• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Wonder. La lección de August.

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 416
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
5/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Historia llena de emoción, recomendable para todas las edades.

Negativo


Se echa en falta conocer un poco más el punto de vista de los adultos implicados.


0
Posted 22/06/2018 by

 
Reseña
 
 

Raquel Jaramillo Palacio se hallaba con sus hijos en una heladería cuando un niño con malformaciones faciales apareció en el lugar. En el momento en que los niños lloraron ante esa visión, ella decidió que esa historia merecía ser contada. Así nació “Wonder”, su novela debut publicada en 2012,  que ha cosechado numerosos éxitos a lo largo del globo. Nube de Tinta ha aprovechado la adaptación cinematográfica para hacer una reedición de este libro que se está convirtiendo en todo un clásico juvenil.

El defecto genético con el que nació nunca ha impedido a August “Auggie” Pullman hacer lo que más le gusta. Como cualquier chico de diez años, monta en bicicleta y toma helado. Además, le encantan las películas de Star Wars y pasar el rato con su perrita Daisy. Sin embargo, todas estas experiencias han estado y van a estar marcadas por el hecho de que la e

nfermedad que padece causa malformaciones en su rostro. Por esa razón, jamás ha ido a la escuela y la sorpresa es máxima cuando sus padres deciden que, quizás, ya es hora de que lo haga por primera vez.

Lo habitual

“Creo que la única razón por la que no soy normal es porque nadie me ve como alguien normal”

 

R.J. Palacio utiliza esta sencilla premisa para introducir al lector es una historia conmovedora y llena de ternura. “La lección de August” es una novela con la cual tanto niños como adultos recordarán la importancia de la autoaceptación, incluso en los momentos arduos de la vida.

“La lección de August” es un libro juvenil sobre qué significa la normalidad, qué es, qué implica. En una sociedad altamente competitiva como en la que vivimos, es complicado no ser señalado por nuestras diferencias, comparándolas con el de resto de personas a nuestro alrededor. Para algunos será fácil no caer en ese enmarañado juego, pero para otros es tremendamente angustioso el sentimiento de rechazo que se puede producir. Auggie lo demuestra cuando recibe la noticia de que tendrá que dar la cara, y nunca mejor dicho, cada día en un colegio, con todo lo que ello supone.

Esta salida al mundo exterior no solamente implica una situación preocupante para este niño que enamora con su filosofía de vida, sino también para su familia, sus profesores y sus nuevos compañeros de clase. Todos ellos serán puestos a prueba, teniendo que lidiar no sólo con las diferencias de Auggie, sino con las suyas propias. La convivencia diaria, el bullying, el amor, la autoestima, el desarrollo personal y la empatía son sólo algunos de los temas que se tratan conscientemente en este contexto de pugna constante. A fin de cuentas, descubrir que la normalidad no tiene por qué ser sinónimo de corriente o anodino, y que la equidad es la base de las relaciones humanas, es la lección que acompaña a cada uno de los personajes de la novela.

Lo distinto

Bastante duro es ya ser el nuevo cuando tienes una cara normal. ¿Os imagináis cómo será teniendo su cara?

Una de los aspectos más reseñables de la historia es que una vez que se comprende que todos, en algún momento, hemos sido o seremos Auggie, la visión de nuestro entorno cambia por completo. A veces seremos ese niño diferente, que necesita apoyo y comprensión, y otras tantas seremos los que apoyan y comprenden. Cualquiera de los roles con el que nos identifiquemos al principio servirán de igual manera para sumergirnos en un vaivén de emociones y reflexiones imposibles de evitar, que la autora también utiliza para mostrarnos las experiencias de August.

La cuestión, como se ha mencionado anteriormente, es que esta no es sólo la vida de un niño diferente, sino de todas aquellas personas que le rodean. Por esa razón, R. J. Palacio conforma una novela coral, donde alterna la voz de varios de los personajes más jóvenes, que nos narran en primera persona los mismos sucesos, mostrando la relatividad de cada situación.  Estamos ante una forma original de narrar los hechos que permite agilidad a la hora de la lectura, sobre todo por los capítulos cortos (no más de cinco páginas cada uno) y de lenguaje sencillo. La información que nos muestran es sesgada, siempre desde las perspectiva de quien habla, pero gracias a esos múltiples puntos de vista se consigue una explicación profunda y rica en detalles.

Lo maravilloso

¿No es esa la pregunta que deberíamos hacernos a todas horas? ¿Qué clase de persona soy?

La historia que nos cuenta R.J. Palacio es el clásico “la belleza está en el interior”, con un aire totalmente renovado, que nos infunde una certeza de que el cambio es totalmente posible. La idea es clara y concisa, con tintes agridulces y una prosa delicada, cuidada con esmero de principio a fin, que les cautivará sin remedio. Querer saber más sobre August es inevitable: el lector empatiza fácilmente con el protagonista quien se convertirá en su nuevo mejor amigo.

No hay que olvidar que el ser humano se caracteriza por aprender continuamente de todo lo que le rodea, incluso cuando no lo hace siquiera a propósito. A veces tendemos a pensar que esto solamente ocurre con los niños, bien denominados “esponjas del conocimiento”, pero incluso los adultos lo hacemos cada día sin percatarnos en absoluto. Contando con ese matiz, el libro pueda ser leído, sopesado y disfrutado con cualquier edad. Desde los más pequeños, que comienzan a reflexionar sobre los conceptos de los que trata la novela, hasta los mayores, que han de recordarlos.

Desde El Mar de Tinta, creemos que merece la pena  darle una oportunidad a la novela. Es tan importante aceptar los retos de lectura más atrevidos, complejos e intrincados como volver, de vez en cuando, a los mensajes más sencillos, refrescando así la memoria, haciendo autocrítica. De esta manera, no sólo seremos capaces de ver a los August del mundo con otros ojos, sino que reafirmaremos la clase de persona que somos (y queremos ser).

Lo nuevo

Nube de Tinta, uno de los sellos más jóvenes de Penguin Random House, se caracteriza por un catálogo repleto de historias fascinantes, englobadas en su mayoría en el género Young Adult. Las novelas son fáciles de leer y entretenidas, con una edición de tapa blanda muy manejable, perfectas para leer en cualquier sitio cómodamente. “La lección de August”, en ese aspecto, no es una excepción. No obstante, destaca entre el resto de novelas de la editorial por su portada, ya sea la original o aquella que trae una fotografía de la adaptación cinematográfica.

Hemos de mencionar, en relación a esto último, que además de recomendar activamente la lectura de la novela, debemos hacer lo propio con la película. La adaptación le hace plena justicia a la historia original de Palacio, incluso a la hora de conformar la estructura coral, la cual mantiene. Cierto es que resulta complicado narrar de la misma manera en lenguajes totalmente diferentes, como son el escrito y el audiovisual, pero los guionistas han conseguido plasmar la esencia de August y su vida sin cambiar los detalles más representativos de la misma.

En conclusión, “La lección de August” es una novela sencilla, pero cargada de temas complejos, cuya lectura no deja indiferente a ningún lector, independientemente de la edad con la que se lea. Por esa razón, en El Mar de Tinta os invitamos a darle una oportunidad y disfrutar de sus páginas de la misma forma que nosotros lo hemos hecho.


Loles Gálvez

 


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)