• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Mystic Topaz

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 316
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
4 totales

 

Positivo


Una fantasía esotérica tan fresca como irreverente.

Negativo


No apta para escépticos a la defensiva.


0
Posted 29/06/2016 by

 
Reseña
 
 

“Mystic Topaz”, el nuevo trabajo de Pilar Pedraza, es la gran apuesta de editorial Valdemar para este verano. Una deliciosa fantasía esotérica donde chamanes, espíritus y extrañas potencias sobrenaturales se dan cita en un pequeño establecimiento de terapias alternativas ubicado en el barrio viejo de la ciudad.

“Ahora pende de un cuerno de la luna”, escribió Shakespeare, “una gota espumosa de gran magia; me he propuesto cogerla cuando caiga”. Esta poética sentencia del Bardo nos resume perfectamente la esencia de “Mystic Topaz”, una recopilación de 36 cuentos breves como gotas de magia destilada que Pedraza se encarga primorosamente de recoger y plasmar en la nueva novela del sello “El club Diógenes”

Bienvenidos a Mystic Topaz

En el barrio gótico de una ciudad desconocida pero familiar, empotrada en una esquina de la calle Torre degli Arabeschi, se encuentra el establecimiento esotérico Mystic Topaz. Su escaparate, como un canto de sirena, invita a los viandantes a detenerse aunque sólo sea un segundo: en él, lucen tentadores anillos de Moctezuma, espejos pakua del Tíbet,  joyería fúnebre victoriana y mil gemas preciosas de portentosas cualidades.

Si entramos en el establecimiento, encontraremos a una pareja singular, las señoritas Geles y Delirio. Delirio es la belleza agitanada y exótica que regenta el negocio, pero no se dejen engañar por su aura mística: pese a estar versada en los misterios del Otro Mundo, Delirio tiene los pies firmemente plantados sobre éste y es una auténtica maestra del birlibirloque comercial. A su lado se encuentra, macarra, cínica y atea hasta la médula, la señorita Geles. Geles es licenciada en Filosofía, ayudante de Delirio y nuestra narradora particular. Será su voz, siempre fresca y cargada de retranca, la que nos narre los extraordinarios acontecimientos que se desarrollan en “Mystic Topaz”.

– Delirio, ¿cómo se puede ayudar a un muerto? – pregunté de nuevo, con la pesada insistencia de una niña.

– No creo que deba explicártelo, querida Geles. No se ha visto en el mundo cabeza más dura que la tuya ni materialismo más recalcitrante. Aunque presumes mucho de fantástica, haces yoga como quien hace gimnasia. En fin, te diré algo porque estamos solas y te interesan estas cosas, pero, por favor, no lo divulgues…

– ¡Que no! – mentí-. ¿Crees que voy divulgando cosas que están en Internet al alcance de todos? Seguro que buscas “ayuda a los muertos” y encuentras algo en El Rincón del Vago.

Realidades paralelas

Energías, auras, experiencias extrasensoriales, piedras energéticas y terapias alternativas… entendemos que el lector escéptico levante una ceja al leer la sinopsis de este libro, pero les aseguramos que Pilar Pedraza no está aquí para intentar convencernos de nada, sino simplemente para deleitarnos con la belleza de una realidad paralela. “Mystic Topaz” no es un libro exclusivamente dedicado a los místicos, sino a los amantes de todo lo bello y lo fantástico. La descripción de las piezas esotéricas que desencadenan las historias es una delicia apta para todos los credos.

Una de las características más adictivas de “Mystic Topaz” es que cada historia posee su propio estilo particular. Algunas son abiertamente sobrenaturales (“Rey de zombies”, “Lucky Manuel y los espejos tibetanos”, “Ilusiones ópticas”) mientras que otras sólo coquetean con lo oculto (“Sanando casas”, “Capricho urbano”,  “La coleccionista de tiempos”) y  en algunas llegamos a dudar sobre si estamos ante un fenómeno esotérico o una simple coincidencia (“Las Típulas”, “Las niñas que cosían estrellas”, “Morning Star”)

En nuestra opinión, el tacto especial de Pedraza para la narración de lo místico y esotérico brilla con más fuerza en las narraciones donde lo mágico se sugiere, en vez de mostrarse sin tapujos. Estos relatos sugerentes y sutiles, abiertos a nuestra interpretación, tienen mayor profundidad que aquellos puramente fantásticos.

Un estilo feérico y desenfadado

No siempre que hablamos de magia hay que usar el tono engolado y solemne que emplean muchos autores para dar sonoridad taumatúrgica a sus textos. Pedraza no necesita de estas triquiñuelas para invocar a lo sobrenatural, y con su prosa humorística y desenfadada es capaz de envolvernos en esa atmósfera extraña que se respira en “Mystic Topaz”, dónde los misterios cósmicos se funden con el tintineo de la caja registradora.

Parte de este mérito procede tanto nuestra narradora Geles, cínica y moderna, como de Delirio, mística y  mercachifle. Ambas tienen mucho desparpajo, buen ojo para percibir lo que les rodea y un sentido del  humor implacable.

Johnny era medio tonto, pero su mitad lista era listísima, privilegiada, como si toda la materia gris se hubiera acumulado en un lado de la cabeza, dejando la otra en reposo.

La realidad detrás de la ficción

Aunque el libro haya sido recientemente editado por Valdemar, “Mystic Topaz” nació en el verano del 2014 con vocación de cuento. Pedraza se hallaba en aquellos momentos inmersa en la corrección de “Lobas de Tesalia”, cuando recibió una invitación de la pequeña editorial “El Butano Popular” (hoy desaparecida) para participar en su fanzine a través de un relato semanal.

Esos textos, aliñados por sus propias experiencias en el Círculo Atlante (una tienda esotérica ubicada en Valencia) dieron como fruto esta fresquísima y divertida lectura de verano, ilustrada una vez más por los expresivos grabados de Luis Pérez Ochando. Un libro totalmente recomendable tanto para los creyentes como para los escépticos. ¿El único requisito? Que el lector tenga gusto por la fantasía, sensibilidad hacia los objetos bellos y muchas ganas de divertirse con la prosa desenfadada de Pilar Pedraza.


Leyre Segura Azkune

 
Mercenaria del arte y la palabra escrita, he trabajado como periodista, profesora, investigadora y conferenciante siempre al servicio de divulgación cultural. Soy licenciada en Historia del Arte por la Universidad Complutense de Madrid y toda mi trayectoria, tanto académica como laboral, está dirigida a la difusión cultural.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)