• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Libros de Sangre II. Volumen IV, V y VI

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 633 páginas
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Todo.

Negativo


Nada.


0
Posted 31/10/2017 by

 
Reseña
 
 

No podríamos encontrar otro título más idóneo que recomendar a nuestros lectores para este Halloween. La segunda parte del integral de “Libros de Sangre” editado por Valdemar es soberbia, original, perturbadora. Relatos en los que Clive Barker deslumbra imbricando el elemento fantástico en la cotidianidad con inusitada maestría.

Este volumen incluye el tomo IV, V y VI de los relatos compilados en Libros de Sangre. A la altura de las narraciones anteriores cuya reseña podrán leer aquí, los cuentos con los que Barker da punto y final a esta recopilación nos llenan de fascinante horror, cautivando al lector por su singularidad.

Un estilo genuino

La obra de Clive Barker, aunque soberbia, ha pasado desaparecibida para el gran público. Tal vez por ser transgresora, maleducada en ocasiones, con influencias pulp y gore. Se trata de un movimiento underground del terror que no casa con la concepción que tenemos del género (aunque muchos hayan visto películas guionizadas y adaptadas de sus relatos sin percatarse siquiera). Sin embargo, los cuentos reunidos en Libros de Sangre son de obligada lectura para cualquier amante del Terror pues Barker rompe moldes con sus historias, atraviesa las fronteras del tabú y de lo prohibido para mostrarnos horrores descarnados. Stephen King no lo podría haber dejado más claro en su declaración: “He visto el futuro del horror y su nombre es Clive Barker”.

Catorce relatos muy diferentes entre sí y, sin embargo, con un nexo de unión revelador: Clive Barker consigue adentrarse en lo más podrido, malévolo y retorcido del alma humana, rescatar los miedos viscerales y usarlos como arma arrojadiza para desafiar la imaginación (o cordura) del lector.

Las historias del autor de Liverpool son cercanas, con atmósferas urbanas, actuales, repletas de normalidad. En todas ellas, consigue con éxito transmitir la posibilidad de un mundo oculto, perverso, cuya barrera con nuestra realidad es tan delgada y frágil que cruzarla sólo supondría un parpadeo. Las situaciones planteadas en sus relatos son totalmente plausibles, creíbles: podrían sucederle a usted en un día gris camino de la oficina, al vecino de al lado, en el laboratorio farmacéutico de la calle tal.

En estos cuentos encontramos violencia encarnizada, sexo y lujuria, apariciones, almas en pena, carne en rebelión, leyendas urbanas que se convierten en realidad por la fe de aquellos quienes las murmuran… Todo un arsenal de horror que hará las delicias de los lectores más avezados.

Una vuelta de tuerca a los estereotipos

Artista prolífico y ecléctico, en Clive Barker se nota la esencia de los grandes maestros del género. Renueva el Terror, pero no olvida sus orígenes. Ante todo, el rasgo que hace del autor británico un escritor genial es su imaginación en constante ebullición. Ninguno de los cuentos albergados en este volumen desmerece: todos y cada uno de ellos son pequeñas joyas que fascinarán al lector irremediablemente.

Entre ellos, no hay lugar para la monotonía. Barker abre su tomo IV con “El cuerpo político”, relato fascinante sobre la rebelión de las partes de la anatomía humana frente al todo cohesionador. En “La condición inhumana” unos complicados nudos amarran la evolución de algo aterrador y fascinante y, con “Revelaciones” el escritor nos cuenta una atípica historia de fantasmas alrededor de un predicador y su sumisa esposa.

Barker nos arrastra irremediablemente a la locura con su “Abajo, Satán”, donde un enajenado deseará  llamar la atención del mismísimo Lucifer, y en “La edad del deseo”, los experimentos de un laboratorio farmacéutico se irán de las manos, como oda a un controvertido y posmoderno Dr. Jekill.

El quinto volumen comienza con el relato que inspiraría la película de horror “Candyman”, la cual guionizaría el propio Barker. Tras su lectura, creemos que el filme no hace justicia al relato original, cuya atmósfera opresiva conduce al lector hacia una urbanización deprimida, con inquietantes graffitis cubriendo sus muros. “La madonna” es, sin duda, un magnífico homenaje a la obra de H.P. Lovecraft, introduciendo la importancia que para Barker tiene la sexualidad en lo sobrenatural, abriendo puertas a dimensiones desconocidas.

De esta forma, se suceden los relatos, todos ellos interesantes y, cuando menos, sugerentes. Algunos más oscuros, otros más benévolos (pero no por ello menos agudos): todos ellos con la capacidad de no dejar indiferente al lector. Destacamos también “Los hijos de Babel”. Se nos antoja una peculiar y nada descabellada forma de entender el funcionamiento político de este supuesto ordenado mundo. En el último volumen, Barker sigue la tónica de los anteriores relatos, cerrando su narrativa breve con un epílogo enigmático y que destila la esencia de todos los cuentos.

Los muertos tienen autopistas. Solo los vivos están perdidos.

Edición de lujo

Ya iba siendo hora que alguna editorial le diese a los Libros de Sangre la forma adecuada. Valdemar, con sus dos volúmenes de la Colección Gótica, ha sobrepasado con creces nuestras expectativas. Acompaña este último tomo el prólogo de Jesús Palacios, muy interesante para comprender las fuentes e influencias que inspiraron la obra breve de Barker. Coincidimos con él en creer que la genialidad del autor estriba en su asombrosa capacidad para traspasar barreras: con su prosa violenta, sugerente, deslenguada, nos arrastra a un mundo fascinante y horrible del cual no hay retorno posible. Asimismo, consigue renovar los arquetipos del género con increíble destreza.

La edición se  culmina con otra portada de Santiago Caruso, una traducción impecable y el gusto y detalle que ya son marcas indiscutibles de la editorial. Sin duda, es esta una obra indispensable y perfecta para disfrutar esta noche de Samhain, cuando el velo entre los mundos es tan sutil como sugerente. No deben perdérselo.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)