuadernados, de tamaño grande, llamativos, de imágenes poderosas y, a ser posible con detalles curiosos o sorprendentes – como el brillo en ciertas zonas de la imagen de portada o con sorpresas de desplegables al abrir el libro-.

También es habitual que tengan proporciones insólitas, no convencionales y que la ejecución de las ilustraciones abarque cada vez con mayor frecuencia aquellas técnicas pictóricas que tradicionalmente se han utilizado en la realización de cuadros de gran tamaño y que normalmente no se empleaban en la ilustración de libros, como no fuera de un modo más suave, más tímido.”

En cuanto al público infantil se observan diferencias. Los padres suelen estar interesados en encontrar libros adecuados a la edad de sus hijos. “Yo creo que siguen gustando las historias de siempre, pero con un lenguaje más actual”, aporta Seoane. “Se hacen adaptaciones de cuentos clásicos, quitando la moralina desfasada y actualizando el contenido. Nunca debemos despreciar un buen cuento tradicional, pero adaptándolo de la manera adecuada conseguiremos que los acontecimientos que se desarrollan en él sean más cercanos a las realidades actuales y a la cotidianeidad de los lectores”.

Por lo tanto, el álbum ilustrado para niños persigue sobre todo, inculcar valores a los pequeños lectores, divirtiéndole, enseñándole mientras juega. Como afirma Marina: “El niño es una esponja que bebe y bebe, que desea aprender, jugar, poder manejar sus emociones; los libros deben ser reflejos de esas necesidades, el lugar donde encontrar respuestas y conocimientos”.

Crisis y creatividad: extraña combinación

Pese a que en nuestro país no es precisamente un buen momento a nivel económico para las empresas y esto dificulta el proceso de publicación, que las editoriales hayan apostado por el álbum ilustrado después de su “boom” ha propiciado que muchos artistas puedan desarrollar sus habilidades al máximo con este género.

La ilustradora reconoce que “desconozco los motivos, pero lo cierto es que estamos en un momento de gran libertad artística, en el que priman la creatividad y la “rareza”. Que las editoriales hayan optado por el álbum ilustrado sin una edad definida a la que dirigirlo ha abierto puertas a la imaginación y ha dado alas a muchos artistas para expresarse con más libertad y gozo”. Añade Seoane que “es una pena que estemos en unos tiempos tan difíciles” ya que esto provoca que “muchos artistas con gran potencial no encuentren un cauce para poder publicar y ganarse la vida con este trabajo que tanto les gusta.”

Pero incluso en este periodo de crisis, no podemos sino asombrarnos de la cantidad y variedad de álbumes que encontramos en nuestras librerías. Aptos para todos los gustos: modestos, sorprendentes, encantadores, armoniosos, mágicos, sinceros, fabulosos. Hechos para provocar sensaciones, disfrutar y admirarlos.

Nuestra pequeña selección

Dentro del sinfín de títulos disponibles, hemos escogido algunos álbumes que por su calidad artística, su calidez e ingenio han llamado nuestra atención. Son simplemente un pequeño muestrario de lo que el gran universo del álbum ilustrado puede ofrecer tanto a niños como a mayores.

Otto, el oso de libro. Con trazos bellos y dibujo cuidado, este cuento explica la historia de un osito muy peculiar. Editorial Juventud nos presenta a Otto, un personaje de libro que, por una desafortunada mudanza, los pequeños lectores dejan atrás. Sin rendirse, Otto emprenderá un viaje en busca de otros lugares donde los lectores le quieran. Un cuento hermoso, simple y bellamente ilustrado.

Brujas. De la mano de Edimáter encontramos esta pequeña joya dedicada al mundo de la magia. Entre poesía y cuentos, nos presenta la historia de diferentes maestras de la brujería, desgranando en clave de humor sus hábitos y costumbres. Con encantadores dibujos llenos de texturas que complementan al texto perfectamente, su lectura resultará divertida, acercando  a los niños de hoy a un tópico siempre actual.


Hansel y Gretel. La edición tenebrista que de este clásico ofrece Libros del Zorro Rojo es, sin duda, genial. Proyecto propuesto por el Metropolitan Opera House of New York y la revista New Yorker en el 2009, Mattoti hace una revisión del cuento de los hermanos Grimm con una técnica que recuerda a los grabados en madera del siglo XIX. Deliciosa edición que da otra vuelta de tuerca al cuento clásico de los hermanos Grimm.


La curiosa historia del Sr. Pájaro. El señor Pájaro ha decidido que no quiere seguir siendo un ave. Aburrido de cantar en el coro y preparar nidos, quiere ahora probar ser algo diferente, como por ejemplo un erizo, o una zanahoria. Es la editorial Libros del Zorro Rojo quien nos regala este álbum, con dibujos excepcionales de Piret Raud y una presentación perfecta, sello de la casa.

Historia de dos ratones. Retomando el dibujo clásico de siempre, con una historia sencilla y divertida, Editorial Juventud presenta este álbum de Ruth Brown. Cuenta la historia de dos ratones hambrientos que abandonan el calor de su confortable casita para explorar la mansión en busca de provisiones. Pero un peligro inminente acecha en cada rincón. ¿Conseguirán volver a casa sanos y salvos? Con ilustraciones de gran calidad, este álbum cuenta con el atractivo añadido de los pop-ups, desplegables que harán de su lectura un verdadero divertimento.

Tonino el invisible. Gianni Rodari es, sin duda, un autor de cuentos infantiles imprescindible. Libros del Zorro Rojo ha convertido el cuento de Tonino en una verdadera obra de arte gracias a las personalísimas ilustraciones de Alessandro Sanna. El trazo rápido de los dibujos (muy coloristas y jugando con fondos blancos) acompaña acertadamente a la historia. Su protagonista Tonino consigue volverse invisible con tan sólo desearlo, pero aprenderá que lo divertido durante un rato, puede dejar de serlo si es permanente.

La noche del Miarramiáu. De la mano de Edelvives nos llega este original cuento del autor Xan López Domínguez. Utilizando una paleta de colores fríos, con algún que otro contraste en rojo tierra, nos relata la historia de Mixi un gato arrabalero que, durante la noche más esperada para el mundo gatuno se topa con una bruja malvada y ésta le convierte en ratón. En un mundo dónde es tratado como un enfermo mental, Mixi tendrá que adaptarse a su nueva vida y aprender a convivir e incluso a apreciar a los que antes eran su comida.

Tiranosaurio Reg. Este cuento, de formato grande y a todo color, llamará la atención de los más pequeños de la casa. Ambientado en la era Jurásica, Tiranosaurio Reg acaba de nacer y sus congéneres gigantescos y amenazadores le producen verdadero espanto. El autor nos presenta así diferentes escenarios prehistóricos, llenos de colores fuertes e impactantes. Con un final sorprendente (por los efectos acústicos), el álbum de Editorial Juventud es divertido y muy vital, perfecto para primeros lectores, incluso para aquellos que todavía no sepan leer.


El ladrón de palabras Con la técnica del collage, Nathalie Minne y Edelvives nos regalan este magnífico álbum en el que tanto pequeños como mayores aprenderán acerca del poder de las palabras. Con un formato grande muy atractivo y bellísimas composiciones, el personaje de esta historia cazará palabras como si fuesen mariposas, metiéndolas en botes y archivándolas, componiendo frases e historias, hasta topar con un niño que le enseñará lo hermosa que es la amistad.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)