• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Media guerra

 

 
Generales
 

Autor:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 448
 
Historia
 
 
 
 
 


 
Autor
 
 
 
 
 


 
Edición
 
 
 
 
 


 
Portada
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Un final de altura para una trilogía excelente.

Negativo


Nada.


0
Posted 29/02/2016 by

 
Reseña
 
 

Resulta sorprendente leer, en la breve biografía que aparece en los volúmenes que conforman la trilogía de “El mar Quebrado”, que Joe Abercrombie “es considerado por muchos expertos del género como la joven promesa de la literatura fantástica británica e internacional”. Y si sorprende es porque, a estas alturas, cualquier seguidor de la trayectoria del autor inglés sabe que la promesa lleva tiempo siendo una firme realidad.

La calidad de la obra de Abercrombie no ha dejado de crecer desde unos inicios impresionantes (la trilogía “La primera ley”), con obras tan extraordinarias como “Los héroes” o “Tierras rojas”. La decisión de pasarse al ámbito de la literatura para jóvenes adultos fue una jugada arriesgada, pero tras leer “Medio rey” quedó claro que su toque personal se mantenía intacto. Ahora, tras esa gran segunda parte que fue “Medio mundo”, llega el momento de poner el broche de oro a la trilogía con “Media guerra”, una novela llena de sorpresas que proporciona un magnífico punto ¿final? a las aventuras del padre Yarvi, Espina Bathu y compañía.

Contra el Alto Rey

Tras los acontecimientos narrados en “Medio mundo”, la guerra contra el Alto Rey es ya una realidad. La alianza entre gettlandeses y vansterlandeses (enemigos tradicionales) es frágil, y los fuertes egos de sus respectivos líderes (Uthil de Gettlandia y Grom-gil-Gorm de Vansterlandia) dificultan los planes meticulosamente trazados por el padre Yarvi, clérigo del soberano de Gettlandia.

Sin embargo, un ataque tan brutal como traicionero por parte del ejército del Alto Rey hará que la princesa Skara, única superviviente de la familia real de Trovelandia, se una a los aliados para liberar a su pueblo y obtener una justa venganza. Su voto resultará decisivo, y el valor e inteligencia de los cuales hará gala la convertirán en un símbolo que inspirará a los curtidos guerreros de las tres naciones vinculadas por el deseo de imponerse a la ambición del Alto Rey. El destino de varios reinos dependerá del resultado de una decisiva batalla en la cual se demostrará, una vez más, que todo vale en la guerra.

Nuevos personajes

Al igual que ocurriera en la anterior entrega de la trilogía, en “Media guerra” Abercrombie introduce unos cuantos personajes nuevos de gran importancia para la trama. El principal es, por supuesto, la princesa Skara, una joven de apariencia frágil que ha de aprender a marchas forzadas lo que significa ser soberana de una nación. Gracias a las enseñanzas de la difunta madre Kyre, y apoyada por su nueva consejera, la hermana Owd, Skara se enfrentará a sus temores, asumirá su papel y, finalmente, demostrará estar forjada de un metal tan sólido como el mejor acero.

Otro nuevo personaje de gran relevancia para la historia es Raith, un agresivo muchacho al servicio del rey Grom-gil-Gorm que acabará, por azares del destino, como protector de una Skara cuya belleza le fascinará desde el primer momento. Personaje típico de Abercrombie (emparentado con Logen Nuevededos y Caul Escalofríos), Raith representa el deseo de cambiar a mejor, abandonando una vida sin más objetivo que participar en el próximo combate. Su evolución en la novela, paralela a la vivida por Skara, hace del joven vansterlandés una de las más interesantes nuevas aportaciones al elenco de protagonistas de la trilogía de “El mar Quebrado”.

Por su parte, Koll no es nuevo en la saga, puesto que ya aparecía en “Medio mundo”, pero en el libro que nos ocupa juega un papel mucho más importante como aprendiz de padre Yarvi, y se halla dividido entre su deseo por convertirse en clérigo y el amor que siente por cierta hábil herrera. Por último, no hay que olvidar a Yilling el Radiante, campeón del Alto Rey. Se trata de un guerrero tan hábil como cruel, adorador de la muerte y desconocedor del miedo. Es decir, otro de esos grandes personajes que Joe Abercrombie parece poder crear con una facilidad envidiable.

La otra media guerra

En “Media guerra” aprendemos que la lucha en el campo de batalla sólo representa la mitad de cualquier conflicto entre naciones. La otra mitad, sin duda la más importante, es aquella que libran las mentes de quienes manejan realmente los hilos del destino de los reinos enfrentados. Los verdaderos adversarios en este caso no son los reyes, sino sus clérigos, y serán las maquinaciones del padre Yarvi y la abuela Wexen (taimada consejera del Alto Rey) las que harán que la guerra sea ganada por uno u otro bando.

No hay que olvidar que fue la ambición desmesurada del Alto Rey, alentada por su clériga, la que hizo que Yarvi jurara vengarse de quien organizó el asesinato de su padre y su hermano. La venganza ha sido el hilo conductor de la trilogía de “El mar Quebrado” desde el primer momento, y queda bien claro que la abuela Wexen cometió un terrible error al granjearse un enemigo como el ahora padre Yarvi, un hombre de una inteligencia inigualable dispuesto a todo con tal de conseguir cumplir su juramento. No obstante, Wexen no es una adversaria baladí, de modo que pondrá a prueba la inteligencia de su rival, quien habrá de encajar más de un duro golpe.

Broche de oro

Con “Media guerra”, Joe Abercrombie demuestra que sigue siendo capaz de atrapar al lector desde la primera página, para arrastrarle a un intenso viaje plagado de emoción, sorpresas, personajes memorables y abundantes reflexiones sobre la naturaleza humana, el poder y la guerra. Nos acompañarán durante la azarosa travesía nuevos compañeros y, por supuesto, nos reencontraremos con viejos conocidos (Rin, Rulf, Jenner el Azul, Brand, la reina Laithlin, Skifr, etcétera).

Este último capítulo de la trilogía, publicado como los anteriores en el sello Fantascy de Penguin Random House, cierra brillantemente la saga sin dejar cabos sueltos, al tiempo que nos deja con ganas de saber qué será de quienes quedan en pie al final (en efecto: se producen unas cuantas muertes de importancia a lo largo de la novela). ¿Quién sabe? Quizá algún día Abercrombie decida regresar a las tierras que rodean el mar Quebrado. Mientras tanto, no tardaremos en disfrutar con una antología de relatos ambientados en el mundo de “La primera ley” (en abril, si todo va bien) y, además, se ha confirmado que el autor va a realizar una nueva saga en la cual retomará a los personajes de su primera trilogía. Al parecer, tenemos Abercrombie para rato, y en El Mar de Tinta no podríamos estar más entusiasmados.


José Rafael Martínez Pina

 
Nací en 1973. Me licencié en Filología Inglesa en la Universidad de Alicante, y soy profesor de inglés en mi propia academia. A pesar de trabajar doce horas al día, inexplicablemente encuentro tiempo para leer dos o tres libros cada semana. Además de la lectura, me apasionan la música, el cine, las buenas series de televisión, la comida china y escribir.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)