• Menu "top-menu" not defined.

 
 


 
Noticias
 

Cocina internacional (Todas las cocinas de canal cocina)

 

 
Generales
 

Autor:
 
Tema:
 
Editorial:
 
Sello:
 
Número de páginas: 255
 
Utilidad
 
 
 
 
 


 
Información
 
 
 
 
 


 
Fotografía
 
 
 
 
 


 
Formato
 
 
 
 
 


 
Total
 
 
 
 
 
4/5


Usuarios
sin puntuar

 

Positivo


Bonitas fotos, totalmente manejable mientras se cocina, gran variedad de recetas, bien explicadas y que salen bien.

Negativo


Estaría más completo si hubieran viajado un poco más al este (India, Lejano Oriente...).


0
Posted 15/06/2016 by

 
Reseña
 
 

Canal Cocina  nos brinda la ocasión de viajar por el mundo desde nuestros fogones. A partir de su programación de gastronomía internacional, donde cocineros oriundos de cada país nos presentan los platos típicos, compilan aquí una selección de recetas fáciles y sabrosas y lo ponen a nuestro alcance con este volumen a cargo de Grijalbo.

Encontramos en “Cocina Internacional” una cuidada presentación, desde la encuadernación en pasta dura hasta la presencia de vistosas fotografías en prácticamente todas las recetas. Así, facilita y motiva enormemente a la hora de acometer cada uno de los platos que conforman el recetario.

Qué cocinas se pueden encontrar

Nuestro viaje empezaría en Francia e Italia, dos valores seguros. Pasamos al Medio Oriente y realizamos nuestra particular versión de la ruta de las especias, pues la cocinera que presenta el programa no se centra en un único país. Cruzamos el charco y, como en una ruta 66, recorremos los Estados Unidos buscando delicias (y encontrándolas). Atravesamos el río Bravo (que no Grande) y llegamos a México, que es mucho más que comida picante. Damos un salto y nos situamos en Perú, cuya cocina se revaloriza cada vez más internacionalmente;.D ahí pasamos a Brasil, el gigante amazónico, con propuestas que nos sorprenderán a este lado del Atlántico.

Cada una de estas siete secciones se divide en primeros, segundos (a veces llamados “platos principales”) y postres. Para no perderse en estas geografías culinarias, el libro remata en dos índices: de recetas (también ordenado por región) y por ingredientes, útil éste último para dar salida a algunos excedentes de nuestra despensa.

Saliendo de sota, caballo y rey

Una de las virtudes de este recetario, si no la principal, es salirse del tópico de cada gastronomía: por supuesto, hay clásicos en cada una de las cocinas que se visitan, pero el libro no se ciñe a los platos archiconocidos de cada región: es una puerta a la aventura, cuando menos, culinaria, o directamente antropológica. Lo que se come en el día a día de cada una de estas regiones y los ingredientes que se manejan (gracias a la globalización, pueden encontrarse casi en cualquier parte con alguna salvedad, como algunas clases de chiles o ajíes, en los casos de México y Perú).

Pasado este escollo, las recetas son en general accesibles y muy resultonas, hasta el punto de invitar al cocinero y sus cobayas a conocer más de cada gastronomía. De hecho, en el libro se añoran incursiones al Lejano Oriente, aunque programas como “Oriental y tal” no se ciñera a ningún país concreto.

El Mar de Tinta cocina

De toda la oferta de recetas, elegimos la mexicana pollo al chipotle, que tiene la virtud de que sus ingredientes se pueden encontrar con facilidad (en particular la lata de chipotle, que se puede comprar en grandes superficies o de productos hispanoamericanos).

0014a Cocina internacional

Empezamos sofriendo el beicon en taquitos en una sartén y, en la grasilla que suelta tras haberlos retirado, el pollo en tacos.

Disolvemos en nata una pastilla de caldo de pollo y los chiles chipotles.

0014b Cocina internacional

Devolvemos el beicon a la sartén y cubrimos con la mezcla de la nata y dejamos hervir (sin que se suba la nata) hasta que se espese la salsa.

0014c Cocina internacional (1)

Servimos con tortillas de maíz (que, entre otras cosas, ayudarán a mitigar el intenso picor que dejará el chipotle).


Susana de Ory Murga

 
Estudié trabajo social hace tiempo, en una galaxia muy muy lejana, pero los derroteros vitales me han llevado a hacer filología hispánica por la UNED (todavía estoy en éstas) y a fundar mi pequeña empresa de traducciones. Por el camino he descubierto las mieles de la gastronomía, y ahora mi biblioteca se divide en dos (como mínimo): lo literario y lo gastronómico. A ambas partes las quiero por igual.


0 Comments



¡Se el primero en comentar!


Deja una respuesta


(required)