• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Valancy Stirling o El Castillo Azul

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 304
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
3 totales

 

Positivo


Un libro entrañable con una protagonista encantadora. Una historia con más trasfondo de lo que aparenta.

Negativo


Nada.


0
Posted 23/06/2015 by

 
Reseña
 
 

¿Quién puede resistirse a un buen clásico? Si además la edición es tan impecable como la que tenemos en nuestras manos, la elección es sencilla. L. Maud Montgomery fue una autora querida por sus seguidores y a día de hoy, ha conseguido hacerse un hueco en el panorama de la literatura universal como digna representante de la literatura clásica canadiense.

No es para menos, pues la obra de Montgomery fue extensa y, pese a que los críticos coetáneos no la tuvieron en cuenta al pensar que sus historias sensibles y femeninas no estaban a la altura de los grandes autores, la pluma de esta escritora es sublime y entraña mucho más significado de lo que en principio aparenta.

Solterona y apresada

L.Maud Montgomery escribió “El castillo azul” en 1926, pensada para un público más adulto que el de su serie cumbre y por todos conocida, “Ana de las Tejas Verdes”. Ubicada en la región canadiense de Muskoka en vez de en su isla natal del Príncipe Eduardo, narra la historia de Valancy Stirling, una joven soltera de 29 años (para vergüenza de su familia). Valancy lleva una existencia monótona y tan reprimida por su madre y el resto de miembros del clan Stirling que su único refugio es el Castillo Azul, un lugar de ensueño donde la muchacha es feliz.

Tras una inesperada noticia, nuestra protagonista decidirá rebelarse contra lo establecido y, por fin, tomar las riendas de su propia vida. Por primera vez, Valancy no se preocupará por las críticas y comentarios de su estirada familia, y abandonará el hogar familiar en busca de la felicidad. En el camino, conocerá a variopintos personajes con los que aprenderá a ser ella misma y encontrar su lugar en el mundo.

Una novela imprescindible

“El castillo azul” nos ha parecido una novela única y maravillosa. Montgomery es, sin duda, una escritora excelsa, con talento para concebir historias deliciosas y entrañables. Retratista soberbia, la autora pone su pluma al servicio de las personalidades, de la crítica sutil y las descripciones magníficas. Consigue sin esfuerzo trasladar al lector a las tierras canadienses, a los paisajes que tanto amaba.

Ésta es una lectura amable, desde el inicio hasta el esperado desenlace y, aún así, Montgomery consigue imprimirle interés a esta historia de superación con personajes carismáticos que cautivan al lector desde las primeras páginas. Tal y como ella misma afirmaba (y nos explican en el postfacio incluido al final del libro), su vida había sido demasiado dura como para oscurecer también la de otros. Algunos lectores creerán que estas novelas con finales felices son demasiado edulcoradas, pero en El Mar de Tinta no estamos de acuerdo: “El castillo azul” es sencillamente perfecto, bien escrito, con el punto justo de ironía (los pensamientos de Valancy sobre sus congéneres son hilarantes) y un mensaje profundo sobre el cual reflexionar.

Rebelarse contra lo establecido

Lucy Maud Montgomery fue una mujer avanzada a su época, pero con una profunda dualidad. En público pretendía no hacer juicios ni comentarios que pudieran calificarla de sufragista, o en su defecto feminista. Contradiciéndose en numerosas ocasiones: hemos podido comprobar cómo en su correspondencia privada declaraba que la mujer no debía (ni podía) conformarse con ser una buena esposa y criar a los hijos. Estos pensamientos, aunque reprimidos en su vida pública, quedaron reflejados en todas su obras. De hecho, fue esta segunda lectura lo que le confirió más importancia como escritora con el paso de los años.

He guardado las apariencias toda mi vida. Ya es tiempo de que me ocupe de la vida real. A las apariencias, ¡que las parta un rayo!

En “El castillo azul” vemos este deseo de rebelarse contra lo establecido, de decidir por uno mismo, impreso en cada una de las acciones y pensamientos de Valancy Stirling. En una sociedad de primeros de siglo XX, donde la única posibilidad para una señorita educada era conseguir un marido pudiente, los logros de la protagonista son mayúsculos (aunque no tan impactantes desde la perspecitva de un lector del siglo XXI). Asimismo, Montgomery nos alecciona de un modo ejemplar: el dinero, las posesiones materiales, el buen apellido o la estirpe familiar, no significan nada. La amistad, el amor, ser buena persona y conectar con el prójimo y la naturaleza, es lo que verdaderamente enriquece al ser humano, independientemente de su fortuna o linaje.

Con todo, repetimos que las críticas a la sociedad realizadas por Lucy Maud Montgomery son siempre sutiles, para que el lector avezado las sopese sin por ello dejar de degustar la deliciosa historia. Los logros y metas vitales que alcanza en este caso Valancy no revolucionan el mundo, pero son diminutos pasos que llevarán con el transcurrir del tiempo a conseguir otros más trascendentes. Es ese el motivo por el que “El castillo azul” y el resto de novelas de esta escritora son perfectas tanto para lectores jóvenes o adultos.

De enhorabuena

Los amantes de los clásicos y, en concreto, de la obra de esta autora canadiense estamos viviendo una época fantástica. Poco a poco, de la mano de editoriales como Dépoca y Toromítico, están llegando a nuestro país todas las novelas de Montgomery, excelentemente editadas.

La que ahora nos atañe, tiene el buen hacer de la editorial Dépoca impreso en cada una de sus páginas. Sin embargo, las ilustraciones escogidas para esta joya editorial no nos parece que estén a la altura ni de la traducción, ni de la magnífica portada. El estilo de Almudena Cardeñoso es suelto, casi abocetado, un tanto infantil. En definitiva, poco adecuado para este fantástico volumen. Debemos hacer una mención especial a las notas al pie de página, que ayudarán al lector a entender el contexto histórico que envuelve a Valancy, así como el postfacio, a cargo de Carmen Forján, el cual aporta muchos datos biográficos sobre la autora.

´”El castillo azul” es una obra imprescindible la cual demuestra, una vez vez más, que los clásicos son imperecederos. No nos queda nada más que alabar el buen gusto de la editorial Dépoca para escoger nuevos títulos a incluir en su ya espléndido catálogo.


Almudena Avilés Martínez

 
Periodista y futura historiadora del Arte. Actualmente compagino mi trabajo en una mutua con mi pasión por la lectura. Además me gusta el cine, la ciencia, el arte, la música, la cocina y, de vez en cuando, esbozar cuentos para niños que espero algún día ver publicados.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)